Transporte público chileno suma 208 nuevos buses eléctricos chinos

Viernes, 07/06/2019
Agencia Xinhua

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones chileno anunció ayer la llegada de 208 nuevos buses eléctricos de la marca china BYD en agosto, que se incorporarán al sistema de transporte público local a partir del segundo semestre.

Serán en total 411 los buses eléctricos dispuestos en Santiago, lo que consolida a la ciudad como la segunda con mayor cantidad de este tipo de vehículos en el mundo, después de las urbes chinas.

“El mundo está cambiando muy rápidamente. Partimos este año con 203 buses eléctricos con una evaluación de los usuarios muy alta, que los calificaron con un 6,3. En ese sentido, estamos muy contentos porque ha llegado el mensaje que queríamos mandar: recuperar el buen trato a las personas en sus viajes dentro de la ciudad”, afirmó a la prensa la ministra de Transportes, Gloria Hutt.

Las nuevas máquinas formarán parte de la Red Metropolitana de Movilidad (RED) y cruzarán la capital chilena de Santiago, donde se instaló el primer corredor eléctrico de Latinoamérica.

Este trazado ya es transitado por los autobuses eléctricos que arribaron a fines de 2018 desde el país asiático, y corresponde a uno de los recorridos más largos de la ciudad, ya que mueve pasajeros desde las faldas cordilleranas, hasta los barrios ubicados a una hora de la costa.

La ministra precisó que 183 de estos buses serán operados por la empresa Metbus y otros 25 por Redbus, que se unirán a fin de año al sistema de transportes capitalino.

Hutt afirmó en una actividad pública que se busca extender el servicio RED a regiones, para que se beneficien de las bondades que otorga la electromovilidad al medio ambiente y también a los pasajeros.

Destacó que estos autobuses son 100% eléctricos y cuentan con conexión inalámbrica a internet (wifi), puertos USB y aire acondicionado.

“Esperamos que durante el próximo año, a través del proceso de licitación, la electromovilidad se siga potenciando en la capital y en regiones. Esto no solo contribuye con el medio ambiente, sino que también, con la calidad de vida de las personas”, dijo Hutt.

Valoró el cumplimiento de los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París (2015) y la descarbonización, a través de iniciativas como la incorporación de estas máquinas eléctricas.

El gobierno chileno prevé que cuando termine su mandato en 2022, el 80% de los autobuses del transporte público chileno sea eléctrico.

Comentarios