Asumiendo los desafíos de un mercado en transformación permanente

Este 2019 fue un año desafiante para la economía mundial y, particularmente, para Asia. Estados Unidos y China se enfrascaron en una guerra comercial, que repercutió negativamente en todo el mundo, la economía del gigante asiático se desaceleró y nuestra región vivió cambios socioeconómicos importantes. Como ProChile, esta coyuntura nos empujó a rediseñar nuestra estrategia de promoción de exportación, para seguir presentes en ese importante mercado regional.

Actualmente, gracias a años de trabajo consistente, Chile tiene una presencia sólida en Asia. Hemos consolidado el posicionamiento de nuestros bienes tanto en los canales de distribución, como en la mente de los consumidores. El mejor ejemplo son las cerezas a las que los consumidores del noreste asiático asocian inmediatamente a nuestro país, y se han convertido en excelentes embajadoras durante el año nuevo lunar, la principal festividad de la zona, en la que son el plato principal.

Queremos que ese éxito se mantenga. Si en la temporada de cerezas 2018-2019 nuestro país exportó casi 180.00 toneladas, de las cuales el 87% llegó al este de Asia y China, la Asociación Chilena de Exportadoras de Frutas (Asoex) estima que para la temporada 2019-2020 esta cifra alcance las 209 mil toneladas, reflejando el posicionamiento que tienen nuestros productos en la región. A las cerezas se suman la presencia continua y valorada de Chile en estos mercados, a través de vinos, salmones, fruta fresca, frutos secos y madera.

Para cumplir esa meta debemos adaptarnos a cambios que ya comenzamos a ver en 2019, como, por ejemplo, diferencias en las realidades demográficas en la región y la digitalización, elementos claves a la hora de definir cómo queremos estar presentes ahí. En ese trabajo, nuestras oficinas comerciales son actores claves en la recolección y sistematización de inteligencia de mercado que ponemos al servicio de nuestros clientes.

Las empresas chilenas están listas para responder a un mercado que está planteando nuevas demandas. Vemos nuevas oportunidades para las empresas exportadoras con oferta de productos orgánicos, naturales y saludables y que, además, se preocupan del desarrollo de las comunidades y protegiendo el medio ambiente. Es decir, una oferta exportable de triple impacto.

ProChile trabaja intensamente para facilitar el acceso a los mercados de Asia para aquellas empresas que tienen potencial exportador y necesitan de un socio estratégico para abordar las particularidades del mercado. En ese contexto, hemos generado herramientas e iniciativas concretas para aumentar la presencia de nuestras Pymes. Dos de ellas son la facilitación del acceso a las plataformas de e-commerce más importantes de la región -Tmall y Win Chain (empresas del grupo Alibaba)- y un acuerdo con China Eastern Cargo, que garantiza la ayuda logística.

Como lo hemos hecho en los últimos cinco años, en 2019 organizamos una nueva versión de Chile Week China con positivos resultados. Entre ellos, destaco tres: se oficializó la apertura para los cítricos chilenos -naranjas, limones, mandarinas, clementinas y pomelos- un acuerdo que se firmó en tiempo récord; se anunció la autorización para la entrada de subproductos de bovinos y ovinos, lo que fue una clara muestra de confianza en nuestros exportadores; y, se acordó el ingreso de la miel a ese mercado.

En otros países de la región, como Corea del Sur, Taiwán y Filipinas nuestras exportaciones aumentaron en 7, 17 y 253%, respectivamente. Del total de exportaciones a Asia, las manufacturas aumentaron un 15% y los productos agropecuarios lo hicieron en un 14%.

En materia de innovación, en 2019, realizamos la primera ProChile Innovation Summit en Beijing y firmamos acuerdos para apoyar la internacionalización de start-ups con instituciones claves, como Zhongguancun Private Equity & Venture Capital, en China, y Tsucrea Startup Incubator, en Japón.

2019 fue un año clave para desembarcar en Asia con una oferta exportable 3.0, apoyando a los emprendedores chilenos para optar a este mercado apuntando a sectores innovadores, digitalizados y con alto valor agregado. ProChile está abriendo esa puerta, mostrando el gran potencial que no para todos es evidente.

Este año se materializarán otros proyectos como el fortalecimiento de las oficinas ASEAN (Vietnam e Indonesia) y la apertura de la segunda oficina en India (Bombay).

Como institución de apoyo para el sector exportador chileno, hemos diseñado e implementado estas y otras acciones para adaptarnos a lo que tanto las empresas chilenas como los potenciales compradores del mercado de esa región requieren de nuestro país.

En esta estrategia, hemos puesto especial énfasis en apoyar a las Pymes exportadoras, poniendo foco sobre todo en aquellas que se han visto afectadas luego del estallido social de octubre recién pasado. Nuestro compromiso está con ellas; todo el equipo de ProChile está trabajando incansablemente por buscar más y mejores alternativas para los chilenos. Asia es un mercado para crecer en materia de bienes y servicios innovadores y de alto valor agregado, teniendo la posibilidad única de posicionarnos como un socio clave para Asia, en éste y otros ámbitos, desde Sudamérica.

 

Por Jorge O’Ryan S., Director General de ProChile

Comentarios