Latinoamericanos aprenden sobre energías limpias en China

Lunes, 03/12/2018
Agencia Xinhua

Tanto China como América Latina consideran que es mejor "enseñar a pescar que dar el pescado", y la bióloga de la Universidad de Panamá Mixia Murillo opina que China está poniendo en práctica este principio al compartir con los países de esa región sus experiencias en materia de energías limpias.

Murillo participa en Beijing, junto con funcionarios y académicos de nueve países latinoamericanos, en el "Seminario sobre tecnologías de energías renovables y estrategias de desarrollo para enfrentar el cambio climático", organizado por la Universidad de Tsinghua y el Laboratorio Conjunto China-América Latina sobre Energías Limpias y Cambio Climático, que se celebra entre el 20 de noviembre y el 9 de diciembre.

"Hoy en día, en Argentina hay una ley que establece que el 8 por ciento de toda la energía eléctrica que consume el país debe provenir de fuentes de energías renovables", señaló Juan Pablo Santiago, diputado de la provincia argentina de San Juan.

"El gigante asiático es un modelo para seguir en todos los ámbitos, entre ellos la lucha contra el cambio climático y el uso de energías renovables. China viene a ser como un proveedor en el mundo comercial de las energías limpias que Argentina usa", apuntó.

Por su parte, Mónica Casanovas, ingeniera de la Universidad Nacional Arturo Jauretche, también de Argentina, manifestó: "Argentina exporta principalmente soja, maíz, harina de soja, aceite de soja, etc., por lo que hay potencial para la instalación de agroindustrias para elaborar subproductos y sobre todo aprovechar residuos y efluentes y otros subproductos que se generan en el proceso de la economía circular".

"Entonces, la demanda sobre el recurso natural disminuye y disminuyen también los desechos", abundó, para resolver: "Las inversiones chinas en nuestros países nos ayudarían mucho porque producimos un montón de materia prima y se pierde un montón de energía".

En esta experiencia en China, los participantes latinoamericanos están aprendiendo dicha tecnología de primera mano. Aparte de las ideas y políticas del país con respecto a las energías limpias, también tienen la oportunidad de visitar varias empresas para ver cómo se ponen en práctica. Entre ellas están Shandong Longlive Bio-Technology y Linuo Ritter International.

"La empresa Longlive, que ha logrado un mayor impacto y se dedica a producir azúcar funcional y otros alimentos funcionales, me ha causado una honda impresión con la forma en que realiza la utilización y optimiza todos los productos. Ver que del grano del maíz se pueden lograr refinadas elaboraciones, utilizando cada parte de esa materia prima, incluso sus residuos, con los cuales se producen fibras, realmente impresiona", sostuvo Mixia Murillo, y agregó: "Pudimos observar gran parte de los procesos y ver muchos de sus productos y sus líneas, como farmacia, vidrio, compost y alimentos para animales y para seres humanos, entre otros".

Además, a la bióloga también le interesa la producción basada en energía solar, una "tecnología muy buena. En Panamá se está utilizando, pero el porcentaje es muy bajo. Consideramos que podemos adoptar mucho de esa tecnología que China pone en práctica", dijo.

Aunque China y Panamá establecieron relaciones diplomáticas hace solo un año y medio, los vínculos entre los dos países vienen "desde muchos años atrás", recordó Murillo.

"Tenemos muchos productos de China, como alimentos, electrodomésticos, seda y muebles", apuntó. La cooperación no se ciñe al campo comercial, sino que también abarca los intercambios personales como el seminario que se está celebrando.

A su vez, Jessica Álvarez Cueva, arquitecta del Centro Tierra de la Pontificia Universidad Católica del Perú, y Elizabeth Fu Llampasi, abogada del Grupo Icasa, manifestaron sentirse "impresionadas" con las políticas de desarrollo urbano de China. "Por ejemplo, han elaborado tres modelos de comunidades de baja emisión de carbono que han tenido éxito gracias a un riguroso seguimiento de los reportes de emisiones, y eso es algo que podríamos aplicar en Perú", sostuvo Fu.

"Me llamó mucho la atención la cantidad de tecnología que nos mostraron en la etapa de investigación. Lo generoso que ha sido mostrarnos líneas de investigación que todavía están desarrollando", destacó, a su turno, Casanovas.

"A veces ingresan los productos, pero no ingresan todas las tecnologías que los rodean, los recursos formados para arreglarlo, instalarlo y manejarlo. Faltan la información y el conocimiento conexo de toda la industria. Las universidades desempeñamos un rol fundamental en ese vínculo actuando como puente", defendió la ingeniera.

"La conservación del planeta es uno de los temas que nos unen aquí, uno de los vínculos más grandes que puede tener China con nuestros países. Ese interés de que nosotros podamos crecer y de contribuir a mejorar el medio ambiente con los lazos que nos unen", subrayó la bióloga Murillo.

"China va a jugar un rol fundamental en el control del cambio climático", agregó Santiago, quien puso de manifiesto su optimismo: "Cuando se pone un objetivo o una meta, lo acaba cumpliendo. Estamos confiados en que, en cuanto al tema del cambio climático, China va a cumplir también".

Comentarios