¿La fiebre porcina africana en China abre oportunidades para Chile?

Lunes, 05/04/2021
AsiaLink

Una ola de brotes de peste porcina africana este año ha acabado con al menos el 20% de las manadas reproductoras en el norte de China, dijeron al iniciar abril fuentes de la industria y analistas, excediendo las pérdidas esperadas y aumentando los temores sobre el potencial de un mayor impacto en el sur del país.

Las estimaciones apuntan al alcance del resurgimiento de la enfermedad en el primer trimestre de 2021, después de más de un año de disminución de los brotes, lo que presagia un importante revés en los esfuerzos de China para reponer sus rebaños de cerdos después de que la peste porcina africana llegara al país en agosto de 2018 e hiciera desaparecer al 50% de los cerdos del país en un año.

El impacto del virus se desaceleró a fines de 2019, a medida que disminuyó el número de cerdos y los grandes productores aprendieron a minimizar su propagación eliminando temprano a los cerdos infectados de los rebaños, un proceso que la industria llama "extracción de dientes".

Pero un invierno excepcionalmente frío, una mayor densidad de cerdos después de un año de repoblación y nuevas cepas de peste porcina desencadenaron una nueva ola de brotes en el noreste, el norte de China y la provincia de Henan, la tercera provincia productora de cerdos más grande del país.

"Al menos el 20% del rebaño se vio afectado, tal vez incluso el 25%" en las provincias del norte y noreste de China debido a los brotes durante el primer trimestre, dijo Jan Cortenbach, director técnico del fabricante de piensos Wellhope-De Heus Animal Nutrition.

Henan perdió entre el 20% y el 30% de sus cerdas reproductoras, dijo la semana pasada un informe del Cifco Futures, agregando que el daño podría ser "irreversible".

En tanto que Beijing Orient Agribusiness Consultant Ltd dijo en un informe el mes pasado que las existencias de cerdas en el norte de China en marzo cayeron entre un 25% y un 30% en comparación con febrero.

Varios clientes en el norte de China han perdido miles de cerdas en los últimos meses, agregó, y algunos han perdido más de la mitad de sus reproductores.

La seguridad alimentaria es un tema delicado en China y el gobierno ha confirmado pocos brotes de peste porcina africana desde que el virus comenzó a propagarse. Numerosos expertos de la industria han descrito el impacto como peor de lo que muestran los datos oficiales. La enfermedad no es dañina para los humanos.

El Ministerio de Agricultura informó de ocho brotes de peste porcina africana en el primer trimestre, principalmente en pequeñas granjas o en cerdos en tránsito en el sur de China. 

Esta enfermedad ha traido como consecuencia directa una carestía en lo precios del cerdo vivo. El valor de los lechones están aumentando debido al impacto en el hato reproductor, dijo Changjiang Securities. Cuestan en promedio más de US$ 273,94 por cabeza, no muy lejos del récord de US$ 358,682 en febrero de 2020, y significativamente más que los US$ 151,481 de noviembre.

Eso, eventualmente, se traducirá en precios más altos de la carne de cerdo.

Suado a eso, los productores del sur están en alerta máxima, dijeron fuentes de la industria, después de que se atribuyó a las lluvias e inundaciones los brotes de peste porcina el año pasado. “Con la llegada de la temporada de lluvias en el segundo trimestre, aún se desconoce cómo afectará la peste porcina al sur”, dijeron los analistas de Changjiang.

CHILEPORK Y LAS PERSPECTIVAS CHILENAS

¿Podría este probema local chino convertirse en una oportunidad para que naciones que ya exportan carne de cerdo vieran aumentar su cuota de mercado?

Al respecto, AsiaLink conversó con  Juan Carlos Domínguez, Presidente de ChileCarne, la entidad que agrupa a los productores y exportadores de carnes del país latinoamericano, que se promueve bajo la marca ChilePork.

"La industria de las carnes es hoy el cuarto sector exportador de alimentos de Chile, y el año 2020 exportó US$1.378 millones, un 19% más que en 2019. La carne de cerdo, es la más exportada con un 62% de participación y con exportaciones que alcanzaron US$ 858 millones y 465 mil toneladas varas (animal en mitades)", explica Domínguez, lo que es un 38% de ncremento respecto del año 2019, de acuerdo con el sitio web de la agrupación.

De esta forma, China represento el primer destino de la carne de cerdo chilena en valor y en volumen, exportándose 578 millones de dólares, un 67% del total exportado en valor y 335 mil toneladas varas, un 72% del total exportado en volumen.

Aunque la asociación no tiene aún las cifras del mes de marzo como para entregar un panorama del primer trimestre del año, Domínguez indicó que, en el período de enero y febrero de 2021, se exportaron 61.604 toneladas varas, lo que es un 13% menos que el mismo período del año anterior. "Sin embargo esto es una situación puntual dado que se adelantaron cargas en el mes de diciembre para llegar con el stock suficiente para el año nuevo Chino, celebrado en febrero, y se regularizará en los meses posteriores", apuesta.

Para Domínguez, dada la estrecha relación comercial que los exportadores chilenos han establecido con sus socios comerciales en China y, dado que los productos chilenos se distinguen por sus altos estándares de inocuidad, sanidad y bioseguridad, esperan mantener en el tiempo los volúmenes de exportación ya alcanzados. 

El dirigente gremial estima, además, que la peste porcina africana (PPA) ha provocado pérdidas en producción local de carne de cerdo de más de un 30%, dato muy relevante a nivel mundial considerando que China produce y consume la mitad de la carne de cerdo de todo el mundo. 

"Efectivamente han aparecido nuevos brotes en el norte de China, pero de acuerdo con los expertos internacionales esto debiese normalizarse en los próximos años. Los chinos han demostrado ser capaces de controlar rápida y eficazmente enfermedades, pese a que aún no existe vacuna para la PPA", precisa.

Para ello cita al ranking de producción mundial de carne de cerdo del USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) a marzo de 2021, que estima que la producción de carne de cerdo en China aumentará un 14% el año 2021, respecto al año anterior.

Pese a la recuperación de China, y mientras no haya una vacuna para la PPA, China seguirá siendo el principal importador de carne de cerdo del mundo.

Segun este mismo ranking del USDA, Chile es el sexto exportador mundial de carne de cerdo, detrás de la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, Brasil y México.

"Esta posición se ha logrado gracias a que la industria porcina chilena desde sus inicios, hace 30 años, tuvo como foco las exportaciones y a los mercados más exigentes del mundo, lo que nos permite tener productos de calidad mundial elaborados bajo los estándares más altos de inocuidad, sanidad y bioseguridad, validados por el SAG", agrega Domínguez. "Las plantas faenadoras de carne de cerdo deben estar habilitadas por las autoridades chinas para exportar. El 100% de las empresas chilenas exportadoras de carne de cerdo están habilitadas", concluye.

LAS MOVIDAS BRASILEÑAS

Hace pocos días, la firma china WH Group, el mayor procesador de carne de cerdo de China, dijo que aumentará las importaciones de carne este año, ya que es probable que los precios locales se mantengan elevados tras el resurgimiento de la peste porcina africana en el país.

Si bien los precios de la carne de cerdo china bajarán en la segunda mitad a medida que aumente la oferta, seguirán siendo significativamente más altos que en el extranjero, creando una oportunidad para mayores importaciones, dijo recientemente su vicepresidente Guo Lijun en la prensa después de anunciar los resultados de todo el año.

El año pasado, la firma que cotiza en Hong Kong importó 700.000 toneladas de carne, de las cuales Estados Unidos suministró el 70% y el resto fue de Europa y Sudamérica, cifra que incluye pollo y vacuno.

Si bien la firma reconoce un aumento de precios, estima que a lo alrog dle año los precios de la carne de cerdo probablemente serán más bajos que en 2020, pero no aventuró una estimación.

De todos modos, la compañía prevé desafíos por el aumento de los costes y la menor oferta de EE. UU. y Europa en medio de la pandemia de coronavirus.

Por ende, todavía habrá mucho espacio para la carne importada en el país en los próximos años. Esta ventana, sin embargo, tenderá a reducirse a mediados de esta década.

Paa Brasil eso significa que, si no quiere arriesgarse a perder el gran mercado que han conquistado, sus mataderos deberán adoptar nuevas estrategias comerciales, preferiblemente con una presencia local más agresiva.

Esta es la principal conclusión de un estudio realizado recientemente por la consultora alemana Roland Berger, publicado por el medio especializado Eurocarne, que sugiere que estas nuevas estrategias deben incluir inversiones en calidad de producto, cuidado en la adaptación de cadenas de valor a los crecientes requisitos sanitarios y medioambientales y alianzas con actores chinos.

Además, el trabajo de la consultoría demostró que los chinos consideran que las carnes brasileñas son competitivas, pero que, en general, las ventas están dominadas por productos de bajo valor agregado.

Si ya era importante, China se consolidó como el principal destino de las exportaciones de carne brasileña a partir de 2018, cuando la peste porcina africana comenzó a afectar la producción local, para 2020 los envíos de carne de cerdo a China crecieron un 106% en relación al año anterior y alcanzaron 513,5 mil toneladas, o el 50,7% del volumen total. 

En su informe, Roland Berger pronostica que el consumo de carne china crecerá un 2,2% anual hasta 2025, hasta alrededor de 70 millones de toneladas, y que, a pesar del aumento de la producción local, será posible, con ello, que Brasil aumente las ventas al país. Con China como ancla, la consultora proyecta que los envíos de carne brasileña aún crecerán un 0,7% anual en la próxima década, en comparación con un promedio anual de 1,2% en los últimos diez años.

Sin embargo, el ritmo tiende a ralentizarse.

Sin perder de vista esta proyección, el país ya está marcando presencia dentro de China abriendo oficinas para las firmas ABPA, BRF, Seara (JBS) y Aurora.

 

Con información de Reuters y Eurocarne.

Comentarios