Tesla niega crisis en China

Miércoles, 28/11/2018
America Economia

Tesla anunció el martes por la tarde que el informe que indica que las ventas en China se desplomaron en un 70% en octubre es "extremadamente impreciso", destacó el portal Business Insider.

Un informe del martes indicó que las ventas de Tesla en China se habían desplomado 70% en octubre en medio de la actual guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Debido a ello, la semana pasada, el fabricante de automóviles eléctricos redujo los precios en algunos modelos en China para ayudar a compensar el impacto de las tarifas del presidente Donald Trump.

Eso significó que las acciones de Tesla cayeran hasta un 2.27% el martes temprano, cotizando cerca de US$338 cada una, luego de que un informe dijera que las ventas de vehículos de la compañía de Elon Musk en China habían caido un 70% en octubre en medio de la guerra comercial del país con Estados Unidos.

Todo comenzó cuando la agencia Reuters citó a un funcionario de la Asociación de Automóviles de Pasajeros de China, diciendo que el fabricante de automóviles eléctricos vendió solo 211 vehículos en el mercado automotriz más grande del mundo en octubre. La fuente atribuyó esas ventas de bajo rendimiento a la actual guerra comercial entre Estados Unidos y China.

"Esto es muy impreciso", dijo un representante de Tesla a Business Insider. "Si bien no revelamos números de ventas regionales o mensuales, estas cifras están fuera de un margen significativo".

El jueves de la semana pasada, Tesla había dicho que estaba reduciendo los precios de sus vehículos Model X y Model S en China entre un 12% y un 26% para ayudar a compensar algunos de los impactos de la guerra comercial del presidente Donald Trump.

El fabricante de automóviles dijo a Reuters que estaba "absorbiendo una parte significativa de la tarifa para ayudar a que nuestros autos sean más asequibles para los clientes en China".

A principios de este año, el gobierno de Trump impuso aranceles a productos chinos por un valor de $ 250 mil millones, lo que llevó a Beijing a tomar represalias. En julio, China a su vez elevó los aranceles sobre las importaciones de automóviles de EE. UU. al 40%, en medio de un empeoramiento del conflicto.

En octubre, Tesla aseguró un sitio en Shanghai para su primera Gigafactory en el extranjero, lo que podría ayudarlo a evitar esas tarifas.

Luego de esas medidas y otras como bajar el protagonismo --y los comentarios no siempre bienvenidos -- de su creador, Elon Musk, Tesla había conseguido subir un 8% este año hasta el lunes.

Comentarios