Ciencia

Ciencia

La construcción de una nueva capital para Indonesia podría retrasarse hasta 2022 o 2023, ya que el gobierno centra sus esfuerzos en encontrar y luego distribuir una vacuna para el COVID-19.
El impacto total aún se está desarrollando. Mientras los residentes se apresuran a limpiar las manchas de petróleo, ven anguilas muertas y peces flotando en el agua mientras aves marinas empapadas de combustible cojean en tierra.
En dos docenas de pequeñas ciudades y pueblos, la gente ha renunciado en gran medida al distanciamiento social y las máscaras después de meses de apegarse a las reglas, creyendo que el virus no es una amenaza tan grave.
El barco operado por Mitsui OSK Lines Ltd, chocó contra un arrecife de coral y comenzó a filtrar petróleo la semana pasada, lo que generó temores de una gran crisis ecológica.
El alcalde de la ciudad, Tomihisa Taue, instó al gobierno a firmar inmediatamente el tratado de la ONU que prohíbe las armas nucleares y pidió más esfuerzos para acabar con este tipo de armamento.
La separación - y segregación - de trabajadores migrantes explicaría un aumento de autoagresiones, mientras que la enfermedad tropical ha vuelto con fuerza. Una tormenta perfecta en la ya golpeada ciudad-estado que registra casi 300 nuevos casos diarios de coronavirus.
Países del sudeste asiático son golpeados regularmente por el smog que proviene de la tala y quema de tierras y bosques para la producción de aceite de palma y la agricultura.
Durante casi 50 años, Tanaka se ha pronunciado a favor del desarme nuclear con la esperanza de que sus experiencias como testigo de una de las dos únicas bombas nucleares que se utilizarán en un conflicto sirvan para poner fin a su uso potencial.
Los planes de Hengli incluyen convertir 20 millones de toneladas de carbón en 9 millones de toneladas de productos químicos finos y poliéster al año. No está claro el impacto ambiental del proceso.
Las fuertes lluvias monzónicas en Assam y Bihar han creado miles de desplazados que no pueden cumplir con las medidas de distanciamiento social y colapsan los sistemas de salud.
Los planes, que incluyen la creación de sitios de investigación y fabricación en todo el país para desarrollar medicamentos y dispositivos médicos, están en linea con el boicot a productos y servicios chinos.
Las autoridades señalaron la necesidad de capacitar a los médicos para posibles brotes de enfermedades infecciosas peores que el COVID-19, señalando el riesgo de epidemias más frecuentes y un número limitado de camas para los enfermos.
Gran parte del distrito financiero del país, donde numerosas empresas y bancos multinacionales tienen oficinas, está construido en terrenos recuperados y está a menos de 5 metros sobre el nivel del mar.
Las pruebas de ácido nucleico deben completarse dentro de los cinco días posteriores al embarque, dijo la Administración de Aviación Civil de China en su sitio web.
Las emisiones de CO2 de la industria de las centrales eléctricas de carbón probablemente superarían el objetivo de emisiones de 2030 en 50 millones de toneladas, lo que equivale al 5% de la meta de emisiones del país en 2030
El laboratorio a cargo, Gilead, dijo que un análisis mostró que remdesivir ayudó a reducir el riesgo de muerte en pacientes gravemente enfermos, pero advirtió que se necesitaban ensayos clínicos rigurosos para confirmar el beneficio.
Sus creadores destacan que se ha puesto al servicio de las últimas tecnologías de inteligencia artificial y análisis de Big Data, con lo cual ya ha podido testear más de 30 drogas potencialmente efectivas para combatir el Covid-19.
Trascendió que el ministro de industria anunciará que cerca del 90% de las 114 plantas de energía construidas antes de mediados de la década de 1990 y consideradas ineficientes por el gobierno serán cerradas o desmanteladas.
Las bajas temperaturas del recinto podrían ser favorables para la supervivencia viral, así como la alta humedad, según las autoridades, que suspendieron importaciones desde la UE.
La Facultad de Medicina Duke-NUS trabaja en una tecnología que instruye a las células humanas a producir proteínas específicas de coronavirus que producen una respuesta inmune.
Más de 480 millones de personas que viven en las vastas franjas del centro, este y norte de la India, padecen niveles de contaminación significativamente altos, según un informe elaborado por el Instituto de Política Energética de la Universidad de Chicago.