Destacan rol de la china CTG en desarrollo de infraestructura en Brasil

Martes, 28/05/2019
Agencia Xinhua

La inversión que la compañía Tres Gargantas de China (CTG, por sus siglas en inglés) realiza en energía es muy importante para el desarrollo de Brasil, afirmó el director técnico ejecutivo de la central hidroeléctrica brasileño-paraguaya de Itaipú, Mauro Corbellini.

En su oficina con vistas al río Paraná, en el edificio de la empresa Itaipú Binacional, Corbellini explicó la cooperación entre los ingenieros de la central con los de la presa Tres Gargantas, de China.

"La CTG está presente en Brasil y asumió centrales hidroeléctricas como Ilha Solteira y Jupiá (estado de Sao Paulo), entre otras. Creo que la CTG será un gran factor de provisión de energía en Brasil en el futuro. Esta cooperación que el gobierno chino viene trayendo con CTG es muy importante para el desarrollo de Brasil", dijo el ingeniero.

Según Corbellini, Tres Gargantas participa como un socio de peso para producir energía en Brasil.

La historia de Itaipú tiene vinculación en el tiempo también con el inicio de las relaciones entre Brasil y China: hace 45 años brasileños y paraguayos iniciaron el proyecto y la central comenzó a trabajar 10 años después, en 1984, en el río Paraná, en la región de la Triple Frontera que también integra Argentina.

Tres Gargantas es la represa más grande del mundo, seguida por Itaipú, que a su vez fue tomada como modelo de central hidroeléctrica para la construcción de la planta china en el río Yangtsé.

A ojos de Corbellini, Itaipú "sirvió como ejemplo" con su construcción en los años 70 del siglo pasado para el inicio de Tres Gargantas.

En septiembre de 2017, Itaipú y Tres Gargantas firmaron un acuerdo de cooperación técnica en Beijing, para optimizar los procesos de operación, mantenimiento, medio ambiente y nuevas tecnologías para centrales hidroeléctricas.

La oficina del director ejecutivo brasileño de Itaipú Binacional está rodeada de cuadros, dos de los cuales son recuerdos de su paso por China y de la firma de ese acuerdo con China Three Gorges Corporation (CTG), que maneja varias represas, incluida la central Tres Gargantas, la más grande del mundo con capacidad instalada de 22.400 megavatios (MW).

Itaipú ha pasado a ser la segunda con 14.000 MW.

Corbellini destacó la presencia, desde 2013, de CTG Brasil.

"China para nosotros es lo que uno se imagina como un país moderno", dijo el ingeniero Corbellini, un especialista en centrales hidroeléctricas y defensor de esta forma de energía.

"China se transformó en un país con mucho desarrollo, mucha organización. Nuestros colegas de Tres Gargantas demostraron que aprendimos en forma conjunta para producir y operar con eficiencia", añadió.

En la central hidroeléctrica de Itaipú, donde trabajan unas 3.200 personas, hay 13 paseos turísticos preparados para ver la gran obra de la ingeniería, que Corbellini califica de "pionerismo" para el mundo, y sus trabajos como la recuperación ecológica.

"Hay algo que vi en Tres Gargantas que me impresionó, que es la recuperación de fauna y de flora que se perdió con los años. Hay unos 300 científicos destinados a este tema, sobre todo a la recuperación ictícola, que es de admiración", apuntó.

"Itaipú y Tres Gargantas tienen una cooperación para intercambiar experiencias en mantenimiento, operación, generación, seguridad y medio ambiente. Llevamos nuestra experiencia, sobre todo en el mantenimiento. Hacemos mantenimiento en tiempos cortos, teniendo más disposición para producir energía", detalló.

Los "errores de Itaipú" también sirvieron para la construcción y desarrollo de Tres Gargantas, puntualizó.

"Tres Gargantas ha mejorado el proyecto con base en nuestra experiencia y su capacidad, es un proyecto magnífico", completó.

El director técnico ejecutivo tiene en su despacho una pantalla en la cual monitorea el flujo de la energía en tiempo real.

"Hoy en día tenemos tecnologías muy avanzadas disponibles para la construcción de hidroeléctricas (...) la tecnología nos da a Brasil y China capacidad de mando y protección de las centrales", declaró.

El desafío para ambas centrales hidroeléctricas, agregó, es "la transformación digital, el mando a distancia y la automatización para los sistemas Itaipú y Tres Gargantas".

Comentarios