Sur y Norte: ¿fin al détente en la península coreana?

Preocupación, en el proceso de acercamiento del sur y el norte y en el avance de las conversaciones sobre desnuclearización de la península, ha causado la destrucción de la Oficina Conjunta de Enlace, ubicada en Keasong, por parte de Corea del Norte.

Las razones de esta acción norcoreana, pueden ser varias. Por ejemplo, las tensiones generadas por el reinició de envíos de contra propaganda hacia territorio norcoreano; el estancamiento -y con ello la frustración, de las conversaciones para aliviar las sanciones impuestas por las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y a la ralentización de las conversaciones norcoreanas-estadounidense. 

Otra posibilidad es que, sumándose a las anteriores, el objetivo se de propaganda familiar-dinástica. Es decir, por un lado, el que Kim Jong-un quiera demostrar que los análisis sobre su debilidad, producto de su desaparición prolongada en tiempos de Covid-19, no tiene asidero. Así, el mansaje es que sigue estando en el poder y en control de la toma de decisión y de ejecución de acciones como estás.

Por el otro, paralelamente, el que su hermana, Kim Yo-Jong, definida como una posible heredera de la dinastía Kim, comparta protagonismo en la toma de decisiones de estas características.       

La cuestión es que, más allá de cuál haya sido la razón para la destrucción de la Oficina Conjunta de Enlace, esto pone bajo presión el proceso de acercamiento y de desnuclearización; en esencia pone en peligro la détente iniciada hace ya dos años.

Efectivamente, en 2018, ambas naciones dieron paso a una seguidilla de actividades entre ellas: Summit del 27 de abril, el encuentro del 26 de mayo y el Summit entre el 18 y 20 de Septiembre de ese año; este último con la connotación que tuvo de haber sido en territorio norcoreano.

Así, la distensión entre ambos se construyó sobre las ideas de un reconocimiento mutuo (raíces históricas), detener las tensiones (principalmente militares) y el desarrollo de una confianza mutua (diplomacia bilateral y dar pasos concretos en la desnuclearización).  

Sin embargo, como hizo ver Kyungwon Choi, a comienzos de este año, en su análisis sobre la administración del presidente Moon Jae-in y la triangulación política Corea del Sur-Corea del Norte y Estados Unidos, la détente era y es un proceso complejo, desde que esta esta nueva etapa en las relaciones bilaterales estaría supeditada a la capacidad de ambas naciones por avanzar en la desnuclearización de la península y al no estancamiento de las negociaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte. 

Hoy, en este tenso ambiente, lo importante es que los países involucrados mantengan una clara conciencia de lo que se ha avanzado, así como concentrarse en lo que se requiere para seguir concretando los objetivos fundamentales: estabilidad, desnuclearización y reunificación en la península.    

 

Rodrigo Álvarez es Doctor en Estudios Latinoamericanos, especialidad en Relaciones Internacionales (USACH); Master of Arts por la Universidad de Tsukuba (Japón); Profesor e Investigador Escuela Periodismo de la Universidad Mayor; Miembro del ChKSCP y del Núcleo Estudios Asiáticos de IDEA-USACH; SUSI on National Security Policymaking (Universidad de Delaware) e IVLP (U.S. department of State´s Bureau of Education and Cultural Affairs)".

Comentarios