China reducirá contaminación para el aniversario 70 de la revolución

Jueves, 26/09/2019
Reuters

La ciudad industrial pesada de Xuzhou, en la provincia oriental china de Jiangsu, cerrará las fábricas locales el jueves como parte de los esfuerzos para reducir el smog antes de las celebraciones del Día Nacional del país la próxima semana, dijo el gobierno local.

Xuzhou, a unas 400 millas (640 kilómetros) de Beijing, está implementando un programa de control de contaminación "alerta naranja" destinado a "garantizar la calidad del aire durante el período del Día Nacional", según un aviso autenticado por fuentes de la industria.

El Ministerio de Medio Ambiente de China advirtió el lunes que las condiciones climáticas "desfavorables" llevarían a un brote prolongado y extendido de smog que se extiende a lo largo de la costa oriental durante aproximadamente dos semanas, e instó a los gobiernos locales en todas las regiones afectadas a tomar medidas rápidas.

El smog ya obligó a Beijing y las ciudades aledañas a implementar restricciones especiales a las industrias pesadas, como el acero, la electricidad y el cemento, para garantizar que los cielos permanezcan despejados durante el desfile del 70 aniversario de la capital china el 1 de octubre.

La oficina de medio ambiente de Beijing dijo el miércoles que también había emitido una alerta naranja, la segunda más alta en un sistema de alarma de contaminación de cuatro niveles, que dura desde el jueves hasta nuevo aviso. Reducirá la producción y restringirá el tráfico.

Xuzhou, hogar de más de una docena de empresas siderúrgicas, comenzó a restringir la producción de acero el miércoles y cerrará toda la producción a partir del jueves por la noche. Los productores de carbón de coque también estarán sujetos a controles.

Se impondrán restricciones a las entregas de vehículos de carga en las principales industrias y a la quema de paja en los distritos rurales. La ciudad también trabajará para obtener su electricidad de fuentes más limpias y eficientes en los próximos días.

En Anyang, otra ciudad importante productora de acero en la provincia de Henan, en el centro de China, las autoridades han implementado medidas de "alerta roja" para el control de la contaminación que comenzaron el miércoles, imponiendo restricciones más estrictas para la industria y el transporte.

Según un aviso del gobierno distribuido por los comerciantes y los medios locales, Anyang ordenó el cierre de las plantas de sinterización pequeñas e independientes el miércoles, y cerrará toda la producción de acero desde el jueves por la noche.

Anyang fue una de las ciudades más contaminadas de China el invierno pasado, con concentraciones de PM2.5 de hasta 27% durante el período. Se encuentra cerca de la cordillera de Taihang, que según el ministerio de medio ambiente actualmente está atrapando emisiones y canalizándolas hacia Beijing.

Comentarios