Indonesia, nuevamente a la OMC por el aceite de palma

Miércoles, 18/12/2019
America Economia

Indonesia ha solicitado consultas de disputas de la OMC con la Unión Europea sobre las medidas adoptadas por la UE y sus estados miembros en el sector de las energías renovables en relación con los biocombustibles.

La solicitud se distribuyó a los miembros de la OMC el 16 de diciembre.

Indonesia afirma que las medidas impugnadas que afectan el acceso de biocombustibles a base de aceite de palma de Indonesia y cultivos de palma aceitera al mercado de la UE son incompatibles con el Acuerdo de la OMC sobre Obstáculos Técnicos al Comercio, el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 y el Acuerdo sobre Subvenciones y medidas compensatorias.

¿Qué es una solicitud de consultas? El proceso que inicia formalmente una disputa en la OMC. Estas consultas brindan a las partes la oportunidad de debatir el asunto y encontrar una solución satisfactoria sin continuar con el litigio.

Después de 60 días, si las consultas no lograron resolver la disputa, el demandante puede solicitar la adjudicación de un panel.

La disputa. En el texto de la reclamación indonesia, de 10 páginas, se indica que Indonesia es el mayor productor de aceite de palma del mundo y que la Unión Europea produce diversos cultivos alimentarios y forrajeros y determinados biocombustibles basados en esos cultivos. Sin embargo, no produce aceite de palma. 

Un uso del aceite de palma importado en la Unión Europea es la producción de biocombustible basado en cultivos de palma de aceite o ácido graso de éster metílico ("FAME"). El aceite de palma también puede ser procesado en Indonesia antes de ser exportado como biocombustible basado en cultivos de palma de aceite (es decir, como FAME) a la Unión Europea. 

Existen normas internacionales y sistemas de certificación cuyo objetivo es asegurar que el aceite de palma se produce de manera sostenible, entre ellos los elaborados por la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible ("RSPO"), la certificación internacional en materia de sostenibilidad y emisiones de carbono ("ISCC"), la Mesa Redonda sobre Biomateriales Sostenibles ("RSB RED EU"), Aceite de Palma Sostenible de Indonesia ("ISPO") y Aceite de Palma Sostenible de Malasia ("MSPO"). 

La Unión Europea ha adoptado determinadas medidas que afectan al aceite de palma y a los biocombustibles basados en cultivos de palma de aceite que parecen ser contrarias a las obligaciones que le corresponden en el marco de la OMC. Con el fin de cumplir los objetivos de la Unión Europea relativos a la cuota de energías renovables en el consumo final bruto de energía (incluso en el sector del transporte), la Unión Europea exige que los biocombustibles cumplan determinados criterios de sostenibilidad y reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

En este contexto, la Unión Europea ha examinado si los biocombustibles producidos a partir de cultivos alimentarios o forrajeros que dan lugar al cambio del uso de la tierra pueden contabilizarse en esos objetivos. Inicialmente, la Unión Europea se centró en las emisiones causadas por el uso directo de la tierra. 

Más recientemente, la Unión Europea ha tratado de abordar el riesgo que plantean los efectos del denominado cambio indirecto del uso de la tierra ("CIUT"), esto, segun la reclamación de Indonesia, a pesar del hecho de que acepta que "los CIUT no se pueden observar ni medir". 

De todos modos, la UE considera que el aceite de palma es el único alimento o materia prima que plantea un riesgo elevado de CIUT. "Por lo tanto, a no ser que el biocombustible basado en cultivos de palma de aceite cuente con un certificado de bajo riesgo de CIUT, su cuota en el cumplimiento de los objetivos de la UE en materia de energías renovables debe tener como límite máximo los niveles de 2019 y ser finalmente eliminada para finales de 2030", cita el texto.

La finalidad de los sistemas de apoyo establecidos por los Estados miembros es incentivar el uso de biocombustibles para cumplir los objetivos de la UE en materia de energías renovables. En esencia, solo los biocombustibles que satisfagan los criterios de sostenibilidad y reducción de las emisiones de GEI y no presenten un riesgo elevado de CIUT pueden beneficiarse de esos sistemas de apoyo. 

Indonesia considera que, al limitar y eliminar de forma progresiva únicamente el uso de biocombustibles basados en cultivos de palma de aceite para cumplir los objetivos de la UE en materia de energías renovables y someter dichos biocombustibles a las condiciones enunciadas en los artículos 4 y 5 del Reglamento Delegado 2019/807 y a un requisito de certificación, las medidas en litigio discriminan al aceite de palma y a los biocombustibles basados en cultivos de palma de aceite, principalmente importados en la Unión Europea, en favor de los productos similares, originarios de la UE o importados. 

Las medidas en litigio se adoptaron sin ninguna declaración adecuada sobre los testimonios científicos subyacentes o evaluación de impacto, lo que dio lugar también a una administración de las medidas que es contraria a las obligaciones que corresponden a la UE en el marco de la OMC. Tampoco se tuvieron en cuenta las necesidades especiales de los países en desarrollo, como Indonesia. 

"Las medidas en litigio se ocupan también de regular el comercio de biocombustibles sobre la base de la descripción de un concepto abstracto e infundado de riesgo elevado de CIUT, más que sobre la base de las propiedades de uso y empleo de esos biocombustibles", reclama el país asiático. 

En consecuencia, las medidas en litigio parecen ser incompatibles con el Acuerdo OTC y el GATT de 1994, al hacer que los biocombustibles basados en cultivos oleaginosos puedan acogerse a las reducciones del impuesto sobre el combustible pero excluir a los biocombustibles basados en cultivos de palma de aceite de esas reducciones, y al hacer que los biocombustibles basados en cultivos oleaginosos puedan acogerse a las reducciones del impuesto sobre el combustible pero excluir a los biocombustibles basados en cultivos de palma de aceite de esas reducciones, dichas medidas parecen equivaler a una subvención.

Comentarios