Avanza cooperación entre China y América Latina pese a la pandemia

Lunes, 04/01/2021
Agencia Xinhua

La cooperación económica entre China y América Latina ha continuado reforzándose a un ritmo acelerado pese a las vicisitudes causadas por la pandemia de COVID-19.

XCMG Brazil, una empresa de inversión china en América del Sur, reportó el año pasado un crecimiento récord de cerca del 60 por ciento en sus ingresos, indicó el presidente de la compañía, Wang Yansong.

La empresa es una sucursal del Grupo XCMG, dedicado a la producción de maquinaria de construcción. Su sede se encuentra en la provincia oriental china de Jiangsu y tiene participación en el mercado latinoamericano desde finales de 2011.

En 2012, el Grupo invirtió 500 millones de dólares en Minas Gerais, un estado brasileño que tiene un acuerdo de hermanamiento con la provincia de Jiangsu, con el fin de establecer una planta de manufactura.

Dicha planta resulta la primera de propiedad total de la corporación en el extranjero. Con una superficie de un millón de metros cuadrados, cuenta con una capacidad de producción anual de 7.000 unidades de maquinaria e integra los departamentos de investigación + desarrollo, producción, ventas, servicios y repuestos.

Amanda Machado, residente local en Minas Gerais y quien estudió en China, se convirtió en la primera brasileña contratada por la empresa china desde el establecimiento de la fábrica.

"XCMG es como una universidad. Los colegas chinos que me rodean tienen una gran capacidad empresarial y me ayudan mucho como si fueran profesores", contó Machado a Xinhua a través de un correo electrónico.

En los nueve años transcurridos desde que inició su carrera en XCMG, Machado ha pasado por el cargo de recepcionista hasta ubicarse como gerente del departamento de cuentas clave de la empresa. Su departamento ha obtenido el premio de Excelencia Top 5 del Grupo durante cuatro años consecutivos.

En la actualidad, XCMG tiene 17 distribuidores, 33 puntos de venta y 33 centros de repuestos en Brasil, subrayó Wang Yansong.

A través de un trabajo profundo y a largo plazo, XCMG ha sido reconocido localmente y sus maquinarias fueron empleadas en las construcciones de las sedes de los Juegos Olímpicos y la Copa del Mundo en Río de Janeiro.

El desarrollo de XCMG en Brasil es el epítome del crecimiento acelerado de la cooperación económica y comercial entre China y América Latina en los últimos años.

Actualmente, China es el segundo mayor socio comercial de América Latina, al tiempo que la región se ha convertido en el segundo destino de inversión en el extranjero más importante del país asiático.

En 2020, ante el impacto de la pandemia de COVID-19, China tomó la iniciativa para lograr la recuperación económica, acelerar la construcción de un nuevo patrón de desarrollo de circulación dual y abrir de manera constante su enorme mercado de demanda interna a los países latinoamericanos.

El papel mutuo de China y América Latina como estabilizadores de la economía y el comercio se ha vuelto cada vez más evidente.

Aunque el volumen de comercio entre China y América Latina disminuyó un 2,8 por ciento en los primeros tres trimestres de 2020 debido al impacto del nuevo coronavirus, las importaciones chinas procedentes de países latinoamericanos aumentaron un 1 por ciento, según datos del Ministerio de Comercio del país asiático.

En especial, las importaciones de productos agrícolas aumentaron casi un 20 por ciento durante el período, a medida que América Latina se ha convertido en el principal origen de importaciones agrícolas de China.

Con el fin de ayudar aún más a los países latinoamericanos a superar las dificultades logísticas de los productos agrícolas, el Ministerio de Transporte de Argentina y la Empresa Operadora Ferroviaria firmaron a finales de diciembre cuatro acuerdos de cooperación con tres empresas chinas, por un monto total de 4.695 millones de dólares.

El acuerdo creará 28.000 puestos de trabajo en Argentina y beneficiará a 13 provincias. Las mejoras en el sistema ferroviario reducirán significativamente los costos logísticos y aumentarán la competitividad de las exportaciones agrícolas del país suramericano.

Los analistas señalaron que la cooperación económica y comercial China-América Latina es altamente complementaria. Por un lado, la mejora del consumo de China y la optimización industrial brindarán enormes oportunidades de mercado para las exportaciones de productos de dicha región.

Por otro lado, la brecha de inversión en infraestructura y la demanda de "reindustrialización" en América Latina también proporcionan espacio de mercado para la inversión extranjera de China.

Asimismo, las ventajas de capital, mercado, tecnología y administración de China ayudarán a América Latina a mejorar su nivel de infraestructura y desarrollo industrial.

En la ciudad histórica de Machu Picchu en Perú, un sitio incluido en el Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Grupo Hengtong, con sede en China, ha estado a cargo de un proyecto de red de transmisión energética con una longitud de 200 kilómetros para conectar las regiones de Machu Picchu, Abancay y Cusco.

Teniendo en cuenta la protección del entorno ecológico e histórico durante el proceso de construcción y la altitud de la región, Hengtong aprovechó su pericia en el sector para guiar a los clientes peruanos en el diseño y ubicación de las instalaciones.

La compañía china también participó en la personalización de la investigación y desarrollo de productos y la introducción de un mecanismo de supervisión durante el proceso de construcción.

La empresa ganó la licitación en 2011 y, luego de años de duro trabajo, concluyó las obras en 2014.

"El proyecto resolvió eficazmente la escasez de suministro eléctrico local sin afectar los sitios históricos en las cercanías de Machu Picchu, y logró la perfecta integración de la tecnología moderna y la preservación de la antigua civilización inca", refirió Wang Tao, director de las Américas del Grupo Hengtong.

El Grupo Hengtong, con sede en Suzhou, Jiangsu, ha establecido oficinas en siete países de América Latina hasta el momento y cuenta con 110 empleados, la mayoría de ellos locales.

En los últimos años, Hengtong también ha prestado gran atención a la cooperación con empresas locales para proporcionar a los clientes soluciones más específicas.

Ante las afectaciones de la pandemia de COVID-19, algunos técnicos chinos no pudieron llegar a América Latina a tiempo, pero aún así hicieron el esfuerzo de guiar la construcción de forma remota a través de video y compartieron desinteresadamente su experiencia técnica con empleados y clientes locales.

"El mercado de fibra óptica y energía en América Latina está en auge y tiene un enorme potencial. En el futuro, continuaremos profundizando el mercado latinoamericano y esforzándonos por brindar a más clientes mejores productos y servicios", subrayó Wang Tao. 

Comentarios