Anticipan beneficios del TLC entre Corea del Sur y Salvador

Viernes, 22/11/2019
América Economía foto SICA

El anhelado acuerdo de libre comercio de la nación asiática y países centromaericanos está a menos de dos meses de convertirse en una realidad.

Y para El Salvador, la fecha será coincidente con el nuevo año.

Así lo expresó el Secretario General del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), Vinicio Cerezo, durante el Foro de Negocios Tratado de Libre Comercio (TLC) Corea – Centroamérica, desarrollado el 20 de noviembre en la capital de ese país centroamericano.

De acuerdo con el dirigente, se espera que el acuerdo "sirva como un puente de acercamiento al intercambio comercial, favorezca al fomento de la inversión de empresas coreanas en la región, promueva la transferencia de tecnología con el fin de contribuir al desarrollo socioeconómico de los países centroamericanos".

Junto con la entrada en vigor el 1 de enero del 2020, se prevé que el comercio entre ambos países se incremente en 20%, indicó el cónsul honorario de Corea en El Salvador, Francisco Escobar Thompson, citado por el medio local El Mundo.

“El TLC es un tratado muy amplio, muy beneficioso para El Salvador y comienza a partir del primero de enero del próximo año a entrar en vigencia. Es un tratado no restrictivo, que habla de cooperación y seguimiento a los temas. Incrementaríamos un 20 % en montos, inmediatamente que se inicia a trabajar con el TLC y poco a poco se irán duplicando estas cifras y desarrollando al país de la mejor manera”, explicó Thompson.

Esto, porque dicho tratado contempla arancel cero entre una serie de productos, lo que permitiría que su valor al consumidor final sea menos oneroso, en beneficio del comercio de ambas naciones, que hoy alcanza los US$230 millones.

Ls productos salvadoreños que podrán ingresar al mercado surcoreano sin arancel serán azúcar, las boquitas, el café oro, puré de tomate, textiles y confección tendrán acceso inmediato.

Al revés, los productos que sean importados desde Corea como químicos, pigmentos y colorantes, productos farmacéuticos, resinas de petróleo, máquinas para el sector textil, sector plástico, sector agrícola tendrán acceso inmediato en el mercado salvadoreño. Así también los esterilizadores médicos y los teléfonos móviles, detalló el periódico.

Las negociaciones se iniciaron en 2015, incluyendo siete rondas, elaboración del texto final y luego ratificación por parte del parlamento de cada país.

Comentarios