Beijing podría remover aranceles a la agroindustria de EE.UU.

Viernes, 01/11/2019
Reuters

Beijing podría eliminar los aranceles adicionales impuestos desde el año pasado a los productos agrícolas estadounidenses para facilitar a los importadores la compra de hasta US$50.000 millones, en lugar de fijarles cantidades específicas, dijo el jefe de una asociación comercial respaldada por el Gobierno de China.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a principios de este mes que China se había comprometido a adquirir entre US$40.000 y US$50.000 millones anuales en productos agrícolas estadounidenses, como parte de un acuerdo para poner fin a la guerra comercial que estalló el año pasado.

Pero este asunto se ha convertido en un punto de fricción importante en las conversaciones comerciales entre ambos países, ya que Beijing quiere planificar la compra en función de las condiciones del mercado en lugar de comprometerse con una gran cifra y un calendario específico.

“Lo que el Gobierno puede hacer es eliminar los aranceles adicionales, ambas partes tienen que hacerlo. Que sean entonces las compañías quienes compren según su propio criterio y en base a las reglas del mercado”, dijo a Reuters Cao Derong, presidente de la Cámara China de Comercio para la Importación y Exportación de Productos Alimenticios, Productos Locales y Subproductos Animales (CFNA), en una entrevista a última hora del miércoles.

En julio del año pasado, el gobienro chino aplicó aranceles adicionales del 25% a una lista de productos estadounidenses, incluyendo la soja y otros granos, en respuesta a los aranceles que Washington impuso a los productos chinos por un valor similar. China volvió a subir algunos aranceles en septiembre de este año.

La CFNA, bajo la supervisión del Ministerio de Comercio de China, es una influyente asociación comercial entre cuyos miembros se incluye Yihai Kerry, la empresa estatal Sinograin y las unidades en China de empresas internacionales como Cargill y Louis Dreyfus.

Cao añadió que la eliminación de los aranceles adicionales crearía las condiciones para un entorno comercial “conveniente” y “óptimo”, en lugar de obligar a las empresas a comprar una cierta cantidad de productos durante un período de tiempo determinado.

“Después de eliminar los aranceles, el comercio volverá a la normalidad. Entonces, la cantidad que las empresas compren dependerá del mercado”, dijo Cao con ocasión de un foro celebrado en Singapur dirigido por el Centro para el Intercambio Económico Internacional de China.

Si bien China puede aumentar sus compras en función de las condiciones del mercado, el objetivo de 40.000 a 50.000 millones es “muy alto”, añadió, y no se puede garantizar.

El objetivo establecido por Trump es duplicar los US$24.000 millones que China empleó en productos agrícolas estadounidenses en 2017.

Los analistas también han dicho que Beijin no podría alcanzar la meta sin eliminar barreras técnicas sustanciales.

Beijing ya ha intensificado la compra de soja estadounidense y ha ofrecido exenciones a más importadores para que compren semillas oleaginosas estadounidenses sin aranceles adicionales, agregó Cao.

“Estamos incrementando las importaciones y aumentando las compras para ofrecer gestos de buena voluntad y crear un mejor ambiente y condiciones para las negociaciones entre las dos partes”, dijo Cao.

Comentarios