La Franja y la Ruta guía cooperación China-América Latina

La segunda Reunión Ministerial del Foro de China y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Foro China-CELAC) se clausuró recientemente en Santiago de Chile y se aprobó una declaración especial sobre la iniciativa de la Franja y la Ruta.

La Iniciativa se ha convertido en una nueva guía para la cooperación sino-latinoamericana y las dos partes acelerarán el proceso de unión estratégica en el marco de esta iniciativa y fomentarán la construcción de una comunidad de destino compartido para la humanidad, según los expertos.

La directora del Centro de Investigación de América Latina de la Universidad de Nankai, Wang Ping, afirma que la reunión ha sido un éxito y ha dado un nuevo vigor al desarrollo sino-latinoamericano en la nueva era.

"La reunión ha ampliado los ámbitos de la cooperación entre China y América Latina y ha propuesto de forma clara la construcción conjunta de la Franja y la Ruta entre los dos lados conectando la cooperación con la misma iniciativa", apunta.

De acuerdo con el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, la reunión ha aclarado el camino para una cooperación de beneficio mutuo. En la reunión se aprobaron la Declaración de Santiago, el Plan de Acción Conjunta China-Estados Latinoamericanos y Caribeños (2019-2021) y una declaración especial sobre la iniciativa de la Franja y la Ruta, los cuales han reflejado la clara voluntad del desarrollo conjunto y la cooperación profundizada entre China y América Latina.

Durante la reunión se formularon medidas concretas relativas a la cooperación en ámbitos clave como política y seguridad, comercio e inversión, así como infraestructuras y transporte. Asimismo, se inició la cooperación en nuevas áreas como la lucha contra corrupción y las drogas, y el combate contra los crímenes relacionados con el ciberespacio. Además, se destacó los nuevos conceptos de innovación y desarrollo ecológico.

En opinión del experto del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Academia de Ciencias Sociales de China, Guo Cunhai, la reunión ha confirmado los ámbitos prioritarios en la cooperación sino-latinoamericana, lo que es un resultado de la solidaridad y la coordinación.

"América Latina constituye una parte importante en la construcción de la Franja y la Ruta y la misma iniciativa se ha convertido en un nuevo medio en la cooperación China-América Latina", destaca Guo.

Wang Yi apuntó que China y América Latina están de acuerdo en que la iniciativa de la Franja y la Ruta ofrecerá un nuevo concepto y vigor para la asociación de cooperación integral sino-latinoamericana y abrirá un nuevo panorama para las dos partes.

Para alcanzar el objetivo, China ha propuesto cinco sugerencias con el objetivo de profundizar la cooperación en los ámbitos clave: la conexión de la tierra y el mar fortaleciendo la construcción de infraestructuras, la apertura de un gran mercado facilitando el comercio y la inversión, la formación de un gran sector avanzado acelerando la cooperación de capacidad de producción, el desarrollo ecológico e innovación mejorando la cooperación de los sectores emergentes, así como los intercambios culturales con base de igualdad y confianza ampliando los estudios entre las dos partes.

En el proceso de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, China y América Latina necesitan pensar los intereses entre sí y alcanzar un consenso para realizar la modernización de cooperación y la transformación estructural económica.

"Ahora las dos partes afrontan los retos comunes en la transformación estructural económica. Si pueden llevar a cabo el diálogo y la coordinación, son capaces de convertir los retos en oportunidades y alcanzar una unión estratégica", indica Guo.

El experto chino subraya que China debe ayudar a América Latina a elevar la capacidad de manufactura industrial, formar un sistema de producción y mejorar la capacidad de exportación latinoamericana diversificada.

"Es importante que los inversores chinos integren el desarrollo socioeconómico de América Latina cumpliendo el concepto de destino compartido para la humanidad", agrega.

Wang Ping señala que China y América Latina son países en vías de desarrollo y elevar la capacidad de innovación es un factor clave para realizar la modernización de los dos lados. China desea construir una ruta digital de la seda en el marco de la Franja y la Ruta, compartir los conceptos de innovación y desarrollo ecológico y lograr un desarrollo sostenible con América Latina.

De acuerdo con los expertos, los conceptos de desarrollo ecológico y sostenible concuerdan con las voluntades de los pueblos de ambos lados, quienes deben abandonar el modelo de crecimiento económico que les ha impulsado hasta ahora, incrementar el valor agregado de los productos en el proceso de profundizar la cooperación en los sectores tradicionales como la agricultura, la manufactura y las infraestructuras, y promover activamente la cooperación en los sectores emergentes como nueva energía, innovación científica y tecnología informática.

En cuanto a la cooperación en la lucha contra la corrupción y las drogas, Guo destaca que "esto ha mostrado que la cooperación sino-latinoamericana es una cooperación integral. Los dos lados afrontan retos comunes en estos ámbitos y China cuenta con experiencias de éxito. La cooperación facilita el establecimiento de un sistema sano de gobernanza global", añade.

Mirando hacia el futuro, aunque existen diferencias entre las dos partes, insisten en el multilateralismo, defienden el sistema de comercio libre, se dedican a la construcción de una economía global de apertura y fomentan un desarrollo integral, inclusivo, equilibrado y de beneficio mutuo.

"Lo más importante es llevar a cabo los planes de cooperación firmados por los dos lados", resalta Wang Ping, quien cree que gracias a la profundización de las relaciones sino-latinoamericanas, se liberará más del potencial de la cooperación entre China y América Latina y este ámbito se convertirá en un renovado ejemplo de la cooperación Sur-Sur en el marco de la Franja y la Ruta con la directriz del concepto de destino compartido para la humanidad. 

Comentarios