Japón anuncia plan energético de granjas eólicas

Jueves, 09/07/2020
Reuters

Japón creará nuevas reglas y apoyará la infraestructura en una campaña que apunta a construir parques eólicos marinos en 30 sitios durante la próxima década, destacó este jueves el diario de negocios local, Nikkei.

Se espera que el ministro de Industria, Hiroshi Kajiyama, anuncie medidas políticas pronto para alcanzar el objetivo, dijo el periódico, sin identificar las fuentes.

La nueva política apunta a tres o cuatro proyectos cada año con una capacidad de generación total de 1 gigavatio (GW), desde el año financiero que comienza en abril de 2021 hasta el año fiscal 2030/2031, para un total acumulado de 10 GW.

Para acelerar la expansión, el Ministerio de Tierras, Infraestructura, Transporte y Turismo (MLIT) planea construir instalaciones de almacenamiento en todo el país para las piezas necesarias para la construcción, así como reforzar algunos puertos.

El Ministerio de Economía, Comercio e Industria (METI) planea revisar las reglas de la red eléctrica para eliminar las restricciones a los proveedores de energía más ecológicos, agrega el periódico.

Japón ahora permite a las grandes empresas de servicios públicos tradicionales que controlan sus redes de transmisión, limitar los suministros de energía renovable, como los de los parques solares y eólicos, si es necesario, para garantizar la estabilidad de la red, una medida que limita la expansión de energía renovable.

Un funcionario de METI que maneja energías renovables se negó a comentar sobre el informe. Un funcionario de MLIT dijo que el ministerio ya había comenzado a trabajar en algunos puertos para beneficiar a los parques eólicos marinos, pero declinó hacer comentarios sobre el resto del informe.

Cada planta tarda generalmente de cinco a 10 años en construirse.

El mercado de energía eólica marina de Japón crecerá luego de una ley, la Ley de Promoción de Energía Eólica Marítima, que se hizo cumplir el año pasado para ayudar al desarrollo.

Hace pocos días, el país hizo noticia por anunciar el cese o cierre de unas 100 plantas termoeléctricas a carbón, y esta semana aeguró que aumentará estándares y exigencias ambientales para proveedores internacionales de este combustibe. 

Comentarios