Ciencia

Ciencia

Mientras en Nueva Delhi los hospitales están abarrotados y se registran altas tasas de mortalidad, Corea del sur anuncia multas para ciudadanos que no respeten medidas de resguardo, como uso de mascarillas. Japón en tanto, seguirá con su política de no imponer emergencia. Tres formas en que naciones de Asia lidian con el rebrote de COVID-19.
El gobierno se ha comprometido a proporcionar vacunas gratuitas para toda la población para mediados de 2021 y ha asegurado suministros de los principales candidatos a vacunas, incluido uno desarrollado por Pfizer Inc.
El explosivo avance de la enfermedad transforma a la nación de los Himalayas en el segundo país con más casos en ascenso en el sur de Asia, después de India. Se espera que el invierno empeore la situación.
"En este momento en Delhi, el coronavirus y la contaminación están causando un gran caos", dijo Arvind Kejriwal, el primer ministro de Delhi en un video grabado en Twitter.
El trabajo para extraer el petróleo a lo largo de aproximadamente 30 km de costa se estaba llevando a cabo sin problemas y probablemente se completará en enero, dijo la firma responsable.
La estricta fórmula de China de bloqueos inmediatos y pruebas masivas, incluso ante los primeros signos de infección, ha sido vital para su éxito en el control de la enfermedad, permitiendo que su economía se recupere rápidamente de la crisis, dicen los funcionarios.
"No termines siendo un verdadero fantasma mientras disfrutas de Halloween", dice la leyenda en un póster en Seúl. Otro advierte que la fiesta de este año "podría volverse realmente aterradora".
La "seria preocupación" de Corea del Sur por el agua contaminada se expresó cuando altos funcionarios nipones se reunieron para conversar en Seúl por primera vez desde que Yoshihide Suga asumió el cargo el mes pasado.
La meta trata de hacerse cargo por primera vez de elementos objetivamente medibles, al tiemo que Beijing arremete contr Estads Unidos, esta vez por desentenderse de los acuerdos mundiales por el cambio climático.
El plan incluye la remodelación de edificios públicos, la creación de bosques urbanos, el reciclaje, el establecimiento de una base para energía nueva y renovable y la creación de complejos industriales de energía baja en carbono para reducir la dependencia de los combustibles fósiles.
Antes de la pandemia, la OIT proyectaba que se podrían crear 14,2 millones de empleos verdes en Asia para 2030 si la región adoptaba medidas para frenar el calentamiento global, como impulsar el uso de energías renovables o vehículos eléctricos.
El subsecretario David Stillwell, dijo que EE. UU. estaba trabajando para construir una "asociación económica más fuerte" con Indonesia, recordando la donación de 1.000 ventiladores como parte de un paquete de ayuda para el coronavirus.
Muhyiddin había solicitado una regla de emergencia en medio de un nuevo aumento en las infecciones en Malasia y una pandemia global que ha golpeado la economía. Pero los críticos lo acusaron de usarlo como pretexto para suspender el parlamento y evitar una prueba de su escasa mayoría parlamentaria.
La apuesta de la nación asiática es que vacunarse contra la gripe estacional este año aumentaría las posibilidades de éxito de una vacuna contra el COVID-19 el 2021. Pero el caso de 13 fallecidos ha asustado a la ciudadanía.
La medida, si se confirma, convertiría a la tercera economía más grande del mundo en el segundo país asiático después de Corea del Sur en apuntar al objetivo de 2050 que se considera el mínimo necesario para evitar que las temperaturas medias globales aumenten en más de 1,5 grados Celsius.
Una neblina de smog se instaló sobre la ciudad, lo que redujo la visibilidad de manera significativa, ya que el índice de calidad del aire (AQI) pasó de 300 en una escala de 500, lo que indica condiciones "muy malas" que representan un riesgo de problemas respiratorios,
Tokyo Electric ha recolectado más de un millón de toneladas de agua contaminada desde que la planta fue paralizada por un terremoto y un tsunami en 2011.
En el meollo está el influyente Consejo Científico de Japón (SCJ) de 210 miembros, creado después de la Segunda Guerra Mundial para proporcionar aportes científicos independientes para la política.
Las autoridades han advertido que es posible que deban volver a imponerse las restricciones al coronavirus si la tendencia continúa, en medio del descontento popular hacia los políticos, a los que se ha culpado por el aumento.
La destrucción de los recursos naturales, la negación de los derechos forestales y la pérdida de tierras comunitarias en Tailandia para la industria y el turismo han perjudicado a los agricultores y aldeanos, muchos de los cuales carecen de tenencia formal.
Mientras en Nueva Delhi los hospitales están abarrotados y se registran altas tasas de mortalidad, Corea del sur anuncia multas para ciudadanos que no respeten medidas de resguardo, como uso de mascarillas. Japón en tanto, seguirá con su política de no imponer emergencia. Tres formas en que naciones de Asia lidian con el rebrote de COVID-19.