Banco de Japón mantiene expectativas de recuperación

Viernes, 05/06/2020
Reuters

Es probable que el Banco de Japón mantenga este mes su proyección de que la economía se recuperará gradualmente del daño causado por la pandemia de coronavirus en la segunda mitad de este año, indicaron este viernes fuentes del país asiático.

Tal opinión reforzaría las expectativas del mercado de que la institución que dirige Huroda renunciará a los audaces pasos de flexibilización monetaria en su revisión de tasas de junio, después de que el BOJ y el gobierno revelaron una serie de medidas de apoyo para las empresas en los últimos meses.

Pero contrastaría con el movimiento del Banco Central Europeo hecho el jueves para ofrecer una expansión mayor de lo esperado de su paquete de estímulo para apuntalar la economía.

El optimismo del Banco de Japón refleja su creciente convicción de que la tercera economía más grande del mundo tocó fondo en abril o mayo, cundo se llamo a una cuarentena voluntaria en las principales ciudades, dijeron cuatro fuentes familiarizadas con el pensamiento del banco central.

"No hay suficientes factores que obliguen al Banco de Japón a alterar su visión de que la economía emergerá de la crisis en la segunda mitad de este año a medida que la pandemia disminuya", dijo una de las fuentes, una opinión que se hizo eco de otras tres fuentes.

Esa postura reduciría la probabilidad de recortes en las tasas de interés o un aumento masivo en las compras de activos en la revisión de tasas del 15 y 16 de junio del BOJ.

Aún así, muchos banqueros centrales advierten sobre los riesgos que podrían ralentizar el ritmo de recuperación, como un repunte en las infecciones, el aumento de la pérdida de empleos y una caída mayor de lo esperado en las economías emergentes.

"El trimestre de abril a junio es probablemente el fondo de la economía de Japón. Pero la caída en el crecimiento puede ser mayor y el repunte más lento de lo que inicialmente se pensó ", dijo una segunda fuente.

El Banco de Japón alivió la política monetaria durante dos meses consecutivos en abril, uniéndose a los esfuerzos del gobierno para amortiguar el golpe de la pandemia en una economía que ya está cayendo en una profunda recesión.

Hasta ahora, los pasos se han centrado en aliviar las tensiones de financiación corporativa, como el aumento de las compras de deuda corporativa y la creación de servicios de préstamo para ayudar a las pequeñas empresas.

Si bien sus contrapartes de EE. UU. y Europa están cambiando de la respuesta a la crisis hacia medidas para reactivar el crecimiento, el Banco de Japón sigue desconfiando de usar herramientas dirigidas directamente a estimular la demanda - como los recortes de tasas- demasiado apresuradamente, dijeron las fuentes.

Eso significa que la opción más probable del Banco de Japón, incluso si fuera a actuar en los próximos meses, sería ampliar sus instalaciones de préstamos o tomar nuevas medidas para aliviar el estrés de las empresas, dijeron las fuentes.

"No tiene sentido tratar de estimular la economía ahora cuando el gobierno todavía le pide a la gente que se quede en casa lo más posible para contener la pandemia", dijo una tercera fuente.

El primer ministro, Shinzo Abe, anunció un estado de emergencia en abril solicitando a los ciudadanos que se quedasen en sus casas y a las empresas que cerrasen, golpeando una economía que ya estaba sufriendo el impacto de un aumento de impuestos a las ventas el año pasado y la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Si bien Japón levantó las medidas de bloqueo en mayo, los analistas esperan que la economía se contraiga en un 22% anualizado en el trimestre actual y se recupere solo modestamente en la segunda mitad de este año.

"La economía de Japón se recuperará en julio-septiembre si no hay un repunte en las infecciones. Aun así, puede tomar hasta 2023 o 2024 para que la economía vuelva a subir a los niveles previos a la pandemia ”, dijo Yoshiki Shinke, economista jefe del Instituto de Investigación de Vida Dai-ichi.

“El BOJ puede no necesitar actuar ahora. Pero si las pérdidas de empleo comienzan a aumentar, puede verse presionado para aflojar la política nuevamente ”.

Comentarios