Pandemia afecta el trabajo femenino en India

Miércoles, 04/08/2021
Reuters

La tasa de participación laboral femenina en India cayó al 16,1% durante el trimestre julio-septiembre de 2020, la más baja entre las principales economías, según un informe del gobierno, que refleja el impacto de la pandemia y una creciente crisis laboral.

El porcentaje de mujeres en la fuerza laboral había caído a un mínimo histórico del 15,5% durante el trimestre abril-junio de 2020, cuando India impuso un estricto bloqueo para frenar la propagación del virus COVID-19, según el informe, publicado el lunes por la noche por el Ministerio de Estadística.

Según estimaciones del Banco Mundial, India tiene una de las tasas de participación de la fuerza laboral femenina más bajas del mundo. Menos de un tercio de las mujeres, definidas en el informe como de 15 años o más, están trabajando o buscando trabajo activamente.

La tasa de participación laboral femenina en la India había caído al 20,3% en 2019 desde más del 26% en 2005, según estimaciones del Banco Mundial, en comparación con el 30,5% en el vecino Bangladesh y el 33,7% en Sri Lanka.

La mayoría de las mujeres empleadas en la India tienen trabajos poco calificados, como el trabajo agrícola y fabril y el servicio doméstico, sectores que se han visto muy afectados por la pandemia. 

La tasa de desempleo entre las mujeres tocó el 15,8%, en comparación con el 12,6% entre los trabajadores varones durante los tres meses que terminaron en septiembre de 2020, el último trimestre del que se publicaron datos.

La mayoría de las actividades económicas se han reanudado en el país después de que los gobiernos estatales suavizaron las restricciones pandémicas en respuesta a una disminución de las infecciones por coronavirus desde los picos de mayo. Es probable que eso ayude a crear más puestos de trabajo para todos los trabajadores, dijeron funcionarios del gobierno.

La tasa de desempleo de la India en julio cayó al 6,95% desde la cifra de junio del 9,17%, según mostraron el lunes los datos del Centro para el Monitoreo de la Economía India (CMIE).

Muchos economistas privados han advertido que la lentitud de la vacunación y la caída de la demanda de los consumidores podrían afectar las perspectivas de crecimiento, y es poco probable que la economía alcance su tamaño anterior a COVID antes de marzo de 2022.

Se espera que la tercera economía más grande de Asia, que se contrajo un 7,3% en el año fiscal que finaliza en marzo, la peor recesión en las últimas siete décadas, crezca entre un 8% y un 9% interanual en el año fiscal actual.

Comentarios