China detecta coronavirus en pollo brasilero y camarón ecuatoriano

Jueves, 13/08/2020
Reuters

Dos ciudades de China han encontrado rastros del nuevo coronavirus en alimentos congelados importados y en empaques de alimentos, dijeron el jueves las autoridades locales, lo que generó temores de que los envíos de alimentos contaminados puedan causar nuevos brotes.

Una muestra tomada de la superficie de alitas de pollo congeladas importadas a la ciudad sureña de Shenzhen desde Brasil, así como muestras de envases exteriores de camarones ecuatorianos congelados vendidos en la ciudad noroccidental de Xian, dieron positivo al virus, dijeron este jueves las autoridades locales.

Los descubrimientos se produjeron un día después de que se encontraran rastros del coronavirus que causa el COVID-19 en el empaque de camarones congelados de Ecuador en una ciudad de la provincia oriental de Anhui. China ha estado intensificando los controles en los puertos en medio de las preocupaciones sobre las importaciones de alimentos.

Las autoridades sanitarias de Shenzhen rastrearon y analizaron a todas las personas que podrían haber estado en contacto con productos alimenticios potencialmente contaminados, y todos los resultados fueron negativos, según el aviso de la ciudad.

La embajada de Brasil en Beijing no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Reuters no pudo comunicarse de inmediato con la embajada de Ecuador en Beijing.

"Es difícil decir en qué etapa se infectó el pollo congelado", dijo un funcionario con sede en China de un exportador de carne brasileño.

La Sede de Control y Prevención de Epidemias de Shenzhen dijo que el público debe tomar precauciones para reducir los riesgos de infección de la carne y los mariscos importados.

La comisión de salud de la provincia de Shannxi, donde se encuentra la ciudad de Xian, dijo que las autoridades están examinando a las personas y al entorno circundante relacionado con los productos de camarón contaminados que se venden en un mercado local.

Además de examinar todos los contenedores de carne y marisco que llegan a los principales puertos en los últimos meses, China ha suspendido algunas importaciones de carne de diversos orígenes, incluido Brasil, desde mediados de junio.

El primer grupo de casos de COVID-19 estuvo vinculado al mercado de mariscos de Huanan en la ciudad de Wuhan. Los estudios iniciales sugirieron que el virus se originó en productos animales a la venta en el mercado.

Li Fengqin, quien dirige un laboratorio de microbiología en el Centro Nacional de China para la Evaluación de Riesgos de Seguridad Alimentaria, dijo a los periodistas en junio que no se podía descartar la posibilidad de que los alimentos congelados contaminados causen nuevas infecciones.

Los virus pueden sobrevivir hasta dos años a temperaturas de menos 20 grados Celsius, pero los científicos dicen que hasta ahora no hay pruebas sólidas de que el coronavirus que causa el COVID-19 se pueda propagar a través de los alimentos congelados.

El mercado Xinfadi en Beijing, la capital de China, un mercado de alimentos en expansión vinculado a infecciones de racimo en junio, donde se encontró el virus en la tabla de cortar en la que se manipulaban los salmones importados, se reabrirá a partir del fin de semana.

Aún no se ha determinado cómo entró el virus en el mercado de Xinfadi en primer lugar, dijo el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades en su última actualización de la investigación en julio.

Comentarios