Leve quiere comunicar logísticamente a Brasil y China

Martes, 01/09/2020
Gwendolyn Ledger

Creada al alero del grupo de EBANX y con sede en Brasil, la startup Leve se especializa en comercio electrónico y se encarga de la recepción y manipulación, etiquetado y envío dentro de Brasil, pero también entre China y Brasil, un proceso que actualmente tiene un tiempo final de entrega de 20 a 25 días calendario.

A fines de agosto, EBANX anunció el lanzamiento en los Estados Unidos de su solución de logística internacional para ayudar a las tiendas en línea del país a enviar paquetes a Brasil.

Con solo seis meses, desde que se lanzó la solución en China, la startup muestra orgullosa la cifra de 175.000 paquetes enviados a Brasil. Y aunque la pandemia de COVID-19 aumentó los tiempo de entrega, aún así es más rápido que otros servicios estándar que actualmente toman alrededor de 45 días calendario en entregar.

Gabriela Rodrigues, project manager de Leve conversó con AsiaLink para evaluar estos primeros seis meses y proyectar lo que se viene.

¿Cuál es la relación con Ebanx?

LEVE es una startup de logística creada dentro del grupo EBANX. Aunque LEVE es parte del grupo EBANX, es agnóstico hacia los comerciantes, es decir, no es necesario procesar pagos con EBANX para utilizar los servicios logísticos de LEVE. Pero si el comerciante ya es cliente de EBANX, la estrategia se vuelve mucho más sencilla.

¿Por qué Brasil?

Brasil es el mercado más grande de América Latina y el comercio electrónico transfronterizo crece constantemente año tras año. EBANX ya resuelve el problema de los pagos, que deben localizarse, pero el envío seguía siendo un desafío importante y una fuente constante de quejas de los consumidores. Donde el problema es grande, también lo es la oportunidad. Por eso decidimos crear LEVE, para mejorar la logística para Brasil.

¿Cuáles son las especificaciones técnicas: paquetes por debajo de cierto peso, ciertos artículos prohibidos ... todo aprobado y por debajo de US$ 100 se despacha en aduana?

LEVE puede atender a la mayoría de los comerciantes de comercio electrónico globales, manejando desde pedidos pequeños hasta paquetes de hasta 30 kg. El despacho sigue las mismas reglas que el envío postal y, normalmente, los paquetes de menos de US$50 no están sujetos a impuestos.

Cuando se trata de productos permitidos, LEVE puede manejar paquetes con productos que cumplen con las directrices de Receita Federal do Brasil (la Oficina de Ingresos Federales de Brasil) y de Anvisa (la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil).

¿Qué tecnología de seguimiento usa, se trata de blockchain?

Creamos, y seguimos mejorando, nuestra propia API de seguimiento, conectada a varios jugadores. Cuando el paquete se manipula y prepara en China, lo rastreamos. Cuando está en un aeropuerto para la conexión y el vuelo se retrasa, lo sabemos. Cuando el trabajador del servicio postal en Brasil no encuentra al consumidor en casa para entregar el paquete, este se registra. Hay decenas de puntos de seguimiento que generan comodidad para quienes compran y también mucha visibilidad y datos reveladores para quienes venden.

¿Puedes mencionar los precios medios?

El negocio de la logística se basa en el volumen, la oferta y la demanda. En épocas en que hay muchos vuelos, los precios de los fletes bajan. Al comienzo de la pandemia, los precios del transporte alcanzaron picos históricos. El precio total de la entrega es la suma del costo de manipulación, logística terrestre, vuelos, despacho de aduana y última milla. Todo esto multiplicado por el tiempo de entrega y la calidad del seguimiento. Por lo tanto, cada empresa tendrá una operación diferente en relación con esto y los costos variarán ampliamente.

Pero como parámetro, un paquete de 500 gramos, enviado desde China a Brasil, con entrega en aproximadamente 15 días calendario, seguimiento premium y 3 intentos de reenvío al consumidor, hoy costará entre US$ 11 y US$ 14.

¿El servicio de Leve está destinado principalmente a empresas, no al comprador ocasional de China?

Para ambos. Los clientes directos de LEVE son comerciantes de comercio electrónico, marketplaces y almacenes, que tienen este desafío logístico de cruzar el mundo para entregar paquetes a sus consumidores. Estos consumidores son clientes indirectos de LEVE, ya que tendrán acceso a un servicio de seguimiento especial y también a un servicio de atención al cliente en portugués que les ayudará a resolver cualquier duda o problema que puedan tener con una entrega.

¿Cuál es su cliente promedio en Brasil y en China?

Los clientes de LEVE son empresas con sede en Estados Unidos y China que envían paquetes a Brasil. Ellos son los que contratan las soluciones de LEVE. Entre nuestros clientes, hay comerciantes globales de comercio electrónico, mercados y almacenes que venden a consumidores brasileños.

¿Por qué es mucho más rápido que la oficina de correos?

La entrega más rápida se debe a tres factores principales:

Primero, porque a diferencia de otros paquetes, que solo se registrarán manualmente cuando lleguen al país, LEVE trabaja con información digital de extremo a extremo, conectando comerciantes de comercio electrónico, depósitos, aduanas y el servicio postal brasileño (Correios) a través de nuestra API. Básicamente, incluso antes de que un paquete salga del país de origen, las autoridades brasileñas ya tienen toda su información y pueden hacer un preanálisis que acorta en muchos días el proceso de liberación y separación para la entrega. Este paquete sale de China o Estados Unidos ya exhibiendo una etiqueta con estándares brasileños, adaptada a las máquinas del servicio postal brasileño.

En segundo lugar tenemos tecnología y datos para mejorar los procesos: LEVE invierte fuertemente en el procesamiento de datos y la evolución de productos basados ​​en estos datos. Como estamos hablando de cientos de miles de paquetes, cada pequeña mejora en el proceso genera ganancias sustanciales en la cantidad total de tiempo.

Y en tercer lugar, se trata de priorización: el valor que recibe Correios por los paquetes procesados ​​por LEVE es muy superior al que recibe por un paquete electrónico o un envío postal estándar. LEVE es un servicio premium, con SLA operacionales más estrictos y nuestros paquetes se adelantan a los demás.

¿No es extraño que los paquetes tomen menos tiempo viajando desde o hacia China, unos 4 días y que sean de 13 a 17 cuando están en tierra?

Los paquetes viajan en avión y esta parte del envío suele tardar de 3 a 6 días con conexiones. Pero hay procesos anteriores a eso: la logística terrestre en China, el tiempo para volver a etiquetar en el almacén y la espera del envío. Además, cuando llegan a Brasil, pasan por traslados internos en el aeropuerto, despacho de aduanas con la Oficina de Ingresos Federales de Brasil, un proceso de separación por regiones de Brasil, y desde allí, toda la logística interna. Si el consumidor se encuentra en Curitiba o São Paulo, recibirá este paquete dentro de unos días después del despacho. Pero Brasil es un país de proporciones continentales, con muchas ciudades ubicadas a más de 500 km de cualquier aeropuerto. Al final, el tiempo medio de entrega sube, pero lo que vemos hoy es que en las principales ciudades los paquetes llegan mucho más rápido.

¿Tiene algunas cifras de este año para mostrar el éxito del sistema? 175.000 paquetes en seis meses, eso es como 15.000 por medio, en promedio…

Como en cualquier startup, los números recientes de LEVE son los más grandes. En febrero, solo enviamos 600 paquetes. Desde entonces, el crecimiento ha sido exponencial. Agosto aún no está cerrado, pero estamos muy cerca de enviar 100.000 paquetes en un solo mes.

¿Cree que habrá un aumento en esa demanda una vez que la pandemia de COVID-19 comience a desvanecerse?

El mercado así lo indica. El comercio electrónico transfronterizo, que ya era grande, simplemente no creció más en los primeros meses de la pandemia porque ese fue un momento de incertidumbre y muchas de las empresas de comercio electrónico frenaron sus esfuerzos de marketing. Recientemente, el crecimiento ha sido continuo, especialmente entre aquellos que están logrando superar desafíos logísticos y tiempos de menos vuelos operativos. Suerte de aquellos que están usando LEVE para superar eso.

¿Cuánto cree que Leve puede aumentar esos números sin comprometer la calidad, la trazabilidad y la rapidez?

LEVE invierte constantemente en tecnología para gestionar un número creciente de entregas. Además, buscamos constantemente expandir nuestras alianzas y conexiones tanto en los países de origen como en Brasil, para que tengamos el mejor apoyo a medida que nuestra operación crezca y podamos ofrecer a nuestros comerciantes el mejor servicio.

¿Tiene planes para abrir sucursales en otros países sudamericanos?

En 2020, para el lanzamiento de LEVE, estamos enfocados en Brasil como mercado de entrega. Pero como el ADN del grupo de EBANX es tender un puente entre América Latina y el mundo, LEVE debería seguir los pasos de EBANX y también expandirse pronto a nuevos países de América Latina, como mercados de entrega.

Comentarios