Tailandia propone gravar a las BigTechs

Martes, 09/06/2020
Reuters

Tailandia aprobó este martes un proyecto de ley que exige que los proveedores de servicios digitales extranjeros paguen un impuesto al valor agregado (IVA), convirtiéndose en el más reciente país del sudeste asiático en tratar de aumentar los ingresos fiscales de las empresas tecnológicas internacionales.

El mes pasado, Indonesia aprobó una ley que exige que las grandes compañías de internet paguen el IVA sobre las ventas de productos y servicios digitales a partir de julio, y en Filipinas un legislador presentó un proyecto de ley similar en el parlamento para gravar los servicios digitales.

El proyecto de ley tailandés, que aún tiene que ser votado por el parlamento de Tailandia, requiere que las compañías o plataformas no residentes que ganen más de US$ 57.434 por año al proporcionar servicios digitales en el país paguen un IVA del 7% sobre las ventas, dijo a la prensa la portavoz adjunta del gobierno, Ratchada Thanadirek.

Se espera que Tailandia agregue alrededor de US$ 95.72 millones a sus arcas anualmente a partir de este cambio legal, lo que afectará servicios como la transmisión de música y video, juegos y reserva de hoteles, agregó, sin nombrar a ninguna compañía en específico.

"Estas empresas habrían tenido que pagar el IVA si hubieran sido tailandeses, lo cual es injusto (para los locales)", dijo Ratchada.

Tailandia, la segunda economía más grande del sudeste asiático, ha reflexionado sobre la carga mpositica de las empresas digitales durante años, con la esperanza de aprovechar la economía de Internet del país, una de las de más rápido crecimiento en la región.

Thanawat Malabuppha, presidente de la Asociación de Comercio Electrónico de Tailandia, dijo que agradecía la medida, ya que ayudaría a nivelar el campo de juego para las empresas rivales de Tailandia.

"Cualquiera que gane dinero con los tailandeses debe pagar impuestos al país", dijo.

Los analistas dicen que la pandemia de COVID-19 ha acentuado el impulso de los gobiernos de todo el mundo para gravar a las compañías de Internet, que podrían ver un aumento en los ingresos a medida que las personas se quedan en sus hogares durante los bloqueos globales.

Junto a eso, casi 140 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) están negociando la primera gran reescritura de las normas fiscales para tener mejor en cuenta el surgimiento de grandes empresas tecnológicas como Amazon, Facebook, Apple y Google.

Los reguladores del sudeste asiático sostuvieron conversaciones el año pasado sobre un esfuerzo en toda la región para gravar más a los gigantes tecnológicos, mientras que los grupos de la industria advirtieron que la sobrerregulación podría debilitar la floreciente economía digital de la región.

Hasta instituciones como el FMI han publicado estudios llamando a una nueva forma de impuestos globales, aceptando que diversas firmas transnacionales evitan el pago de impuestos, valéndose de las legislaciones locales que así lo permiten.

Comentarios