India apostaría por el biogás para reducir contaminación

Jueves, 19/12/2019
Reuters

India planea establecer más de 100 plantas de biogás y proporcionar a miles de agricultores máquinas para deshacerse de los rastrojos de los cultivos en un intento por detener la asfixiante contaminación de quema de cultivos que asola el país cada invierno.

Una fuente importante del smog que envuelve vastas franjas del norte de la India, incluida la capital, Nueva Delhi, es quemar la paja y el rastrojo de la cosecha de arroz anterior para prepararse para nuevas plantaciones en octubre y noviembre.

Nueva Delhi es considerada regularmente como una de las principales ciudades más contaminadas del mundo.

Indian Oil Corp Ltd, respaldada por el gobierno, invitará a las empresas privadas a solicitar la instalación de 140 plantas de biogás que utilizarán rastrojos de arroz como alimento para piensos, dijeron dos funcionarios del gobierno, que no deseaban ser identificados de acuerdo con la política oficial.

Las plantas costarían US$ 487,67 millones y cada una requeriría dos toneladas de residuos de cosecha cada hora durante al menos 300 días para producir "una cantidad óptima" de gas natural comprimido (GNC), dijo una de las fuentes.

El gobierno asignaría fondos para el proyecto que haría atractivo para los agricultores vender sus desechos en lugar de quemarlos, dijeron.

La contaminación del rastrojo se ha agudizado en los últimos años debido a que las cosechadoras mecanizadas dejan más residuos que los cultivos cosechados a mano.

Además de ayudar a los agricultores a vender sus residuos a las nuevas plantas de biogás, el gobierno proporcionaría cien mil máquinas nuevas cada año a los agricultores para que eliminen los desechos agrícolas en sus campos, dijeron las fuentes.

"Le daremos a los agricultores la opción de deshacerse de los residuos del cultivo o venderlos a las plantas de bio GNC", dijo una de las fuentes.

Los expertos medioambientales se mostraron escépticos.

"Dada la cantidad de recursos que tiene el gobierno, lo que decidirá la eficacia de este plan es un compromiso constante con los agricultores", dijo Nandikesh Sivalingam, gerente de programas de Greenpeace.

"Pero si espera resultados el próximo invierno, eso no va a suceder".

Comentarios