Museos: el nuevo negocio de China

Lunes, 22/05/2017
pueblo en línea

Después de visitar el Museo del Palacio Imperial de Beijing, Lei Shiyi, estudiante universitario de Chongqing, compró dos marcadores para libros en la tienda de souvenirs del histórico recinto, también conocido como la Ciudad Prohibida.

"Me llevó conmigo una parte de la Ciudad Prohibida", aseguró Lei.

La experiencia del Museo del Palacio Imperial de Beijing en la creación de productos culturales comenzó en 2007 cuando diseñó varios souvenirs para los Juegos Olímpicos Beijing 2008.

En los 10 años siguientes, el Museo del Palacio Imperial de Beijing ha logrado crear más de 9.600 souvenirs relacionados con la temática imperial y las exposiciones celebradas en sus galerías.

Las bufandas de seda, por ejemplo, con patrones imperiales como los dragones han sido uno de los motivos más apreciados por los visitantes.

"Tenemos como misión vincular las piezas históricas a la vida cotidiana para mantener vivo su valor cultural", destacó Shan Jixiang, director del Museo del Palacio Imperial de Beijing.

"En el pasado, los souvenirs vendidos en el Museo del Palacio ponían un énfasis especial en la historia, el conocimiento y las artes, pero carecían de originalidad y novedad técnica", admitió Shan. "Para satisfacer la demanda de los clientes, en particular de los jóvenes, hay que encontrar nuevas formas de crear productos culturales que resalten la importancia cultural del Museo del Palacio Imperial".

Más de 200 artículos del Museo del Palacio Imperial, incluyendo cuadernos con tapa bordada, rollos de caligrafía y reproducciones artísticas se exihibieron en Frankfurt Paperworld, importante feria internacional de productos culturales.

La exposición tuvo un éxito inmediato y muchos concesionarios internacionales pidieron cooperar con el Museo del Palacio Imperial.

"Promover la cultura china en todo el mundo es nuestro sagrado deber", subrayó Yang.

Asimismo, el Museo Nacional de China comenzó un proyecto similar en 2011. El museo de museos ha creado más de 3.000 souvenirs. En el 2016, su venta de productos culturales ascendió a US$330 millones.

"El Museo Nacional aspira a servir como referencia para la creatividad comercial que necesitan desarrollar muchos museos chinos", precisó Jiang Mingwei, subgerente del departamento de productos culturales.

El Museo Nacional ahora se encuentra trabajando con la Zona de Libre Comercio de Shanghai y con la empresa Alibaba para articular una línea de diseño, producción y comercialización de productos culturales y souvenirs chinos para el mundo entero.

En marzo del 2016, el Consejo de Estado instó a "desarrollar la industria cultural creativa" con sensibilidad, elegancia y originalidad. "Los museos chinos están liderando la innovación cultural en el país", concluyó Jiang.

Comentarios