Malasia, el paraíso Fintech

Miércoles, 04/03/2020
AméricaEconomía

En Malasia, donde el crecimiento económico anual ha promediado poco menos del 5% en los últimos cinco años, fintech es parte de la vida cotidiana y se está convirtiendo rápidamente en una parte central del sector financiero del país, con una promesa considerable de expansión, según un nuevo análisis del FMI.

Con su creciente clase media, altas tasas de penetración de teléfonos móviles y un fuerte apoyo del gobierno para la economía digital, Malasia está bien situada para aprovechar la innovación fintech. Desde billeteras móviles y pagos electrónicos, hasta crowdfunding e “insurtech” (la combinación de seguro y tecnología), las empresas y los consumidores de Malasia parecen estar listos para adoptar la tecnología.

De acuerdo con el reporte del organismo, la banca por Internet en Malasia se ha cuadruplicado en la última década, superando una tasa de uso del 90% en 2018.

La banca móvil también está en auge, respaldada por una cobertura de red 4G casi universal, datos asequibles y 5G está en proceso. No es coincidencia que el Índice de Preparación de la Red del Foro Económico Mundial de 2019 clasificara a Malasia entre los 139 países encuestados, por delante de Italia, China y Chile, y el primero entre los países de Asia emergente y en desarrollo.

¿Donde está el dinero? Las formas más utilizadas de fintech en el país son los pagos digitales y las billeteras móviles, seguidas de "insurtech", préstamos, remesas digitales, blockchain, crowdfunding, procesos electrónicos de Know-Your-Customer y otras formas de tecnología financiera.

Los avances en la tecnología financiera de Malasia están alterando el panorama del sector financiero del país.

Por ejemplo, mientras que los productos fintech ofrecidos por las instituciones financieras tradicionales se expanden, la cantidad de sucursales bancarias comerciales físicas está disminuyendo, y la cantidad de cajeros automáticos ha disminuido en los últimos dos años.

Los bancos tradicionales de Malasia continúan dominando los depósitos, los préstamos y la obtención de capital mientras, al mismo tiempo, adoptan nuevas tecnologías y compiten o colaboran con nuevas empresas de tecnología.

A partir de abril de 2019, había cerca de 200 nuevas empresas en Malasia en una variedad de áreas de tecnología financiera, incluidos pagos, préstamos y blockchain.

Por supuesto, la tecnología en rápida evolución, junto con los nuevos hábitos de consumo, no está exenta de riesgos o desafíos: Malasia ha sido líder en regulaciones para garantizar que el sistema financiero permanezca seguro en medio de la posibilidad de incidentes de ciberseguridad. Consciente de que los ataques cibernéticos pueden socavar la confianza de los clientes e infligir daños generalizados, los bancos y reguladores de Malasia enumeran la ciberseguridad entre sus principales problemas.

Los desafíos adicionales para el crecimiento futuro de fintech en Malasia, tanto para las instituciones financieras como para los nuevos negocios de fintech, incluyen la escasez de talento en áreas tecnológicas clave como análisis de datos y aprendizaje automático, cargas regulatorias y acceso a financiamiento.

Como líder en finanzas islámicas, Malasia tiene una posición única dentro de fintech islámico, según el análisis del FMI. El crecimiento de los préstamos bancarios islámicos en el país se expandió un 8.9 por ciento en 2018, en comparación con el 2,5% de los bancos convencionales.

Si bien el fintech islámico aún está en pañales en Malasia, el banco central apoya los esfuerzos para promover el sector. Las instituciones financieras islámicas pueden beneficiarse de la tecnología financiera de muchas de las mismas maneras que lo hacen las finanzas convencionales.

Algunas herramientas fintech podrían ser particularmente útiles en las finanzas islámicas, ya que podría resultar en una mayor transparencia, un principio básico de las finanzas islámicas.

Puede descargar el documento completo del FMI (tiene un precio) en este link

Comentarios