El comercio dentro de ASEAN superaría los US$375 mil millones en 2025

En noviembre, el sudeste asiático se posicionó al centro de la escena económica mundial, debido a la reunión de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Mucho se ha dicho sobre APEC, pero no se debe dejar de lado que esta segunda organización desafía la tendencia a la desaceleración del comercio mundial, ya que está en camino a alcanzar volúmenes de exportaciones interregionales de US$375 mil millones hacia el 2025.

La más reciente edición del análisis de PwC Global Economy Watch muestra que los volúmenes de exportación dentro de la ASEAN están aumentando en aproximadamente 1,5% cada año, en términos nominales.

Según encontró PwC, la región se adapta bien a la expansión de las exportaciones debido a su fuerte y consistente crecimiento de producción y su amplia población en edad de trabajar. La expansión de las exportaciones, sin embargo, no será uniforme, ya que algunas de las economías menos desarrolladas de la ASEAN, además de las más especializadas en exportaciones de servicios, están en mejores condiciones para aumentar sus volúmenes de exportación.

Si bien la exportación de servicios podría ser una importante oportunidad para la región, durante el 2016, Camboya y Filipinas fueron los únicos miembros de la ASEAN en los que los servicios representaron más del 30% de su saldo total de exportaciones. Sin embargo, desde 2010, las exportaciones de servicios como proporción de las exportaciones totales de la ASEAN se han incrementado en cinco puntos porcentuales a 22%. Durante ese periodo, Myanmar (25%) y Tailandia (23%) obtuvieron las mayores ganancias en exportaciones de servicios como proporción de las exportaciones totales, al pasar del 4% al 15%, respectivamente.

La declaración ASEAN 2025: Forjando el futuro juntos delinea una estrategia para lograr una economía profundamente integrada, un mercado único que permita la libre circulación de bienes y personas.

Sin embargo, debido a la diversidad cultural, lingüística y política de la región, cualquier integración necesita ser altamente personalizada, construida a partir de la identificación y utilización de intereses comunes para lograr una integración más completa.

En los 50 años desde su conformación, la ASEAN ha facilitado varios acuerdos de libre comercio que han ayudado a la región a integrarse cada vez más, a medida que trabajan para lograr la libre circulación de bienes y mano de obra calificada.

Si los encargados de diseñar políticas para ASEAN pueden implementar su plan al 2025, la eliminación de barreras podría hacer de ASEAN un mercado global aún más significativo.

Por Barret Kupelian, economista senior de PwC.

Comentarios