Sector automotriz presenta oportunidades para Tailandia

Lunes, 25/03/2019
America Economia

El turismo parecería ser una de las actividades más lucrativas de Tailandia, pero la industria automotriz en general, y en aprticular la dedicada a vehículos de energías limpias, es la que apareció recientemente con el nicho con mayores oportunidades para la nación asiática.

Durante el mes de enero, Toyota Motor Thailand anunció que había presentado dos solicitudes a la Junta de Inversión (BOI) del país para la fabricación de vehículos eléctricos híbridos (HEV), que pueden operar tanto con combustible convencional como con electricidad, y con vehículos eléctricos a batería (EV). 

Asì lo destaca un reporte de Oxford Business Group de este mes.

Según la propuesta, la firma japonesa Toyota ensamblaría hasta siete mil unidades de estos vehículos híbridos cada año, junto con unas 70,000 baterías para vehículos eléctricos, con un total estimado de 9.1 millones de unidades por año, lños que podrúian llegar a hacerse en su planta local, ubicada en Chachoengsao.

El anuncio se produce después de la probación de dos grandes proyectos automotrices de Nissan Motor Thailand y Honda Automobile, ambas para construir carros con tecnología HEV en julio del año 2018.

De acuerdo con el detalle del repote, la firma Nissan invertirá unos US$ 346 millones para aumentar la capacidad en su planta de Samut Prakan, mientras que Honda gastará US$ 182.4 millones en operaciones para producir automóviles HEV y baterías de litio automotrices.

Con el fin de apoyar el crecimiento del segmento de los vehículos híbridos, justamente el gobierno introdujo una serie de incentivos el año pasado, que incluyen de cinco a ocho años de exención de impuestos corporativos y una exención de los aranceles de importación en maquinaria.

A pesar de estas inversiones recientes, la industria automotriz enfrenta algunos desafíos clave a corto plazo, como el aumento en las tasas de interés o el efecto de la guerra comercial China-EE.UU. además de una eventual apreciación del baht (la moneda local) pueden ejercer presión sobre las exportaciones y una creciente escasez de mano de obra calificada.

En Tailandia la industria automotriz representa alrededor del 10% del PIB y emplea a una décima parte de la fuerza laboral, por lo que cualquier recesión podría afectar a la economía en general.

Comentarios