Alimentos

Alimentos

El grupo ha estado planeando lanzar una superapp que vincularía todos sus negocios de consumo, ya que compite contra Amazon y Reliance Industries, que han hecho grandes apuestas en el auge del e-commerce en India.
El país ya está a la par con Japón como el segundo mayor importador de maíz del mundo, según estimaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.
Respaldad por Softbank y mas recientemente por la surcoreana STIC Investments, la superapp de Singapur aún debe demostrar que puede ser rentable.
"El tema del trabajo forzoso (en plantaciones de palma) planteado y denunciado por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos es un tema antiguo y la industria ha tomado medidas", dijo el gobierno.
Su lanzamiento en Asia se produce cuando el fabricante de carne de origen vegetal dijo que aún estaba esperando la aprobación de los reguladores chinos. Su ingrediente clave, el hemo, elaborado a partir de levadura modificada genéticamente, requiere aprobación en China.
El propósito de esta actividad fue ayudar a los importadores taiwaneses de mariscos a paliar los efectos de la pandemia de la COVID-19, tales como las restricciones de viaje, agilizando los negocios por medio del mercadeo digital.
Once tipos de productos paraguayos podrán ser exportados a Taiwán, libre de aranceles, tras la tercera reunión del Comité Conjunto del Acuerdo de Cooperación Económica entre ambos países.
Se espera que el mercado de entrega de alimentos de Corea del Sur aumente un 40% este año, a alrededor de US$ 15.4oo millones, desde US$ 11 mil millones en 2019, solo superado por China y Estados Unidos.
Una neblina de smog se instaló sobre la ciudad, lo que redujo la visibilidad de manera significativa, ya que el índice de calidad del aire (AQI) pasó de 300 en una escala de 500, lo que indica condiciones "muy malas" que representan un riesgo de problemas respiratorios,
Tokyo Electric ha recolectado más de un millón de toneladas de agua contaminada desde que la planta fue paralizada por un terremoto y un tsunami en 2011.
Bayas congeladas de bajo costo producidas en China se enviaron a una planta en Chile donde se volvieron a empaquetar y rebautizaron como productos orgánicos de primera calidad cultivados localmente.
Para completar el proceso hubo una serie de pasos previos como una cuarentena, certificación sanitaria y fitosanitaria de lugares de producción, plantas empacadoras, envíos y manejo integrado de plagas.
El país asiático aceptó el modelo de certificado sanitario propuesto por las autoridades argentinas para exportar mantequilla, leche en polvo, leche en estado natural, suero, queso y crema.
Sospechas por COVID-19 afectan los envíos de Minerva, el mayor exportador de carne de res de América del Sur. China es el mayor importador de carne brasileña.
El país asiático ya abrió sus puertas al fruto chileno, que llega a competir directamente con las exportadas desde Estados Unidos y Perú.
El país latinoamericano solo es superado por Estados Unidos, según informó el presidente del Senacsa. Desplaza así a naciones como Australia en las preferencias taiwanesas.
El gobierno insiste en que las nuevas reglas les dan a los agricultores la opción de vender sus productos a compradores privados, mientras (el gobierno) todavía comprarían productos básicos como arroz y trigo a precios garantizados.
Hasta el 24 de este mes se dedicarán un total de seis días y noches laborables a esta misión, y empresas taiwanesas se encuentran organizando videoconferencias en línea con compradores de Colombia, Perú, Chile y Brasil.
Una prohibición del glifosato habría significado que el grano cultivado con él no podría ingresar a Tailandia, negando a los exportadores estadounidenses de cultivos a granel, incluidos la soja y el trigo.
Aunque sigue siendo un negocio de nicho en comparación con la gigantesca cadena de suministro de carne de China, las alternativas vegetarianas a la carne están ganando terreno luego de problemas de salud como el nuevo coronavirius y la peste porcina africana, dijeron analistas y conocedores de la industria.
Una ofensiva de China de renegociar los precios de los contratos también influyó en que las ventas argentinas a China bajaran un 30% intermensual en enero a 31.415 toneladas.