Autos en Asia: capeando la tormenta

Miércoles, 07/10/2020
Gwendolyn Ledger

El lunes 5 de octubre fue el último día en que funcionó la Exposición Automotriz Internacional de Beijing 2020, más conocida globalmente como China Motor Show.

Con el tema "La inteligencia conduce al futuro", el evento se centró en redes inteligentes y tecnologías ligeras, con muestra un total de 785 vehículos, incluidos 82 lanzamientos mundiales, 36 concept cars y 160 vehículos de nueva energía, en un área de 200.000 metros cuadrados, apenas 10% menor a la de años anteriores.

Pero poco hubo del tradicional glamour -y aun menos de público - para una industria y un país que realizaba su primer encuentro masivo post pandemia. Esta vez sin mucha prensa extranjera y ni hablar de los test drives. Pero sí con un país que ostentaría un 11% de aumento en las ventas de vehículos, y con una imagen optimista para el sector, como recalcó Agencia Reuters.

De acuerdo con estimaciones de Nikkei, los fabricantes de automóviles llegarían al show con un mindset más realista: persuadir a los consumidores para que compren vehículos eléctricos, híbridos enchufables y lo que China llama "vehículos de nueva energía", que pronto llegarán al mercado.

Ahí estaban Toyota Motor, presentando solo vehículos eléctricos e híbridos, incluida la versión eléctrica del vehículo utilitario deportivo subcompacto C-HR recién lanzado en China. Honda Motor con una versión conceptual del primer vehículo eléctrico que se venderá con su propia marca en territorio chino, al tiempo que dará el primer vistazo a un SUV pequeño híbrido enchufable CR-V.

El nuevo vehículo eléctrico Ariya, de Nissan Motor hizo ahí su debut fuera de Japón.

Volkswagen presentaba modelos SUV híbridos enchufables, mientras que General Motors exhibió los modelos NEV bajo sus marcas Buick y Chevrolet. Ford Motor mostró un SUV eléctrico en China por primera vez.

Entre los fabricantes de automóviles chinos, Zhejiang Geely Holding Group dio a conocer un concepto de vehículo eléctrico de su marca Lynk & Co dirigido a los más jóvenes. Y Great Wall Motor presentó una camioneta pickup eléctrica: POER.

Un reporte de Euromonitor sobre el panorama global del sector automotriz, publicado en junio, explicaba que las ventas de automóviles nuevos en China disminuyeron un 42% en el primer trimestre de 2020.

En el mismo sentido, no se esperaba que el mercado de automóviles nuevos recupere por completo las pérdidas de principios de año, con un pronóstico de ventas totales que disminuirá en un 11% en 2020 a 22.8 millones de unidades.

La rápida recuperación de las ventas del segundo trimestre, sin embargo, se atribuye en gran medida al estímulo del gobierno. Por ejemplo, China extendió los subsidios y exenciones impositivas para los nuevos vehículos de energía por dos años adicionales, mientras que muchos gobiernos locales también ofrecen incentivos en efectivo adicionales de hasta US$1.400 para los compradores de automóviles.

A pesar de la recuperación inicial en las ventas de automóviles nuevos, persisten los temores sobre la sostenibilidad de la recuperación. El mercado de automóviles nuevos de China ya mostraba signos de estancamiento antes de COVID-19. Los fabricantes de automóviles ahora temen que las ventas puedan comenzar a estancarse nuevamente a partir de 2022, cuando terminen los incentivos gubernamentales.

"Creemos que China puede ser el único mercado que se pondrá al día con los volúmenes de 2019 para fines de 2022", aunque queda por ver si la recuperación del segundo trimestre es sostenible en la segunda mitad del año, afirmaba el reporte al terminar el primer semestre.

Y las perspectivas se han ido cumpliendo, ya que el informe de fines de agosto de la empresa británica de análisis, LMC AUTOMOTIVE reportó que los datos indican que las ventas al por mayor en China se mantuvieron fuertes en agosto.

Si bien la tasa de venta de agosto de 29,5 millones de unidades por año fue ligeramente inferior a los 30,8 millones de unidades por año en julio, de todos modos fue alta para los estándares de los últimos años.

El cálculo de la firma es que, sobre una base interanual, las ventas aumentaron un 8,5% en agosto, en comparación con el +13,4% de julio, lo que sugiere que la acumulación de inventario en los concesionarios quizás esté llegando al final.

En agosto, las ventas de los NEV aumentaron considerablemente y en el subsector de los vehículos de pasajeros, los modelos Premium se venden bien, mientras que las ventas de modelos económicos están teniendo problemas.

“Los consumidores adinerados de China no solo se ven menos afectados por la recesión económica, sino que también se benefician del aumento de los precios de los activos. Sin embargo, de cara al futuro, la recesión mundial y las crecientes disputas entre Estados Unidos y China nublan las perspectivas económicas y de ventas de China”, concluye el análisis.

PANORAMA SURCOREANO

Aunque aún están por evaluarse los resultados en ventas globales que posibilite el evento a lo largo de estos meses, ya están llegando buenas noticias desde el sector. Específicamente desde Corea del Sur.

La agencia Yonhap reportó el martes que las ventas globales mensuales del grupo Hyundai Motor, marca insigne del país asiático, han aumentado por primera vez desde que el coronavirus se apoderó del mundo, y aparentemente los ahorros fiscales en las compras de automóviles tanto localmente como las promociones en los EE. UU., su principal destino de exportaciones, habrán ayudado a impulsar la demanda.

El grupo automovilístico más grande de Corea del Sur vendió aproximadamente 620.000 vehículos en todo el mundo en septiembre, un 0,7% más que el año anterior y registró la primera ganancia en ocho meses, con los vehículos deportivos utilitarios liderando.

Pero el diablo está en los detalles: si bien los totales son positivos, en el desglose la tendencia es más doméstica que nada.

Las ventas en el mercado interno aumentaron un 34% a alrededor de 67.000 unidades, mientras que las ventas en el extranjero cayeron un 11% a alrededor de 293.000, dijo la compañía el lunes.

En tanto que la unidad del grupo Kia Motors, el hermano menor de Hyundai, informó un aumento del 22% en las ventas nacionales a aproximadamente 51.000 vehículos y un aumento del 8% a alrededor de 208.000 unidades en otros lugares.

Esto completa ventas totales del grupo para el período enero-septiembre de 4,46 millones de vehículos, un 15% menos que los niveles del año anterior, ya que tanto la producción como las ventas sufrieron los bloqueos en mercados clave como Estados Unidos, Europa e India.

Un comunicado de LMC Locomotive de septiembre, con datos hasta agosto, reporta para Corea del Sur que las ventas en Corea siguen siendo sólidas, gracias al recorte temporal del impuesto especial sobre los fotovoltaicos.

La tasa de venta de agosto fue de 1,84 millones de unidades / año, ligeramente superior a la de julio, a pesar de que la tasa de reducción de impuestos se ha reducido desde el 1 de julio.

Sobre una base interanual, las ventas disminuyeron un 2% en agosto, ya que agosto de este año tuvo dos días de ventas menos que hace un año. En lo que va de año, las ventas aumentaron un 6,7% interanual.

Combinados los cinco fabricantes de vehículos de Corea el Sur -Hyundai Motor Co., Kia Motors Corp., GM Korea Co., Renault Samsung Motors Corp. y SsangYong Motor Co.- vendieron un total de 678.549 unidades en septiembre, por encima de las 655.968 unidades del año anterior, según los datos mensuales de ventas de las compañías.

Las ventas de GM Korea subieron un 90% interanual en septiembre, hasta las 40.544 unidades desde las 21.393 del mismo período del año anterior, ayudadas por el aumento de exportaciones de sus modelos SUV.

Por su parte, las ventas de SsangYong Motor cayeron un 4,4% interanual, hasta las 9.834 unidades, debido a las débiles exportaciones. Sus ventas locales aumentaron un 13% interanual, hasta las 8.208 unidades el mes pasado, pero las exportaciones descendieron un 47%, hasta los 1.626 vehículos.

La compañía es la filial local de la automotriz india Mahindra & Mahindra Ltd. En tanto que la Renault Samsung registró el mes previo un desplome del 51% interanual en sus ventas, desde los 15.208 del año pasado hasta los 7.386 vehículos en septiembre de este año.

Sus ventas locales disminuyeron un 24%, a 5.934 coches, y las exportaciones cayeron un 80%, a 1.452 unidades durante el período citado.

La producción en las plantas de los cinco fabricantes de coches no alcanza los niveles antes de que el brote de coronavirus afectase a la industria automotriz a principios de este año.

Aun así, la caída fue más leve que las fuertes caídas sufridas por el grupo Toyota Motor y otros gigantes automotrices multinacionales, y los observadores de la industria dicen que Hyundai está logrando capear la tormenta COVID-19 relativamente bien.

En ese sentido, de acuerdo con los datos de LMC Lomomotive, en Japón, el mercado ha continuado recuperándose con fuerza, con una tasa de venta de agosto alcanzando los 4,8 millones de unidades, lo que es un 10% más que en julio.

Sobre una base interanual, la caída se profundizó a 15,6% en agosto desde -13,5% en julio, pero eso se debe a una distorsión de hace un año causada por la subida del impuesto al consumo, en octubre de 2019.

La repentina renuncia del primer ministro Abe también presentó en ese mes cierta incertidumbre sobre las perspectivas económicas del país.

¿CUMPLIENDO LAS EXPECTATIVAS?

El reporte de junio de Euromonitor, auguraba que el valor de producción de la industria automotriz mundial disminuirá en un 3,4% en 2020 para alcanzar US$4.600 millones, con un escenario de referencia en el que la industria comenzará a recuperarse recién en 2021.

La industria automotriz inicialmente sintió un shock de suministro que interrumpió las cadenas de suministro y la producción, y finalmente se vio obligado a detener la producción por completo en medio de medidas gubernamentales restrictivas. En total, se estima que los volúmenes de producción mundial de automóviles en el primer trimestre de 2020 han disminuido en 5,9 millones de unidades debido a la detención de la producción.

Es probable que los fabricantes de automóviles sigan enfrentando escasez de componentes críticos hasta el cuarto trimestre de 2020, cuando se espera que los proveedores resuelvan problemas de infraestructura, transporte y seguridad de los empleados.

Además, las compañías automotrices tardarán un tiempo en restablecer los niveles de inventario agotados. Actualmente, los concesionarios de automóviles enfrentan escasez de inventario, lo que perjudicaría las ventas en caso de que se recupere la demanda del consumidor.

Otra tendencia predicha y que se está cumpliendo es que la recuperación regional en la producción de automóviles será desigual. Se espera que Asia Pacífico sea la región con el mejor desempeño en términos de producción automotriz en 2020 y se recupere casi por completo del choque COVID-19 hacia fines de año. En gran parte, esto se debe a una recuperación de la producción y la demanda más rápida de lo previsto en China, que sigue siendo el principal motor de crecimiento de la región. Además, se espera que los fabricantes japoneses y surcoreanos se beneficien de situaciones de salud relativamente buenas en estos países y, a su vez, una interrupción menor en sus cadenas de suministro.

Un campo que se abre dentro del rubro automotriz es hacerse cargo de los temores que generan los riesgos potenciales para la salud de la pandemia: se espera que los productos de salud y médicos emerjan como un nuevo nicho en la cadena de suministro automotriz.

Los fabricantes de automóviles ya están integrando nuevas soluciones en sus modelos, y se prevé que el gasto en filtros médicos, sensores, equipos de medición y dispositivos antibacterianos aumentará en los próximos 3-5 años cuando se desarrollen nuevos modelos de automóviles.

Por ejemplo, Geely ya ofrece filtros antibacterianos en algunos de sus automóviles, mientras que Jaguar Land Rover está desarrollando una nueva solución de luz ultravioleta para desinfectar las superficies en el interior de un automóvil.

Además, a largo plazo, el sector automotriz podría presenciar cambios en la demanda de los consumidores. Debido a las continuas preocupaciones de salud, los viajeros prefieren cada vez más los vehículos privados en lugar del transporte público, lo que podría estimular la demanda de vehículos nuevos. Además, los generosos incentivos para los compradores de automóviles respaldarán las ventas de vehículos de lujo y eléctricos.

¿QUÉ PASA CON ASEAN?

No hay cambios en las perspectivas de ventas de vehículos ligeros de la ASEAN, pero las perspectivas de Indonesia para 2020 se debilitan.

Las ventas de vehículos ligeros (LV) de la ASEAN cayeron un 29% interanual (interanual) en julio. El único mercado que registró crecimiento en el mes fue Malasia, donde un aumento del 16% interanual se debió a la implementación de un recorte de impuestos temporal para el período junio-diciembre de 2020, dijo en un informe especializado LMC Locomotive.

En una medida similar, el gobierno vietnamita implementó un recorte temporal en la tarifa de registro para los vehículos producidos localmente, también aplicable de junio a diciembre de 2020. Y aunque todavía en territorio negativo, los resultados de junio (-7% interanual) y julio ( ‐1% interanual) supusieron una mejora considerable con respecto al período enero-mayo (‐27% interanual).

El panorama fue mucho más sombrío en Indonesia, Filipinas y Tailandia, con ventas en julio de 72% interanual, 34% interanual y 23% interanual, respectivamente. Sin embargo, en términos mes a mes (MoM), las ventas de BT en julio mejoraron un 107%, 35% y 12%, respectivamente.

El crecimiento intermensual en Indonesia y Filipinas se debió a una reanudación casi total de todas las actividades comerciales y económicas después de que se levantaran las restricciones de cierre en junio. El repunte en Tailandia fue impulsado en gran parte por el lanzamiento de Toyota del Hilux mejorado y el nuevo SUV Corolla Cross, que fue posible gracias al hecho de que el gobierno tailandés no impuso un bloqueo a nivel nacional.

“Nuestro pronóstico de ASEAN LV para 2020 se mantiene sin cambios, en 2,2 millones de unidades, pero hicimos ajustes a nivel de país”, indicó la firma con sede en Oxford.

Se elevaron las perspectivas para Tailandia, Malasia, Vietnam y Filipinas, mientras que se recortaron las perspectivas para Indonesia.

Esto abre el potencial para que otros países de la ASEAN sigan su ejemplo. De hecho, se informa que el gobierno tailandés está considerando un esquema de cupones de intercambio, que implica deducciones de impuestos corporativos o sobre la renta para los compradores que cambian un vehículo viejo por un modelo más ecológico y de menor consumo de combustible.

La perspectiva de Indonesia para el año se redujo en aproximadamente un 14% con respecto a nuestro informe anterior, para tener en cuenta la decisión del gobierno de restablecer las restricciones sociales a gran escala (PSBB) del 14 al 27 de septiembre, y la pandemia no muestra signos de estar bajo control en la región de la capital a medida que las infecciones continúan aumentando.

A pesar de que el bloqueo podría extenderse, LMC no espera que en septiembre se repitan los pésimos volúmenes registrados en abril (‐91% interanual) y mayo (‐96% interanual), dado que por una parte todos los negocios no esenciales pueden operar al 25% capacidad durante el período PSBB (14-27 de septiembre); y por la otra, los fabricantes de automóviles han adaptado sus prácticas laborales durante la pandemia al vender vehículos nuevos en línea, ofrecer citas de servicio a través de canales digitales y brindar servicios posventa en el lugar.

El Ministerio de Industria de Indonesia propuso recientemente un recorte temporal en el impuesto a las ventas de artículos de lujo (LST) este año para impulsar la demanda de LV. Si se aprueba, esperamos que la medida se haga eco de la política de Malasia, con los vehículos fabricados localmente beneficiándose de una tasa impositiva más baja, en un intento por estimular las ventas y la producción nacionales.

IMPACTO EN LATINOAMERICA

Por otro lado, LMC pronostica que la producción de automóviles en regiones emergentes, como América Latina y África, será la más afectada y la más lenta en recuperarse.

Además, la incertidumbre económica global pesará sobre la demanda futura de automóviles nuevos. El crecimiento potencialmente más débil de las exportaciones y los ingresos podría limitar la demanda de automóviles por parte de los consumidores.

“Lo que va a pasar en general en Latinoamérica es que los vehículos comerciales van a bajar, pues aunque la gente los ve como una inversión, (resulta que) las empresas no están invirtiendo (…) Globalmente la región es la que se espera tenga el mayor impacto este año, especialmente Brasil , la contracción será muy severa y se reflejará en que pocas compañías invertirán en vehículos”, dice Augusto Amorim, Senior Manager a cargo de los pronósticos de venta de vehículos en el continente americano en LMC Automotive

En general, en Sudamérica, la firma británica informó en su más reciente reporte sectorial, que las ventas brasileñas de vehículos ligeros cayeron un 25,1% interanual en agosto, mientras que la tasa de venta se aceleró a 1,98 millones de unidades / año, frente a los 1,82 millones de unidades / año de julio.

Aunque la recuperación claramente continúa, parece que se perdió un poco de impulso en agosto. Esto podría indicar que la demanda acumulada y los registros retrasados de las primeras etapas de la pandemia pueden estar agotando, exponiendo el verdadero nivel de demanda subyacente.

En Argentina, las ventas de vehículos ligeros disminuyeron un 32,6% interanual en agosto, mientras que la tasa de venta creció a 334 mil unidades / año, de 309 mil unidades / año en julio. La recuperación argentina es frágil, ya que los casos de coronavirus continúan aumentando, aunque el gobierno ha tomado medidas para aliviar las restricciones de bloqueo recientemente.

¿Cómo se ve el panorama para los autos asiáticos en Latinoamérica? Dependerá del mercado.

“Brasil y México representan la mayor parte de las ventas de autos del continente, y en estas dos economías las ventas de autos chinos son todavía muy bajas. Pero cuando ves a Chile tienes una penetración mucho más alta de marcas chinas, y aunque es loco pensar que es más barato traer un auto de China a Chile que de Brasil a Chile, a pesar de que no tiene sentido, es la realidad”, analiza Amorim. 

En Corea las ventas estan subiendo, asi que la producción no se ha visto afectada, algunas se vieron afectadas como EEUU y se enlentecieron, pero no veo un poblema de suministro para Latam.

En coincidencia con otros pronósticos y tendencias, ya en junio Amorim veía un buen panorama de los SUVs, a pesar de la pandemia y del precio relativamente alto de estos vehículos.

“Es una tendencia que ya veíamos venir fuerte desde hace dos años, y vemos más productos que llegan al mercado, como Chevrolet lanzó The Tracker, por ejemplo. Y aunque los SUVs son más caros, eso los ayuda en una situación como esta, porque especialmente en mercados emergentes los consumidores son muy sensibles al precio, y esos consumidores que comprarían autos más económicos están, o van a estar, fuera del mercado, y por eso suben los SUV, porque algo común a toda la región es que son (países) muy desiguales. Los ricos son muy ricos, el resto pospondrán la compra, pero en todo caso la confianza del consumidor ha estado bien baja así que afectará especialmente las ventas de los vehículos económicos”, describe el experto.

Y acá además se da otra paradoja que podría terminar perjudicando a los autos asiáticos en ese segmento.

Si bien lo lógico sería que ahora que comprar uno de estos vehículos europeos o americanos resulte realmente caro por el tipo de cambio para él, Amorim no cree que los consumidores opten por una marca asiática más barata.

“En Latinoamérica los autos son una importante símbolo de status, así que si estas pensado comprar un SUV o jeep nuevo y por esta crisis no puedes, no parece posible que te vayas a una marca china, porque parecería que retrocediste…entonces esas personas es posible que esperen un tiempo a estar mejor y comprar un auto nuevo de la marca que sí desean” concluye.

Comentarios