Bangladesh e India reabren fábricas tras cuarentena por COVID-19

Lunes, 27/04/2020
Reuters

Más de 500 fábricas de prendas de vestir en Bangladesh que abastecen a marcas mundiales reabrieron el lunes después de un cierre de un mes para frenar la propagación del coronavirus, mientras que India consideró formas de reducir su vasto bloqueo para reducir el dolor económico.

Algunas de las firmas de ropa más grandes del mundo, incluidas Gap Inc, Inditex, propietaria de Zara, y H&M obtienen sus suministros de Bangladesh, lo que permitió a los fabricantes de prendas de vestir en la capital, Dhaka y la ciudad portuaria de Chittagong, reanudar el trabajo desde el comienzo de esta semana.

"Nos estamos asegurando de que los trabajadores usen máscaras, se laven las manos en la entrada, se sometan a controles de temperatura y mantengan distancia física", dijo Mohammad Hatem, vicepresidente de la Asociación de Fabricantes y Exportadores de Tejidos de Bangladesh.

Bangladesh alberga alrededor de 4.000 fábricas de prendas de vestir que emplean a 4,1 millones de trabajadores, y los grupos industriales del sector advirtieron que el cierre que comenzó el 26 de marzo podría hacer que el país pierda US$ 6 mil millones en ingresos por exportaciones este año financiero.

Competidores como Vietnam, China y Camboya ya han reanudado sus operaciones, dijo Hatem.

Bangladesh reportó el lunes cerca de 500 nuevos casos de coronavirus para llevar el total a 5.913, de los cuales 152 personas han muerto.

Si bien el país ha permitido la reapertura de prendas de vestir y otras fábricas, gran parte del resto de la economía todavía está cerrada y el primer ministro, Sheikh Hasina, dijo este lunes a funcionarios del gobierno que las escuelas y universidades podrían tener que permanecer cerradas hasta septiembre si la situación no mejoraba.

En India, donde el cierre estricto de sus 1.300 millones de personas finalizará el domingo 3 de mayo, el primer ministro Narendra Modi mantuvo conversaciones con los principales ministros de los 28 estados del país para decidir qué restricciones deberían mantenerse.

Modi dijo que el riesgo del virus estaba lejos de terminar, aunque India había podido salvar miles de vidas debido a su bloqueo prolongado, según un comunicado del gobierno.

India informó sobre 28.379 infecciones confirmadas del coronavirus, según datos del gobierno el lunes, el número más alto en Asia después de China. Hasta ahora han muerto 886 personas, ni mucho menos los niveles que han sufrido los Estados Unidos, Italia y España.

Los expertos en salud dicen que India está probando mucho menos per cápita que muchos países y que el virus está al acecho sin ser detectado. Aún así, no ha habido un aumento en las hospitalizaciones en todo el país, lo que fortalece el caso para levantar algunas restricciones.

"(El) Primer Ministro dijo que tenemos que dar importancia a la economía, así como continuar la lucha contra COVID -19", dijo el comunicado del gobierno.

La economía de la India, que ya estaba creciendo a su ritmo más lento en los años previos a la pandemia, podría contraerse en el año fiscal que comenzó en abril, dicen economistas privados, lo que hace que los empleos sean aún más escasos para su población joven.

Una forma de salir del bloqueo de 40 días sería permitir que las partes menos afectadas del país vuelvan a la actividad mientras mantienen un control estricto sobre las zonas calientes que incluyen las principales ciudades de Mumbai y Delhi, dijeron las autoridades.

El vecino Pakistán también trató de reducir el dolor económico, diciendo que pagará las facturas de electricidad de 3.5 millones de pequeñas empresas durante los próximos tres meses como parte de un paquete de 50.69 mil millones de rupias ($ 316.56 millones).

El gobierno ha extendido un bloqueo nacional hasta el 9 de mayo. Sin embargo, está cambiando a un "bloqueo inteligente" con seguimiento y rastreo de casos específicos al tiempo que permite que algunas actividades industriales y comerciales se reanuden bajo las pautas de seguridad.

El brote continuó extendiéndose a través de las naciones insulares del Océano Índico de Sri Lanka y las Maldivas.

Sri Lanka informó el lunes de 45 nuevos casos de coronavirus, todos ellos personal de la armada, después de que emergió en una base cerca de la capital, Colombo, a principios de este mes. Una cuarta parte de los 567 casos del país son de la marina, según cifras del gobierno.

Maldivas también reportó un aumento en los casos, principalmente entre los trabajadores migrantes que viven en dormitorios llenos en la capital, Male. El país tiene 200 casos confirmados, dijo el gobierno, un gran número de ellos trabajadores migrantes de Bangladesh.

Comentarios