Ant y el juego de poderes entre el gobierno, bancos y las tecnológicas

Jueves, 05/11/2020
Gwendolyn Ledger

¿Cómo se entiende la medida del gobierno chino con Ant dos días antes de salir a bolsa?

Es un tema muy sensible. Todo lo que tiene que ver con préstamos es un área que está exclusivamente reservada para los bancos. Hoy, hay mucha tecnológica que está entrando al negocio financiero y el negocio bancario. Ant Group lleva muchos años prestando dinero, sirviendo como una plataforma para transferir dinero de una persona a otra, y se ha vuelto muy popular. Esto ha tomado un poco por sorpresa al sector bancario y estamos viendo una especie de revolución tecnológica en la parte financiera (china). Entonces, para tener un orden financiero, para que el gobierno pueda tener un control sobre la política monetaria de un país, es fundamental que las decisiones pasen por ellos. Además, en la medida en que ciertas empresas tecnológicas tengan un mayor poder financiero que el propio Estado, ahí empiezan a asustarse un poquito, porque cosas como una caída de bolsa de la empresa, o la renuncia de un CEO, podrían impactar fuertemente en el sistema, lo cual obviamente perjudica la estabilidad financiera de un país, que es el principal mandato de un Banco Central.

¿Por qué era tan importante hacer esto antes de que saliera a bolsa?

El hecho de que lo hayan cancelado dos días antes de la mayor salida a bolsa de la historia de la humanidad es, efectivamente, algo que no debería ocurrir. Las salidas a bolsa son procesos altamente estrictos, tengo entendido que desde junio del año pasado Ant Group habían anunciado que quería salir a bolsa y todo este tiempo se había usado para verificar la viabilidad. Lo que ocurrió, finalmente, es que se reunieron los reguladores de China con Jack Ma principal accionista de Alibaba, pero entiendo que no llegaron a un acuerdo…Ant Group no permitió la entrega completa de la información que están exigiendo los reguladores chinos y por eso frenaron la salida a bolsa. No hay muchos detalles sobre la reunión, pero a la hora de hacer un negocio financiero es muy importante que el gobierno tenga control absoluto de la información que se está moviendo ahí porque, finalmente, es la estabilidad financiera y también económica la que está en juego.

 

Lea también: ¿Por qué se cayó la salida a bolsa de Ant?

 

¿Tú crees que después de haber hecho esta salida a bolsa hubiese sido imposible que el gobierno regulara?

Es que el problema después de salir a bolsa es que ya empiezan ingresar a la propiedad de la empresa decenas de miles de personas que son dueñas directamente de acciones. Entonces, ahí es mucho más difícil que negociar con una sola persona, porque tienes que negociar con tres holdings los buenos días grupo y además se agregaría un cuarto factor que son los están bien son propietarios de la empresa y tienen un derecho a voto, derecho a opinión y los reguladores quieren interceder en las operaciones de la empresa.

Básicamente, era más fácil entenderse con uno que con diez mil…

Claro, por eso tiene todo el sentido del mundo hacerlo antes que después, aunque esto haya implicado un bochorno bastante grande del sistema financiero en China.

¿Tú lo ves como bochorno, un impasse, una gaffe o quizás dentro de todo fue una movida magistral, porque al ser la salida a bolsa más importante de la historia iba a entonces a dar una señal super poderosa respecto del rol o del poder del gobierno chino?

El gobierno chino es muy estricto con la privacidad de los datos, con el control sobre la actividad económica y social de la población. El problema es que China siempre tiene esa competencia con Estados Unidos sobre diversas áreas económicas. Pero, para poder ver ese golpe magistral y definitivo a la economía estadounidense, también es muy importante que vaya desarrollando mejor su sistema financiero y su sistema bursátil. Hoy Tencent y también Alibaba Group cotizan en Estados Unidos como ADR, y la idea que tiene el gobierno chino es fomentar el desarrollo bursátil para que las empresas chinas no necesiten ir a buscar capitales a Estados Unidos y dentro de la misma China mejore la liquidez de la bolsa…buscan la flexibilidad para que los mismos chinos se vayan auto financiando. Entonces, por mucho que tengan que dar este golpe de autoritarismo, de control, de poder, para poder controlar el sistema financiero, esto genera un gran problema para la libertad de la bolsa. En el fondo, le genera menos incentivo a un empresario chino hacer todo el trámite para salir a bolsa en China, que demora más de un año. Para eso mejor voy directamente Estados Unidos donde es mucho más rápido, mucho más flexible y se reciben mucho mejor los capitales extranjeros.

Pero a partir de la guerra comercial con EE.UU., justamente el gobierno de Trump ha tratado de frenar la llegada de firmas tecnológicas chinas a suelo nacional. De hecho, la prensa destacaba que hace un año el senador republicano Rubio quería parar una posible IPO de Ant en Estados Unidos, por ejemplo.

El tema de Estados Unidos con las empresas chinas ha ido acrecentándose con la guerra comercial. De hecho hemos visto todo lo que ha pasado con Huawei, TikTok, con WeChat. La idea es que ninguna empresa estadounidense haga negocios con ellas. Por eso es tan importante que china empiece a desarrollar de mejor manera todo su mercado bursátil, todos aspectos financieros. Y, tal como lo dijo Jack Ma en su momento después de la reunión con los reguladores, es fundamental que vayan mejorando la innovación. Porque uno de los detalles que aparecía ahí dentro del registro de los reguladores, es que no se fijen tanto en el historial de crédito, porque tienen este sistema bancario de exigir aval, antigüedad laboral… y hoy en día el mundo es mucho más flexible. Por eso es que hoy un chino con un celular puede hacer un micro préstamo o transferir US$10, US$20 de manera mucho más rápida, sin necesidad de estar pidiendo un préstamo para eso.

Jack Ma siempre se ha visto como muy cercano al partido comunista y al gobierno chino, así que este impasse no debe ser por lealtades, tiene que ser más por el lado comercial.

Esa es principalmente por la disyuntiva que tiene el gobierno, porque hay bancos muy poderosos en China que por supuesto han ido perdiendo terreno, año tras año, por el aumento del tráfico de Alipay, que es la aplicación mediante la cual los ciudadanos chinos se transfieren capitales, dónde pueden pedir pequeños créditos, contratar pequeños seguros y que se ha vuelto muy popular. De hecho cuando ellos compran algo, pagan directamente en el cajero con el celular, está muy masificado. Entonces, por supuesto que los grandes bancos pierden un poco terreno frente a esta innovación y hay un juego de poderes ahí entre el gobierno los grandes bancos y las grandes tecnológicas que, querámoslo o no, han ido creciendo y abarcando muchas más áreas que el desarrollo de electrónica.

Es algo que se está viendo cada vez más, que las firmas tecnológica aterricen en el área financiera, ¿no?

En el caso de Estados Unidos, por ejemplo para Apple hoy el iPhone ya no es su principal producto ni su principal ingreso- este ha ido bajando consecutivamente año tras año: el 2019 era el 60% y hoy es menos del 50% - porque está yéndose poco a poco al tema del streaming al tema los servicios digitales, y también a la parte financiera, con su propia tarjeta de crédito,  y es porque tiene demasiado efectivo y es un caso similar a lo que está pasando con Alíbabá que es la empresa china de mayor crecimiento durante la última década y obviamente siempre ha sido un gran vendedor minorista con Aliexpress y ahora el paso de moverse a la parte financiera es bastante lógico.

Para dimensionar o entender qué es lo que va a pasar ahora, ¿no es que la salida se canceló, sino que se suspendió o se aplazó, no?

Uno nunca puede dar por hecho que van a cancelar la salida a bolsa más importante de la historia, es muy poco probable que ocurra, porque la empresa tiene muchos planes para poder utilizar estos US$324 mil millones que pretendía levantar y, en base a este capital, hay que salir a bolsa inminentemente. Ahora, obviamente, hay que negociar. Quizás hay que ceder algún tipo de información que están exigiendo la reguladoras. Hay muy poca información sobre lo que ocurrió con la reunión, porque ellos son muy reservados, es muy poco probable que la salida a bolsa no se lleve a cabo. Lo más lógico es que se lleve a cabo pero en un par de semanas más o en un par de meses, nadie lo sabe. Pero tienen que negociar principalmente aspectos de entrega de información.

¿Y qué es posible prever para la gente común y corriente en China? ¿Qué beneficio podría sacarla ciudadanía del hecho de que Ant juegue con estas reglas nuevas que el gobierno les está colocando?

El consumidor final va siempre va a elegir lo que tiene a su alcance: si yo soy una persona de bajos ingresos y estoy desbancarizado, pero tengo un celular y Alipay me da la posibilidad de hacer transferencias, contratar seguros, tomar pequeños créditos, lo voy a usar. ¿Dónde está la diferencia? Tenemos tres entidades, Alipay, los grandes bancos y los clientes. En la medida que más clientes prefieren Alipay, los bancos tradicionales van a tener que pedir menos garantías, menos avales, siendo más flexibles, bajando quizás los costos de los créditos para empezar a competir. Es la ley del mercado. Entonces, lo más lógico es que las empresas cedan, que Alipay llegue quizás a un acuerdo con grandes bancos…o puede ser que Ant Group haga alguna asociación con algún banco para ser la parte fintech de un gran banco en China.

¿Qué lecciones crees tú que esto implica para las fintechs que hay acá en América Latina, por ejemplo?

América Latina siempre está (llegando) demasiado tarde en todo lo que es innovación tecnológica, por lo general. Nosotros, como consumidores, siempre esperamos un par de años que se consoliden sistemas financieros en países desarrollados para después empezar a probarlos en Latinoamérica. Así que si siendo bien sincero lo único que nos queda a nosotros es mirar desde lejos qué es lo que ocurre con China que también está desarrollando su propia moneda digital en el Banco Central, qué ocurre con el IPO, que ocurre en Estados Unidos con la tarjeta de crédito que está desarrollando Apple y, en la medida que se vayan desarrollando y afianzando esta tecnología financieras, recién se va a ver si es que se puede implementar en algún país de Latinoamérica, aunque yo todavía lo veo un poco lejano.

Comentarios