La apuesta india de Oyo se desinfla

Lunes, 17/02/2020
Reuters

Oyo Hotels and Homes, respaldado por SoftBank, dijo el lunes que las pérdidas aumentaron más de seis veces en el año hasta marzo de 2019, ya que la cadena de hoteles con sede en India gastó mucho para expandirse a China.

La noticia llega semanas después de que Oyo comenzó a despedir a aproximadamente 2.000 empleados en India, a medida que avanza lentamente hacia la rentabilidad, y días después de que su principal inversor, SoftBank Group, informara desalentadores resultados trimestrales. La firma japonesa posee alrededor del 46% de Oyo.

Las ganancias trimestrales en SoftBank Group casi se aniquilaron al enfrentar pérdidas en su Vision Fund de US$100 mil millones, segun mostraron sus resultados la semana pasada, y que se produjo meses después de su rescate de la startup WeWork.

La pérdida neta consolidada de Oyo después de impuestos se amplió a US$ 335 millones en el año finalizado el 31 de marzo de 2019, dijo la compañía en un comunicado. Su pérdida un año antes fue de aproximadamente US$ 50 millones, según datos de la firma de inteligencia empresarial Tofler.

Oyo, con sede en Gurugram, que dice ser la cadena hotelera de más rápido crecimiento del mundo, se expandió agresivamente a China, ahora su segundo mercado más grande después de India, durante el año fiscal 2018/19.

"Dado que China y otros mercados internacionales estaban en modo de desarrollo e inversión durante ese tiempo, contribuyeron al 75% de las pérdidas", dijo Oyo. Sin embargo, el margen bruto de la compañía en India mejoró año tras año, agregó.

Los ingresos consolidados para el mismo período aumentaron a US$ 951 millones de US$ 211 millones del año anterior, dijo Oyo.

Oyo ha cambiado la forma en que calcula los ingresos, dijo Rohit Kapoor, director ejecutivo de OYO para India y Asia del Sur, en una conferencia telefónica con periodistas.

La compañía había informado anteriormente ingresos de alrededor de US$ 58 millones para el año finalizado en marzo de 2018, según su informe anual y presentaciones regulatorias, pero su declaración del lunes y los datos de Tofler mostraron que los ingresos durante ese año fueron superiores a US$ 200 millones.

"Anteriormente habíamos contabilizado los ingresos sobre una base neta ... incluyendo el valor neto de realización (VRN) como una métrica clave, que representa el dinero total pagado por los invitados", dijo Kapoor.

"Hemos pasado a la base bruta ... hemos dejado de usar NRV como métrica y lo hemos reemplazado con ingresos que son netos de impuestos y descuentos por lealtad".

Las proyecciones internas de la compañía mostraron en noviembre que no podría obtener ganancias en India y China hasta 2022.

Comentarios