La escasez que genera la lentitud en fletes se dejará sentir hasta 2022

Lunes, 28/06/2021
Reuters

En los Estados Unidos, es té verde helado. En Corea del Sur, son papas fritas.

Al menos nueve cadenas de comida rápida y empresas de restauranteshan reconocido que algunas de sus ubicaciones han estado mostrando una escasez de ingredientes y productos clave, ya que los cuellos de botella de suministro ya afectan los restaurantes.

La lista de artículos difíciles de encontrar incluye productos básicos de verano como salchichas y alitas de pollo, y artículos no alimentarios como material de embalaje de plástico y bolsas de papel.

Ya no solo son semiconductores.

El 14 de junio, el sitio web de Lotteria, la cadena de comida rápida número uno de Corea del Sur, advirtió a los clientes que sus restaurantes reemplazarían sus populares papas fritas con palitos de queso, luego de que los problemas en el transporte marítimo y las inspecciones de productos relacionadas con la pandemia generaran un corte.

Los envíos de papas fritas a la cadena de hamburguesas y pollo frito se retrasaron debido a la escasez de contenedores de envío y a controles aduaneros más prolongados relacionados con la salud, dijo un portavoz del operador Lotte GRS.

Los cuellos de botella de suministro podrían continuar "hasta bien entrado el 2022", dijo el jueves el presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, con reaperturas en Estados Unidos, seguidas de Europa y luego de los mercados emergentes.

El problema no suele ser la escasez del producto en sí. Más bien, las redes de buques de carga, trenes y camiones se están derrumbando bajo el estrés continuo de la pandemia, que también provocó cierres de instalaciones y reducción de mano de obra en granjas, fábricas y almacenes y contribuyó a la escasez de todo, desde carne y aceite de cocina hasta envases de plástico y vidrio .

De manera similar, el rápido aumento de las vacunas COVID-19 desató un aumento en la demanda de comidas en restaurantes, parques de pelota y otros lugares que tomó por sorpresa a los productores y proveedores de alimentos.

Si los restaurantes se quedan cortos de productos básicos durante el tiempo suficiente, “se arriesgan a decepcionar a un gran número de clientes y eso les da licencia para ir a otro lugar”, dijo Barry Friends, socio de la consultora de la industria alimentaria Pentallect.

NO SOLO YANTIAN

El atasco del puerto internacional de Yantian en Shenzhen, fue el titular obigado en el tema portuario y logístico durante las últimas tres semanas.
 

Lea también: ¿La tormenta (portuaria) perfecta?


Desde el 26 de mayo que el terminal operaba a un 30% de su capacidad debido a un brote de Covid-19 en la zona, lo que obligó a reacomodar una serie de envíos y por supuesto puso presión a la ya estresada cadena de suministros global.

Y es que todo pasa por Asia. Y mas aun por China. 

Y aunque Xinhua reportó el viernes 25 que Yantian operaba normalmente, lo cierto es que desde hace meses el tráfico tanto marítimo como terrestre para el suministro de bienes no es normal, como consecuencia de dos fenómenos: la pandemia y el cambio de comportamiento (especialmente estadounidense) en el consumo.

Solo que ahora se está notando en EE.UU.

El jueves, un franquiciado de Wendy's en el sur de Estados Unidos dijo que recibió solo la mitad de la lechuga que pidió, mientras que en una ubicación de Subway en la ciudad de Nueva York faltaba rosbif, pollo rostizado, ketchup y mostaza picante.

Algunas ubicaciones de KFC de Yum Brands Inc ocasionalmente se han quedado sin bolsas de papel, dijo una fuente franquiciada.

Darden Restaurants Inc, empresa matriz de Olive Garden Italian Kitchen, citó el jueves "algunos cortes puntuales ... relacionados con el personal del almacén y la escasez de conductores, no con la disponibilidad del producto". Un portavoz se negó a decir qué elementos faltaban temporalmente, pero dijo que las interrupciones se produjeron en "zonas de restaurantes, no en nuestro sistema, y ​​pudimos recuperarnos rápidamente".

La escasez es temporal y varía según el mercado y la tienda, dijo Starbucks. Un Starbucks en Poughkeepsie, Nueva York, dijo que habían estado cortos en muchos artículos diferentes durante meses, más recientemente té verde helado, jarabe de canela y espinacas, queso feta y envolturas de clara de huevo.

"Seguimos trabajando en estrecha colaboración con nuestros proveedores de la cadena de suministro para reabastecer los artículos lo antes posible", dijo la compañía en un comunicado. "Recomendamos a los clientes que utilicen la aplicación Starbucks para comprobar la disponibilidad de los artículos".

Una ubicación de Chipotle en Nueva Jersey se quedó sin barbacoa y carnitas a la hora del almuerzo del jueves, pero otra ubicación cercana no lo estaba. La compañía dijo que algunos cortes puntuales podrían durar "unas pocas horas", pero que su red no tiene problemas de suministro.

Suzanne Rajczi, directora ejecutiva de Ginsberg’s Foods, de propiedad familiar en el norte del estado de Nueva York, se apresuró a cumplir con los pedidos de hot dogs, tocino canadiense y otros elementos populares del menú cuando los restaurantes, cafeterías y otros lugares reabrieron o ampliaron el servicio con la reducción de las restricciones de COVID-19.

La conmoción afectó a casi "todos y cada uno de los productos que vendemos", dijo Rajczi, quien está viendo déficits esporádicos a medida que los proveedores se ponen al día.

En el Reino Unido, la pandemia y la represión de la inmigración después del Brexit contribuyeron al suministro impredecible de frutas, verduras y alimentos preparados en tiendas y cadenas de restaurantes, dijo Shane Brennan, director ejecutivo de la Federación de la Cadena de Frío.

El regreso de los trabajadores inmigrantes a sus países de origen creó miles de puestos de trabajo vacantes en toda la cadena de suministro. Las reaperturas de restaurantes están amplificando el impacto, dijo Brennan, cuyo grupo representa a empresas del Reino Unido que mueven y almacenan productos refrigerados y congelados.

“Hemos hecho frente a la fase de compra por pánico, hemos hecho frente a las incertidumbres del bloqueo. Ahora, estamos tratando de hacer el trabajo sin la gente ", dijo Brennan.

Comentarios