Pesqueros chinos en Galápagos encienden alarma

Martes, 25/08/2020
Reuters

Las embarcaciones chinas que operan en la cercanía de las Islas Galápagos cumplen con las reglas de organismos internacionales de control de pesca en altamar y ninguna de ellas ha sido reportada por actividades ilegales y no declaradas, dijo el lunes el embajador de China en Ecuador, Chen Guoyou.

El Gobierno ecuatoriano denunció la semana pasada que 149 de unos 325 barcos de una numerosa flota pesquera, en su mayoría china, han apagado el sistema de rastreo satelital para evitar un seguimiento de sus actividades.

"Según nuestro monitoreo, excepto unos retrasos o pérdida temporal de la señal de satélite, todos los barcos chinos mantienen operando y utilizando el sistema de seguimiento normalmente", dijo el embajador, ante la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional, hablando a través de un intérprete.

El Gobierno del presidente Lenín Moreno ha dicho que la flota extranjera no ha ingresado a las aguas territoriales del país andino. Pero, los ambientalistas dicen que esta pesca permite a los barcos chinos aprovechar de las abundantes especies que salen de las islas y cruzan hacia altamar, donde el país no tiene jurisdicción.

Guoyou reconoció que unos 350 barcos pesqueros chinos están operando en las afueras de la Zona Económica Exclusiva de Galápagos, cuya mayoría se dedican a la pesca de calamar y una pequeña parte para la pesca de atún.

"Las características de operación de barcos pesqueros de calamar no les permiten la captura incidental de tiburones y otras especies marinas protegidas", explicó. "China es un país grande de pesca en el mundo y también es un país de pesca responsable".

El embajador aseguró que los barcos cumplen "estrictamente" con las medidas de conservación y administración de la Comisión Interamericana del Atún Tropical y las Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera (OROP), especialmente del Pacífico Sur.

"No hay ningún barco pesquero de la nacionalidad china" en las listas de embarcaciones que se dedican a la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada publicados por estos organismos, dijo el diplomático.

Pekín ha prometido una política de "cero tolerancia" con los barcos y ha autorizado que el país andino supervise a las embarcaciones y ha propuesto una moratoria de pesca en la zona cercanas a Galápagos entre septiembre y noviembre. Las flotas pesqueras suelen salir del área antes de ese periodo.

La Armada de Ecuador ha dicho que los buques ahora se desplazan a baja velocidad hacia el oeste de las islas, que sirvieron de base para la teoría de la evolución de las especies del científico británico Charles Darwin en el siglo XIX.

Comentarios