Dudan que nueva regulación india impulse el crecimiento

Lunes, 28/06/2021
Reuters

India extenderá garantías federales sobre préstamos bancarios a las pequeñas empresas y los sectores de la salud y el turismo para ayudarlos a superar la pandemia de COVID-19, dijo el lunes la ministra de Finanzas, Nirmala Sitharaman.

Los líderes de la industria y los economistas dijeron que las nuevas garantías de préstamos, que ascienden a US$ 35.000 millones, pueden proporcionar algún alivio temporal, pero no serían suficientes para impulsar el crecimiento económico.

Sitharaman dijo que el gobierno eximirá las tarifas de visa para 500.000 turistas extranjeros y extenderá garantías de préstamos a la salud, el turismo y las pequeñas empresas por un valor de US$ 14.800 millones).

El gobierno ampliará las garantías federales sobre préstamos a empresas a 4,5 billones de rupias desde un límite anterior de 3 billones de rupias, dijo.

El gobierno también planea gastar $ 12,6 mil millones adicionales en proporcionar granos alimenticios gratuitos a las personas pobres hasta noviembre, y $ 5,78 mil millones en el año fiscal actual para expandir los servicios de salud y redes digitales.

A diferencia de las economías avanzadas, que ofrecían enormes paquetes de estímulo para los hogares, India se ha basado en inyectar más fondos estatales en infraestructura, garantías estatales sobre préstamos bancarios para empresas afectadas por la pandemia y cereales alimenticios gratuitos para los pobres.

"La mayor parte del apoyo fiscal todavía está por debajo de la línea y en forma de garantías de préstamos, y no de estímulo directo", dijo Madhavi Arora, economista principal de Emkay Global Financial Services.

Dijo que, dada la eficacia limitada de la flexibilización monetaria, el apoyo continuo a la política fiscal anticíclica, y evitar una consolidación prematura, seguía siendo crucial.

ESTÍMULO LIMITADO

Aditi Nayar, economista jefe de ICRA, la rama india de la agencia de calificación Moody's, dijo que las nuevas medidas tendrían un impacto de alrededor de Us$ 8 mil millones en las finanzas del gobierno y que su éxito dependería de las adquisiciones o del gasto real.

Los economistas han recortado su pronóstico de crecimiento para el año fiscal actual a partir de abril a 7.5-8% desde una estimación anterior de 10-11% en medio de una creciente preocupación por la lentitud de las vacunas COVID-19 y la propagación de la variante Delta altamente infecciosa. 

Los líderes de la industria y de la oposición han buscado recortes de impuestos sobre la gasolina y el diesel, y transferencias de efectivo a los pobres para impulsar la demanda de los consumidores.

La tasa de crecimiento económico de la India repuntó en enero-marzo al 1,6% en comparación con el año anterior, pero los economistas son cada vez más pesimistas sobre este trimestre después de una segunda ola de infecciones por COVID-19 en abril-mayo.

El banco central de India ha mantenido las tasas de interés en mínimos históricos mientras toma medidas de liquidez para respaldar el crecimiento, a pesar de un aumento en la inflación minorista. 

"Es necesario reconstruir la confianza entre la gente para que la demanda de consumo gane tracción de manera sostenida", dijo Sanjiv Mehta, vicepresidente senior de la Federación de Cámaras de Comercio e Industria de la India.

Comentarios