Confianza en marcas asiáticas crece en Latinoamérica

Lunes, 18/01/2021
Gwendolyn Ledger

AliExpress, Wish, SHEIN...seguramente ha escuchado al menos algo positivo sobre estas marcas y todas tienen algo en común: son chinas. La segunda economía más grande del mundo hoy parece ser la dominante en cuanto a las preferencias de compra por los usuarios latinoamericanos de la Fintech de pago EBANX, de acuerdo con su más reciente análisis del ecosistema latinoamericano de e-commerce y pagos electrónicos.

El estudio, denominado Más allá de las Fronteras (Beyond Borders) se inició en 2019, pero en esta ocasión tomó un cariz sudamericano, previamente solo había analizado el mercado local de EBANX, en Brasil.

Las razones de esta preferencia no son antojadizas. “América Latina es la segunda región del mundo con mayor crecimiento en comercio electrónico, en un proceso impulsado por la inclusión financiera y la digitalización de sus países. Es natural que desde hace algunos años atraiga la atención de China”, explica a AsiaLink Jaqueline Bartzen, head global de Merchant Engagement en EBANX.

De acuerdo con la firma, esto se explica principalmente por tres factores: precios bajos, variedad de productos y buena experiencia de compra.

“Los principales minoristas chinos han sido pioneros en el comercio electrónico latinoamericano en los últimos años: empresas como AliExpress se han establecido en los principales mercados de la región y han crecido junto con la penetración de internet, los smartphones y el acceso a nuevos productos financieros”, agrega Bartzen.

Entonces, con el tiempo, los minoristas asiáticos adquirieron un gran conocimiento del mercado, adaptaron sus sitios web y promociones a la cultura y el idioma locales, se asociaron con empresas latinoamericanas como EBANX para ofrecer métodos de pago locales, como boleto bancario, OXXO, pagos por cuotas, tarjetas de crédito nacionales...

“Todo esto mejoró la experiencia de compra y fidelizó a los consumidores latinoamericanos, lo que se reflejó en nuestro estudio”, precisa la ejecutiva.

NUEVOS Y VIEJOS ACTORES

Hoy en día, grandes minoristas como AliExpress, SHEIN y Shopee de Singapur, están ganando cada vez más espacio en Latam. Además, decenas de otras empresas, de medianas a grandes, también han visto el tamaño de la oportunidad de mercado. El ticket medio de compra se ha elevado y los consumidores comenzaron a comprar productos chinos de alta calidad, como electrónicos, ropa y artículos para el hogar. Todo esto muestra la buena aceptación de los productos chinos entre los consumidores latinoamericanos y el potencial del mercado regional para estos minoristas globales.

 

Lea también: LEVE quiere comunicar logísticamente a Brasil y China

 

De todos modos, firmas que podríamos calificar como tradicionales dentro de esta área, como Amazon y el streaming vía Netflix, aún ocupan puestos de liderazgo, por ende, no se trata aun de una predominancia exclusiva asiática.

Podría ser más bien un mayor equilibrio entre los gigantes de ambas potencias globales.

Para EBANX, lo relevante es que esta disrupción de firmas que están al otro lado del mundo es posible mediante un sistema de pagos global y una estructura de logística acorde.

La firma destaca a la logística como uno de los principales desafíos del comercio electrónico en Latam, especialmente para las empresas asiáticas, que están acostumbradas a plazos de entrega extremadamente rápidos.

El consumidor latinoamericano, sin embargo, según Beyond Borders 2020/2021, está dispuesto a esperar más que la media: en Brasil, por ejemplo, el 40% de los encuestados considera razonable esperar hasta un mes; otro 13% aguantaría hasta tres meses. En México, un tercio de los consumidores esperaría hasta un mes; en Chile, casi la mitad.

“Es el precio, costo-beneficio y variedad de opciones lo que más atrae a los latinoamericanos a las compras internacionales, y esto se debe al éxito de las empresas asiáticas. El punto crucial a superar aquí es ganar la confianza del consumidor en la entrega. En este sentido, es relevante que los plazos de entrega en Latam y la calidad de los servicios han mejorado mucho desde la llegada de los minoristas asiáticos. Un paquete China-Brasil, por ejemplo, ya llega a su destino final en 20 días de media, según datos de EBANX Track. Esto también ayuda a fidelizar a los clientes de la región y ampliar el ticket medio en los minoristas chinos”, dice Jaqueline Bertzen.

El acceso a los pagos locales es también uno de los factores que ayuda al crecimiento de las empresas asiáticas en la región. Es importante señalar que, por ejemplo, el boleto (el cash voucher de Brasil) representa el 68% de la preferencia de los consumidores en el comercio electrónico internacional, según los consumidores entrevistados por Beyond Borders. Incluso en Chile, país latinoamericano con la mayor penetración de tarjetas internacionales, los métodos de pago locales representan el 15% del volumen de comercio electrónico en el país, también según el reporte.

Quizás la principal conclusión de Byond Borders es que la pandemia no cambió el comportamiento de los consumidores latinoamericanos, pero sí aceleró una tendencia que estaba viéndose desde antes: la compra masiva por internet y aplicaciones para smartphones, y la búsqueda de precios competitivos y mejor relación costo-beneficio.

“En esto, los minoristas chinos son expertos. Aún en 2019, los consumidores brasileños ya señalaron en Beyond Borders una predilección por las marcas chinas: AliExpress y Wish estaban por delante de Amazon y Nike como los principales sitios internacionales citados por los encuestados. Por tanto, creemos que este escenario no cambiará con el fin de la pandemia”, enfatiza la ejecutiva de EBANX.

¿Podría esto indicar que en logística se espera un tiempo de bonanza para startups y empleo asociado a la ‘última milla’?

De acuerdo con Bartzen, ciertamente que sí.

“Tenemos el ejemplo de LEVE, la startup logística de EBANX, que ha estado entregando productos China-Brasil en 16 días como promedio, y está expandiendo sus operaciones al corredor Estados Unidos-Brasil y, próximamente, a otros países de Latinoamérica. Como LEVE, están surgiendo otras startups logísticas en la región, y con la expansión esperada del 19% del comercio electrónico latinoamericano en 2021, como indica el reporte Beyond Borders 2020/2021, este mercado tiene todo para crecer aún más”, concluye.

Comentarios