Japonesa Uniqlo reconoció efectos del boicot surcoreano

Viernes, 09/08/2019
Reuters

Un boicot a los productos japoneses en Corea del Sur ha tenido un impacto en las ventas de la cadena de ropa casual Uniqlo en el país, dijo la compañía el viernes, destacando el creciente impacto económico de una disputa diplomática sobre el papel de Tokio en tiempos de guerra.

La decisión de Japón el mes pasado de reforzar los controles sobre las exportaciones de materiales que Corea del Sur usa para fabricar semiconductores y pantallas de teléfonos inteligentes ha provocado una reacción violenta de los consumidores en Corea, con consumidores que boicotean los productos japoneses desde cerveza a bolígrafos.

Las relaciones entre los dos aliados de EE. UU. ahora están en su peor momento en décadas. La disputa tiene sus raíces en la compensación de los trabajadores forzados durante la ocupación de Japón y Corea del Sur ha invocado repetidamente su difícil historia con Japón, que colonizó la península de Corea durante la Segunda Guerra Mundial.

"Podemos confirmar que ha habido un impacto en las ventas en Corea", dijo una portavoz del propietario de Uniqlo, Fast Retailing, que declinó dar cifras.

La reciente decisión de la compañía de cerrar una tienda en Seúl no estaba relacionada con el boicot, dijo la portavoz, y agregó que el contrato de la propiedad había finalizado y la compañía decidió no renovarlo.

Japón citó preocupaciones de seguridad para los bordillos. Sin embargo, la medida también se ha visto como una represalia después de que un tribunal de Corea del Sur ordenó el año pasado a las compañías japonesas compensar a los coreanos que se vieron obligados a trabajar para los ocupantes japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

Japón también ha eliminado a Corea del Sur de una lista de socios comerciales favorecidos.

Uniqlo es una de las marcas más visibles de Japón a nivel mundial fuera de las industrias automotriz y electrónica. Tiene cerca de 190 tiendas en Corea del Sur donde vende alrededor de US$ 1.300 millones de ropa anualmente, o el 6.6% de sus ingresos.

Comentarios