Economía y Negocios

Economía y Negocios

La cuarentena más grande del mundo dejó a millones de personas sin trabajo y obligó a los trabajadores migrantes a huir a sus aldeas en busca de comida y refugio.
El país suspendió todas las llegadas extranjeras el martes después de que un estudio mostró que más de 140.000 personas podrían morir por el virus sin una acción más dura.
Plataforma AgTech recibió importante inversión de la colombiana Latin Leap Venture Capital Studio para ampliarse en el continente.
La campaña de pruebas masivas del país, respaldada por un intenso rastreo de contactos, ha sido reconocida como una ayuda para frenar la propagación del virus.
La rápida propagación del contagio en el país está afectando gravemente a los hospitales en la capital, Tokio, en Osaka y algunas otras prefecturas; expertos llaman a una acción rápida.
Los estados del norte dependen de los trabajadores agrícolas del este de India, pero la mayoría de ellos regresaron a sus aldeas tras la cuarentena.
La nación ve una mejor perspectiva después de que el brote del virus paralizó las ventas de sus competidores, India y Vietnam, la semana pasada para garantizar el suministro interno.
Beijing busca ayudar al ejército de pequeñas empresas del país a acceder rápidamente al capital, a pesar del impacto a corto plazo del virus en la confianza empresarial.
Las restricciones de viaje han interrumpido el comercio y los volúmenes de rutina del mercado de bonos y han llevado a los principales operadores a buscar la intervención del ministerio de finanzas.
El domingo el país confirmó el domingo 68 nuevos casos solo en Tokio, un aumento diario récord para la capital, llevando el recuento general del país a más de 1.800 infecciones, con 55 muertes.
Aunque es uno de los países más pobres del sudeste asiático, sus esfuerzos contra el virus, han asegurado que su número de infecciones sea menor que en muchos de sus vecinos.
El país representa casi la mitad de las 250 muertes reportadas en el sudeste asiático, pero algunos funcionarios y expertos creen que la falta de pruebas ha enmascarado la magnitud del brote.
El gobierno está presionando a las empresas y fábricas para que vuelvan a abrir, a medida que lanza un estímulo fiscal y monetario para estimular la recuperación de lo que se teme que será una contracción económica absoluta este trimestre.
El presidente Moon dijo que se haría un "pago de socorro de emergencia por desastre" de hasta US $ 820 a todos los hogares, excepto el 30% más rico, por un total de US$ 7.440 millones.
Son cientos de miles de trabajadores migrantes pobres, empleados en grandes ciudades como Delhi y Mumbai, que buscan ir a pie a sus hogares en el campo después de perder sus empleos.
La semana pasada, el país registró una fuerte disminución en el producto interno bruto del primer trimestre y recortó las proyecciones de crecimiento.
El país ya ha introducido dos paquetes, el primero para inyectar US$12.256 millones en la economía y el segundo, por valor de US$3.585 millones, para incluir aportes de dinero en efectivo.
El primer ministro de Malasia indicó que el plan incluye créditos para las pymes y medidas especiales para los proveedores de materiales sanitarios, según informaciones de la cadena de televisión CNA.
El presidente chino Xi Jinping también dijo que espera que Estados Unidos tome medidas sustanciales para mejorar los lazos bilaterales, señalando que la cooperación entre sus países era la única alternativa
Desde Argentina hasta México, pasando por Brasil y Perú, las naciones latinoamericanas han aceptado la ayuda de China a medida que ha aumentado el número de casos de coronavirus en la región.
Si bien los préstamos en China generalmente se recuperan en junio, analistas apuestan por un fuerte crecimiento del crédito hasta que la economía vuelva a estar firme tras una contracción récord del 6,8% en el primer trimestre.