Colombia promueve exportación de cacao, camarón y flores a Japón

Jueves, 18/05/2017
AméricaEconomía

En la cultura alimenticia de Japón existe una fuerte preferencia por los productos de mar, siendo tan alto el consumo que la producción local no alcanza los niveles de la demanda.

En este contexto el camarón es un producto con grandes oportunidades en este mercado.

El camarón “Vannamei” ha venido aumentando su participación en el mercado igualando a la del “Black Tiger”. Este producto es consumido en diferentes presentaciones, siendo requeridos diferentes tamaños y procesos (desvenado, sin o con cabeza, templado) antes de la entrega del producto.

El canal más grande son los importadores, quienes se encargan de distribuir el producto a grandes cadenas de tiendas y supermercados, o distribuidores minoristas. Existen también distribuidores especializados en restaurantes que generan importantes volúmenes.

En el mercado de las frutas en Japón, existen grandes espacios y oportunidades para frutas tropicales “exóticas” y el consumidor está dispuesto a pagar un precio alto por este tipo de productos. En este escenario la Pitahaya es un producto único que todavía no es muy conocido por la sociedad japonesa y el cual tiene grandes oportunidades para aumentar su consumo. La pitahaya se consume individualmente, o puede hacer parte de grandes arreglos frutales.

También las pitahayas de gran tamaño (mayores a 300 gramos) son utilizadas como regalos. El mercado japonés valora en gran medida los atributos nutricionales de los productos, por lo cual la pitahaya tiene un gran elemento diferenciador en el mercado. Es importante tener en cuenta que por las regulaciones fitosanitarias de Japón el producto debe pasar por un tratamiento a vapor antes de salir del país.

El producto es comercializado por importadores mayoristas, quienes se encargan de distribuir el producto a grandes cadenas de tiendas y supermercados, o distribuidores minoristas. Algunos de estos supermercados en Japón son especializados en frutas y existe una segmentación de mercado de frutas de costo alto.

El consumo de chocolate ha mostrado una tendencia ascendente en los últimos años en Japón. De la misma forma, cada vez existen más panaderías que ofrecen productos con altos estándares de calidad a los consumidores, siendo indispensable materias primas de la más alta calidad para la producción de productos.

Dadas las propiedades del cacao nacional, las coberturas de chocolate son una gran oportunidad en este mercado, siendo indispensable los altos niveles de calidad y ajustes del producto a los gustos del consumidor japonés.

El producto es comercializado por importadores mayoristas, quienes se encargan de distribuir el producto a las cadenas de panaderías y/o restaurantes.

Recientemente la demanda en la variedad de colores de hortensias y calas ha venido incrementando en el mercado japonés. Esto se ha venido presentando especialmente en el caso de las hortensias, las cuales actualmente cuentan con gran variedad en el mercado, tales como color vino, café y colores de otoño que están tomando popularidad entre los diseñadores de arreglos florales.

Estos colores especiales son normalmente más costosos que los colores tradicionales (azul, verde, rosado), estos últimos tienen mayor complejidad en su mercadeo debido a la competencia. En cuanto al tamaño, para el caso de las hortensias, tienen gran preferencia los tamaños grandes en especial para el uso en hoteles y en fiestas.

Para el caso de las calas en el mercado no se encuentra tanta variedad de colores como sucede con las hortensias.

Los canales de distribución de las Hortensias y Calas son iguales a los de flores frescas en el mercado japonés, son comercializadas por importadores mayoristas y posteriormente es vendida en las subastas donde participan distribuidores, floristerías y floristas registrados.

 

 

 

Comentarios