4 claves para entender las elecciones generales de Singapur esta semana

Lunes, 06/07/2020
Reuters

Se espera que los singapurenses regresen al Partido de Acción Popular al poder en las elecciones generales del 10 de julio, extendiendo su gobierno ininterrumpido desde la independencia de la isla del sudeste asiático en 1965.

En ese tiempo, Singapur solo ha tenido tres primeros ministros: el líder independentista Lee Kuan Yew, su colega del gabinete Goh Chok Tong y el hijo de Lee, el actual primer ministro Lee Hsien Loong.

Habiendo supervisado el rápido crecimiento económico y la prosperidad, el PAP se ha atrincherado en el poder. Pero hay otros factores que han mantenido a raya a los rivales.

MODELO ÚNICO

Votar en la antigua colonia británica es obligatorio, y alrededor de 2.65 millones votarán en las próximas elecciones.

El sistema electoral de Singapur se basa, en términos generales, en el modelo de Westminster "primero en el pasado", en el que se elige al candidato que gana la mayoría de los votos en cada circunscripción, y el número de escaños no es proporcional al reparto de votos.

En las últimas elecciones de 2015, el PAP obtuvo el 69,9% de los votos, pero obtuvo alrededor del 93% de los escaños parlamentarios.

Pero también hay un giro en el sistema electoral de Singapur. En algunas circunscripciones, los candidatos se presentan en equipos de hasta seis con al menos un miembro de un grupo minoritario, un sistema diseñado para garantizar una mejor representación racial en la ciudad-estado de mayoría china.

Más pequeños y con menos recursos, algunos partidos de oposición luchan por encontrar suficientes candidatos para estos llamados grupos de representación de grupos.

Pero el partido gobernante es sensible a los cambios en su participación general en los votos. Después de su peor resultado en 2011, cuando obtuvo el 60% de los votos, el PAP aceleró las restricciones laborales extranjeras para calmar la inquietud de la gente sobre la inmigración y el empleo. Problemas similares han dominado esta campaña mientras Singapur se prepara para su recesión más profunda debido a la pandemia de coronavirus.

RESTRICCIONES

Grupos de derechos humanos como los parlamentarios de derechos humanos de la ASEAN han señalado durante mucho tiempo otros procesos electorales que dicen que perjudican a la oposición.

Por ejemplo, las divisiones electorales de Singapur se revisan periódicamente para reflejar el crecimiento y los cambios de la población. Pero el proceso es opaco y las figuras de la oposición han hecho previamente acusaciones de gerrymandering.

El primer ministro también puede convocar una elección, con la aprobación presidencial, a corto plazo, creando dificultades para que la oposición se prepare. El período de campaña para la próxima votación es de solo nueve días.

El costo financiero de correr también puede ser un factor disuasorio. Los candidatos deben presentar depósitos electorales de US $ 9.675 para presentarse, en comparación con los US $ 623 en Gran Bretaña, y deben ganar más de un octavo del total de votos para recuperar su depósito.

GRUPO DISPARADO

La oposición está fracturada.

Un récord de 11 partidos disputarán las elecciones de 2020: el PAP ocupará los 93 escaños, seguido por el nuevo Partido Progress Singapore (24), el Partido de los Trabajadores (21) y el Partido Demócrata de Singapur (11). El resto estará en 10 o menos.

Los analistas políticos dicen que los partidos de oposición tienden a presentarse como un control contra el dominio del PAP en lugar de ofrecer un gobierno alternativo viable.

Los principales medios locales, que tienen estrechos vínculos con el gobierno, generalmente apoyan las políticas gubernamentales y estatales incluso durante una elección, dicen los grupos de derechos. El PAP no respondió a una solicitud de comentarios y sus líderes han dicho previamente que las libertades de prensa deben practicarse teniendo en cuenta los intereses nacionales.

PROBLEMAS LEGALES

Los miembros de PAP han demandado a las figuras de la oposición, incluido el difunto J.B. Jeyaretnam y el Chee Soon Juan del SDP, y las han declarado en bancarrota. Los líderes de PAP han dicho que las demandas por difamación eran necesarias para proteger su reputación.

Más recientemente, algunas figuras de la oposición se quejaron de una controvertida ley de noticias falsas y se les dijo que sus publicaciones en línea deben llevar un cartel que indique que contienen información falsa.

Comentarios