China adopta política de permitir tres hijos por familia

Martes, 01/06/2021
Reuters

Las parejas chinas casadas pueden tener hasta tres hijos, anunció China el lunes, en un cambio importante del límite existente de dos hijos y después, de que datos recientes del censo mostraran una disminución dramática en los nacimientos en el país más poblado del mundo.

Beijing eliminó su política de un solo hijo en 2016, reemplazándola con un límite de dos hijos para tratar de evitar los riesgos para su economía de una población que envejece rápidamente. Pero eso no resultó en un aumento sostenido de los nacimientos dado el alto costo de criar niños en las ciudades chinas, un desafío que persiste hasta el día de hoy.

El cambio de política vendrá con "medidas de apoyo, que conducirán a mejorar la estructura de la población de nuestro país, cumpliendo con la estrategia del país de hacer frente activamente al envejecimiento de la población", dijo la agencia de noticias oficial Xinhua, luego de una reunión del politburó presidida por el presidente Xi Jinping.

Entre esas medidas, China reducirá los costos educativos para las familias, aumentará los impuestos y el apoyo a la vivienda, garantizará los intereses legales de las mujeres trabajadoras y reprimirá las dotes "altísimas", dijo, sin dar más detalles.

También buscaría educar a los jóvenes "sobre el matrimonio y el amor".

China tenía una tasa de fertilidad de solo 1,3 hijos por mujer en 2020, según mostraron datos recientes, a la par con sociedades envejecidas como Japón e Italia y muy por debajo de los 2,1 necesarios para el nivel de reemplazo.

"La gente se ve frenada no por el límite de dos hijos, sino por los costos increíblemente altos de criar a los niños en la China actual. Vivienda, actividades extracurriculares, comida, viajes y todo lo demás se suma rápidamente", dijo Yifei Li, socióloga de NYU Shanghai.

"Es poco probable que elevar el límite en sí mismo incline el cálculo de alguien de una manera significativa, en mi opinión".

Zhang Xinyu, una madre de 30 años de uno de Zhengzhou, la capital de la provincia de Henan, dijo que el problema era que las mujeres tenían la mayor parte de la responsabilidad de criar a los hijos.

"Si los hombres pudieran hacer más para criar al hijo, o si las familias pudieran dar más consideración a las mujeres que acaban de tener hijos, en realidad muchas mujeres podrían tener un segundo hijo",expresó.

"... Pero pensando en el panorama general, de manera realista, no quiero tener un segundo hijo. Y un tercero es aún más imposible".

En una encuesta en la cuenta de Weibo de Xinhua en la que se preguntaba a #AreYouReady por la política de los tres hijos, alrededor de 29.000 de los 31.000 encuestados dijeron que "nunca pensarían en eso", mientras que el resto eligió entre las opciones: "Estoy listo y con muchas ganas de hacerlo"," está en mi agenda ", o" estoy dudando y hay mucho que considerar".

La encuesta fue eliminada más tarde.

"Estoy dispuesta a tener tres hijos si me das US$785.650", publicó un usuario.

Los precios de las acciones en las empresas relacionadas con la natalidad y la fecundidad se dispararon.

'YA ES MUY TARDE AHORA'

A principios de este mes, el censoque se hace cada década mostró que la población china creció a su ritmo más lento durante el último decendio, desde la década de 1950, a 1.410 millones, lo que alimenta la preocupación de que China envejezca antes de hacerse rica, así como las críticas de que había esperado demasiado para abordar la disminución de los nacimientos. 

"Este es sin duda un paso en la dirección correcta, pero aún así es un poco tímido", dijo Shuang Ding, economista jefe de Standard Chartered en Hong Kong.

"Una política de natalidad totalmente liberalizada debería haberse implementado hace al menos cinco años, pero ahora es demasiado tarde, aunque es mejor tarde que nunca", dijo.

El politburó de China también dijo el lunes que introduciría retrasos en las edades de jubilación, pero no proporcionó ningún detalle.

Se estaban imponiendo multas de US$ 20.440 a las personas por tener un tercer hijo a fines del año pasado, según un aviso del gobierno en la ciudad de Weihai.

Temiendo una explosión demográfica, en 1979 China implementó su política de un solo hijo, que logró frenar el crecimiento de la población, pero también condujo a esterilizaciones forzadas y abortos selectivos por sexo, que exacerbaron un desequilibrio de género ya que muchos padres preferían a los hijos varones.

Un estudio publicado a principios de este año por académicos de la Universidad de Hangzhou encontró que la política de dos hijos alentaba a las parejas más adineradas que ya tenían un hijo y eran "menos sensibles a los costos de crianza de los hijos", al tiempo que aumentaba los costos del cuidado y la educación de los niños, desalentando a los padres primerizos.

Su Meizhen, gerente de recursos humanos en Beijing, dijo que estaba "súper feliz" de estar embarazada de su tercer hijo.

"No tendremos que pagar la multa y podremos obtener un hukou", dijo, refiriéndose al permiso de residencia urbana que permite a las familias recibir beneficios, incluido el envío de sus hijos a las escuelas públicas locales.

Comentarios