Inversionistas temen deforestación en Indonesia

Lunes, 05/10/2020
Reuters

Por lo general los fondos internacionales suelen crticar un país destin cuando sus leyes son muy estrictas, no cuando son laxas. Pero los tiempos cambian.

Los inversionistas globales que gestionan activos por valor de US$4.100 millons advirtieron al gobierno de Indonesia que un polémico proyecto de ley de creación de empleo aprobado por el parlamento este lunes podría plantear nuevos riesgos para los bosques tropicales del país.

En una carta al gobierno, 35 inversores internacionales expresaron sus preocupaciones, incluidos Aviva Investors, Legal & General Investment Management, la Junta de Pensiones de la Iglesia de Inglaterra, el administrador de activos con sede en Holanda Robeco y el administrador de activos más grande de Japón, Sumitomo Mitsui Trust Asset Management.

"Si bien reconocemos la necesidad de reformar el derecho comercial en Indonesia, nos preocupa el impacto negativo de ciertas medidas de protección ambiental afectadas por el Proyecto de Ley Ómnibus sobre la creación de empleo", dijo Peter van der Werf, especialista senior en participación de Robeco, en un comunicado. 

Con la coalición del presidente Joko Widodo controlando el 74% de los escaños, el parlamento aprobó el proyecto de ley que, según el gobierno, es necesario para mejorar el clima de inversión y simplificar las regulaciones en la mayor economía del sudeste asiático.

Una coalición de 15 grupos activistas, incluidos sindicatos, condenó el proyecto de ley y convocó a una huelga.

Los inversores dijeron que temían que la legislación pudiera obstaculizar los esfuerzos para proteger los bosques de Indonesia, lo que a su vez socavaría la acción global para abordar la pérdida de biodiversidad y ralentizar el cambio climático.

"Si bien los cambios regulatorios propuestos apuntan a aumentar la inversión extranjera, corren el riesgo de contravenir las normas internacionales de mejores prácticas destinadas a evitar consecuencias nocivas no deseadas de las actividades comerciales que podrían disuadir a los inversores de los mercados indonesios", decía la carta, enviada horas antes de que se aprobara el proyecto de ley.

Con la preocupación por el deterioro ambiental en la agenda de los inversores, algunos administradores de activos han comenzado a adoptar una postura más pública al instar a los gobiernos de los países en desarrollo a proteger el mundo natural.

En una intervención similar en julio, 29 inversionistas que administraban $ 4.6 billones escribieron a las embajadas brasileñas para exigir reuniones para pedir al gobierno del presidente de derecha Jair Bolsonaro que detenga la deforestación en la selva amazónica.

Comentarios