Indonesia va por el desarrollo económico con enfoque sostenible

Durante la Cumbre de Cooperación Económica Asia Pacífico 2021, que se realizó virtualmente el pasado 11 de noviembre, el presidente de Indonesia, Joko Widodo, planteó dos importantes propuestas para manejar de manera sostenible el cambio climático y potenciar la recuperación económica de la región, la que se ha visto fuertemente golpeada por la pandemia.

La primera es fortalecer y empoderar a las pequeñas y medianas empresas, que han sido el motor de la rehabilitación económica inclusiva. En 2019, justo antes de la crisis del Covid, las pymes contribuyeron con el 52% del Producto Interno Bruto (PIB) de la zona Asia Pacífico. En Indonesia, en tanto, estas son responsables de ofrecer una gran cantidad de puestos de trabajo, sobre todo para las mujeres, quienes se cree son actoras importantes en al menos un 64% de las pymes del país.

En segundo lugar, Jokowi, como es conocido popularmente el presidente, sostuvo que el impacto del cambio climático debe combatirse en balance con el progreso económico, cumpliendo con las metas de desarrollo sostenible que se ha impuesto el país: la conservación de los océanos, la reforestación y el cambio hacia energías renovables son tres aspectos fundamentales que, sobre todo, buscan favorecer a las personas de menos recursos.

Es por eso que se le ha dado especial importancia al desarrollo de una industria verde, donde lideran la fabricación de baterías para potenciar la cadena de suministro de vehículos eléctricos, así como el comercio de carbono, que presenta un gran potencial.

Este llamado es muy importante en el actual escenario mundial, que nos obliga a buscar y potenciar medidas sostenibles que no solo nos permitirán crear nuevos empleos, sino también mitigar los efectos del cambio climático; un aspecto sobre todo relevante para Indonesia, y todas las naciones insulares, que podrían verse gravemente afectadas por sus consecuencias.

Asimismo, el mandatario también extendió una invitación a los empresarios del mundo a invertir en un país donde el cuidado del medio ambiente y un desarrollo económico inclusivo pueden coexistir y favorecer a más personas de manera transversal.

Ranni Resnia, directora ITP Santiago.

 

 

Comentarios