Presidente indonesio buscará acabar con la basura

Jueves, 18/07/2019
Reuters

El presidente indonesio, Joko Widodo, instó a las ciudades de todo el país a establecer plantas de conversión de residuos en energía este año para enfrentar la creciente montaña de basura del país, según un comunicado publicado el martes en el sitio web del secretario del gabinete.

El cuarto país más poblado del mundo con 260 millones de personas genera enormes cantidades de basura y, según un estudio publicado en 2015 en la revista Science, fue el segundo mayor contribuyente de contaminantes plásticos en los océanos.

En la misma declaración, el secretario del gabinete, Pramono Anung, dijo que ciudades como Yakarta, Surabaya, Bekasi y Solo se habían comprometido a construir tales plantas, que incineran basura para impulsar las turbinas y generar energía.

"Esto no se trata de la electricidad, se trata de cuidar la basura", dijo Widodo en el sitio web del secretario del gabinete, donde también cuestionó por qué no había habido más progresos.

El presidente emitió un reglamento en abril del año pasado que obligaba a las regiones a establecer plantas ecológicas para convertir los residuos en electricidad.

Según una declaración del Ministerio de Energía de febrero, 12 plantas de energía de conversión de residuos en energía debían estar operativas en 2022 y, en conjunto, deberían generar hasta 234 megavatios de electricidad con 16,000 toneladas de desechos por día.

El archipiélago de Indonesia de más de 17,000 islas ha luchado para hacer frente a los desechos, ya que gran parte de ellos ingresan a los vertederos y, con frecuencia, se filtran para contaminar los ríos y océanos.

Indonesia también se ha convertido en el último país del sudeste asiático en devolver la basura en medio de un aumento en las importaciones de los países occidentales después de que China prohibió las importaciones, interrumpiendo el flujo mundial de millones de toneladas de desechos cada año.

Como parte de los esfuerzos para reducir la contaminación, Indonesia también ha tratado de imponer un impuesto a las bolsas de plástico, pero el Parlamento lo ha retrasado después de quejas de la industria.

Anung, el secretario del gabinete, dijo en el sitio web que Bekasi, una ciudad satélite con más de dos millones de habitantes cerca de Yakarta, generaba 1.700 toneladas de desechos por día.

Comentarios