Alimentos

Alimentos

El temor al COVID-19 importado y el aumento de los precios del cerdo impulsan la industria avícola local. Aunque es mala noticia para exportadores cárnicos hacia China, podría ser una oportunidad de mayor venta de cereales forrajeros clave como el maíz y la soja.
Una muestra tomada de la superficie de alitas de pollo congeladas importadas a la ciudad sureña de Shenzhen desde Brasil, así como muestras de envases exteriores de camarones ecuatorianos congelados vendidos en la ciudad noroccidental de Xian, dieron positivo al virus
Los precios de los alimentos se han disparado desde abril debido a las interrupciones de la oferta causadas por un bloqueo nacional impuesto para contener la propagación del coronavirus.
En julio, los funcionarios de aduanas de Dalian, habían detectado coronavirus en el empaque de camarones congelados importados de Ecuador, y luego China suspendió sus importaciones.
Algunas trituradoras de soja chinas, que a principios de este año tuvieron que frenar las operaciones debido a la escasez de suministros, ahora luchan con inventarios abultados.
Varios minoristas británicos retiraron los productos de coco tailandés de sus estantes, después de que un informe de PETA alegara que son recogidos por monos maltratados.
La perspectiva de un patrón climático de La Niña que traiga un clima más húmedo de lo normal a Indonesia y Malasia también podría afectar negativamente la producción y cosecha de cultivos.
El aumento de precios podría apoyar a la industria del té local, que ha luchado con el aumento de los costos de producción, pero también puede jugar en contra, impulsando a países rivales como Kenia y Sri Lanka.
"Las plantas procesadoras de carne argentinas que han dejado de exportar temporalmente a China no tendrán que suspender por más de 10 días y la situación no representa una amenaza a largo plazo para el sector", dijo la cámara local de la industria cárnica.
China ya ha bloqueado las exportaciones de seis plantas empacadoras de carne en Brasil, el segundo país más afectado por la pandemia en el mundo, con casi 2 millones de casos de enfermedades respiratorias.
La firma es un estudio de VC que se especializa en realizar softlanding de start-ups de Asia en Latinoamérica. Cuenta con una sede en Colombia y otra en Singapur.
Los hallazgos son los primeros resultados positivos anunciados por Beijing desde que comenzó a realizar pruebas a las importaciones de alimentos congelados buscando la presencia del virus. 
Beijing ha suspendido las importaciones de más de 20 plantas en el extranjero que procesan carne de cerdo, carne de res y aves de corral desde mediados de junio, después de que los trabajadores se infectaron con el virus.
Medida afecta a dos plantas controladas por las firmas JBS y BRF. Aunque Beijing no dio razones claras, se asume que es debido al alto número de contagios. Hace días trascendió que se pedía un sello de inocuidad en la exportación de soya brasilera.
La fuerte disminución de los envíos a China, -50% tanto en volumen, como en valor, continuaron impactando los resultados. En tanto que Japón tuvo una inesperada alza.
"Las políticas adoptadas (...) en virtud de la Directiva II de Energía Renovable de la Unión Europea han creado restricciones irrazonables a los esfuerzos de sostenibilidad de Malasia", dijo el país en un comunicado.
Fiorella Bonino, creadora de la firma CHINAExpert de consultoría y asesoría para hacer negocios con China, explica a AsiaLink sobre los requerimientos y productos que el consumidor chino está demandando de Chile.
"No hay evidencia de que el coronavirus pueda ser transmitido por alimentos", dijo Marcos Amorim, miembro de ANEC, durante un seminario web organizado por la firma de abogados Mattos Engelberg.
El Monzón entrega alrededor del 70% de la lluvia anual de la India y riega casi la mitad de las tierras agrícolas de secano del país, que carecen de infraestructura de riego.
Este es el tercer convenio suscrito durante el gobierno del presidente panameño, Laurentino Cortizo, que ha facilitado las exportaciones de productos panameños a China.