Chile promueve su carne en Beijing

Lunes, 08/06/2020
AsiaLink

La Oficina Comercial de Chile en Beijing organizó recientemente una rueda de negocios online para el sector de productos cárnicos. Participaron exportadores chilenos e importadores chinos, concretando en total más de 30 reuniones bilaterales en torno a la posibilidad de enviar productos de vacuno, cerdo, pollo y cordero.

Esta e-Rueda de promoción de productos cárnicos desarrollada con el apoyo de ProChile, fue a una iniciativa que lidera la Oficina Comercial de Beijing, con la que se respondió a la alta demanda existente en China por este tipo de productos.

La actividad contó con la participación de 9 importadores de las provincias de Beijing, Hubei y Shandong, y 9 exportadores chilenos de la Región Metropolitana, del Maule, Temuco, Puerto Montt, Aysen y Magallanes. 

“Las reuniones permitieron acercar a nuestros exportadores a las oportunidades comerciales en el mercado y en algunos casos con altas posibilidades de lograr concretar transacciones y alianzas comerciales, las cuales ya están en negociación”, explicó a AsiaLink Natalia Cortés, Directora Comercial de Chile en Beijing.

Las exportaciones de productos cárnicos chilenos no están sujetas a un régimen de cuotas, sino que corresponden netamente a una negociación entre privados en este competitivo sector. Lo positivo es que Chile ya cuenta con la autorización sanitaria para la exportación de productos cárnicos de bovino y ovino a China, además de pollo, cerdo y pavo. “Hoy tenemos más de 20 establecimientos habilitados para la exportación al gigante asiático. El trámite para la autorización de nuevos establecimientos es un proceso que lidera el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), ellos se encargan de la verificación del cumplimiento de los requisitos sanitarios de las faenadoras. Una vez verificado, el SAG solicita la autorización a al servicio nacional de aduana chino (GACC) y el proceso puede demorar alrededor de un año”, precisa Cortés.

Finalmente el proceso termina con la publicación de la planta faenadora en la página del servicio nacional de aduana chino.

Más consumo. El aumento de la demanda de carne bovina en China se explica no sólo por las constantes económicas del mercado, como el desarrollo económico y el mayor ingreso disponible del consumidor. Sino también se ha visto afectado por factores coyunturales. El primero de ellos la Peste Porcina Africana, que causó que el precio de la carne de cerdo se triplicara entre octubre de 2018 y octubre de 2019. La escasez de carne de cerdo ha empujado a los consumidores a preferir otro tipo de proteínas, mientras que el alza en el precio de la carne de cerdo ha hecho al vacuno mucho más asequible.

Según cifras de Rabobank, a fines del 2018 el precio del vacuno era 2.8 veces más alto que el cerdo, un año después esta diferencia se redujo a un 0.6 veces.

El 80% de la carne de bovino consumida en China es importada. Se espera que esta tendencia continúe, ya que China tiene una limitada capacidad de aumentar su producción interna de vacuno. Entre el 2013 y 2018 el aumento anual de producción doméstica fue de solo un 1%, mientras que el aumento de importación fue de un 28% anual.

De cuerdo con las cifras de Trademap que proporcionó ProChile, la importación china de vacuno aumentó un 70% interanual (2019 vs 2018). Chile se ubica como el octavo proveedor de carne bovina a China, con un 0.7% del mercado. Lideran la lista Brasil, Argentina y Australia; con una cuota de mercado de 26%, 22% y 19% respectivamente.

Debido a las tensiones políticas entre China y Australia producto del manejo de China de la crisis del coronavirus, China suspendió las importaciones de 4 plantas procesadoras australianas, que en conjunto constituyen el 35% del volumen de exportación. La distorsión que esto ha causado en el mercado abre oportunidades para los exportadores chilenos.

“Es importante destacar que el potencial para crecer va a depender no solo del aumento en el número de establecimientos habilitados, sino de factores como la capacidad de suplir la demanda de nuestros principales competidores que son Brasil, Argentina, Uruguay y Estados Unidos.  Sin duda, los países competidores tienen una capacidad de producción mucho mayor que la de Chile; sin embargo, nuestro país cuenta con el beneficio por tener una sólida estrategia de promoción comercial, que en algunos casos, nos permite llegar antes que nuestra competencia”, detalló a AsiaLink la Directora Comercial de Chile en Beijing.

Hay que destacar que Chile está habilitado para la exportación de carne de bovino y ovino congelada desde el 2015, no así la refrigerada, pero gracias a un reciente acuerdo con China, se ampliaran los productos autorizados a exportar y esto incluye a los  subproductos de la carne bovina y ovina, además de la carne refrigerada.

Actualmente se está trabajando en un nuevo ‘certificado zoosanitario multicarnes’, el que entrará en vigencia el 1 de julio. “Este certificado va a reemplazar los formatos que ya existen, lo que lo convierte en un instrumento único válido para todos los tipos de carnes autorizadas a exportar a China”, finaliza Natalia Cortés.

Comentarios