Un Chile Week China más ambicioso

A fines de agosto, se dará inicio a la tercera versión de Chile Week China, la mayor acción de promoción de Chile en el gigante asiático, país que se alza como nuestro principal socio comercial en el mundo, representando prácticamente un cuarto del intercambio bilateral de Chile. Este año, serán 11 días, 6 ciudades y más de 55 actividades de promoción y negocios. Esta edición recorrerá las ciudades de Beijing, Chengdu, Shenzhen, Guangzhou, Hong Kong y Wuhan.

Aspecto fundamental en el éxito de tal iniciativa, es que desde su primera versión ha sido concebida como un vehículo de marca país, multifuncional, con ejes en promoción de exportaciones, captación de inversión extranjera y desarrollo de turismo, y con participación multisectorial, que ha resultado un motor fundamental para la promoción de nuestro país en China.

En efecto, todas las versiones han sido lideradas por el ex Presidente Eduardo Frei en calidad de Embajador en Misión Especial para el Asia Pacífico, han participado los ministro de Economía, Obras Públicas, Agricultura, InvestChile, la Asociación de Exportadores de Fruta Fresca, la Asociación de Vinos de Chile, la Sociedad Nacional de la Agricultura, el Consejo Bilateral de Negocios de Sofofa, la Fundación Imagen de Chile y la Fundación Artesanías de Chile y muchas otras asociaciones y organismos, hasta a un alto número de empresas chilenas de diversos sectores y rubros, que han conformado delegaciones que suman más de 200 personas.

Tal despliegue, en términos de integración público-privado que Chile hace décadas viene habituado a desarrollar, tanto a nivel de negociación comercial así como en la posterior consecución de beneficios de los mismos acuerdos, constituye un imperativo al accionar ante un mercado tan relevante como lo es China.

Y no puede ser de otro modo cómo se enfrente el desafío de profundizar y prosperar con el mayor socio comercial de nuestro país. Es así, por un sinfín de razones –algunas reiteradamente expuestas- a las que agregaría por contingencia y contemporaneidad las tres siguientes:

Primero, China no sólo es actualmente el principal destino de las exportaciones totales chilenas, con USD17.293 millones el 2016, sino que además, dobla en valores exportados al país que le secunda, EE.UU. con USD8.458 millones.

Segundo, es un mercado donde se ha conseguido posiciones impactantes, como por ejemplo que en 2016 nos hayamos convertido en el mayor exportador de fruta a China, con envíos por US$1.058 millones, que representó casi una cuarta parte del total de fruta fresca importado por China, superando a Tailandia, Vietnam y otros, que -dicho sea de paso para resaltar - son países fronterizos de China y no en las antípodas como lo es Chile. O la Palta Hass, que pasó a ocupar el primer lugar en el mercado, sobre México incluso, tras el primer año de autorización de ingreso a China.

Para esos logros, ASOEX y sus distintos comités han sido, desde un principio, actores relevantes.

Tercero, para nadie es misterio que China hoy llena vacíos en materia de intercambio comercial mundial y confrontación con el proteccionismo, tal como refrendara en visita reciente a China la Presidenta Bachelet al señalar en el marco del Foro One Belt One Road que “uno de los principales resultados de este diálogo fue un claro mensaje político sobre un acuerdo común para abrir los mercados y la integración” agregando que “Chile celebra el gran esfuerzo liderado por China para buscar nuevos mecanismos para acercarnos en conectividad, innovación y desarrollo sustentable.”

Todas ellas son razones bastantes y suficientes para el despliegue y esfuerzo que constituye Chile Week, una muestra a nuestro principal socio comercial de la relevancia que se le asigna a esa relación. Tanto así, que este año considera además un mayor número de ciudades.

Ello constituye el gran upgrade de esta versión, en que se busca extender por vez primera a las denominadas Second Tiers cities, ciudades de gran población, con fuerte crecimiento y aumento sostenido de su clase media con alto poder adquisitivo. Ha sido una antigua aspiración, continuamente reiterada en informes y estudios de penetración del mercado chino y donde, de manera decidida, la actual administración pasa del discurso a la acción concreta, desplegando actividades, visitas, seminarios, roadshows y otros.

Cuando en Agosto de 2015, en pleno centro de Shanghai –la ciudad de mayor intercambio comercial del mundo- autoridades y empresarios chilenos inauguraban esta inédita acción de promoción de nuestro país, nadie podía asegurar que ese esfuerzo de Gobierno, Asociaciones y empresas chilenas pudiese permanecer y prosperar efectivamente en el tiempo.

Existía sí certeza que, en cualquier mercado en el mundo, sobre todo si ostenta dimensiones enormes, una acción de promoción aislada y discontinua es estéril e inútil. Y, más todavía, si se trata de China, donde esa acción debe ser tan intensiva como extensiva y tanto en espacio como en tiempo. Y de eso, precisamente, se trata Chile Week China, que llega a su tercera versión más ambiciosa que nunca.

César Suárez, Agregado Comercial de Chile en Shanghái

Comentarios