China fija meta de crecimiento de 6% para 2021

Viernes, 05/03/2021
AsiaLink

China estableció un objetivo de crecimiento económico de más del 6% este año, pero advirtió sobre las incertidumbres sobre la recuperación global de la pandemia de COVID-19 al establecer un plan para lograr su objetivo a largo plazo de convertirse en una economía desarrollada para 2035.

En una lectura del informe de trabajo del gobierno el viernes, el primer ministro Li Keqiang dijo en la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional en Beijing que China adoptará su decimocuarto plan quinquenal hasta 2025.

"Mantendremos los principales indicadores económicos dentro de un rango apropiado, estableceremos objetivos anuales para el crecimiento económico a la luz de las condiciones reales", dijo Li a 2.900 delegados, incluido el presidente Xi Jinping. "Hacerlo nos permitirá lograr un desarrollo de mayor calidad que sea más eficiente, equitativo, sostenible y seguro", destacó el periódico japonés Nikkei.

China no anunció un objetivo en la reunión del año pasado debido a la incertidumbre generada por la pandemia de COVID-19. La economía registró un crecimiento anual del 2,3%, el más bajo desde 1976, pero mejor que el de otras economías importantes.

La reunión anual del parlamento se produce cuando aumentan los impagos de bonos y la recuperación del consumo sigue siendo frágil. La segunda economía más grande del mundo todavía está envuelta en disputas diplomáticas con Estados Unidos y otros países.

El plan quinquenal es parte de la ambición de Xi de convertir a China en una economía de altos ingresos para 2025, allanando el camino para duplicar el producto interno bruto del país en 2035 desde la base de 2020.

¿HUMILDE UMBRAL?

¿Es ambiciosa, realista o humilde la meta del gobierno chino? Dependerá de cómo se la vea. Al menos Reuters la calificó de humilde esta mañana.

“Al fijar este objetivo, hemos tenido en cuenta la recuperación de la actividad económica”, dijo Li. Pero el objetivo que se reconoce para 2021 está significativamente por debajo del consenso de los analistas, que esperan que el crecimiento chino supere el 8% este año. 

El objetivo de crecimiento conservador de China refleja un esfuerzo público para demostrar un regreso a la estabilidad económica después de la agitación del COVID-19 del año pasado, dijeron asesores de políticas, al tiempo que se mantiene a raya el apetito por la deuda y el riesgo.

“Es obvio que el crecimiento de este año será superior al 6%. El propósito es decirle a la gente que debemos enfocarnos en un crecimiento de mayor calidad ”, dijo a Reuters Yao Jingyuan, asesor del gabinete de China.

Si bien el objetivo de PIB bajo no significa que el gobierno se apresure a endurecer la política, con muchas partes de la economía aún luchando, dará a los planificadores más espacio para impulsar reformas.

BASE ESTABLE

¿CUán posible es la meta que se fija Beijing para el próximo lustro? No parece ser tan irreal.

Así lo afirma Moody's Investors Service, que dice en un nuevo informe que las economías de los gobiernos regionales y locales (RLG) de China (A1 estable) terminaron 2020 con un crecimiento fortalecido en todas las provincias excepto Hubei, aunque subisten algunas disparidades sustanciales entre las provincias.

"Treinta de las 31 provincias crecieron en 2020 y, de acuerdo con nuestras expectativas, la magnitud del impacto económico inducido por el coronavirus varió entre las provincias, con un crecimiento del PIB que oscila entre el 0,2% y el 7,8%", dice Yubin Fu, vicepresidente asistente de Moody's. "Como resultado, la mayoría de las provincias ingresaron a 2021 sobre una base relativamente estable y han establecido objetivos de crecimiento del PIB más altos para 2021".

Los ingresos fiscales de los RLG fueron mejores de lo esperado en 2020, ya que el crecimiento económico se aceleró en la segunda mitad del año. Sus ingresos presupuestarios generales cayeron solo un 0,9% mejor que la contracción presupuestada del 3,5%.

Los ingresos presupuestarios generales aumentaron un 5,5% en el último trimestre, y esta rápida recuperación parece expandirse aún más a principios de 2021 debido a un efecto base.

Dicho esto, los RLG permanecerán bajo presión porque aún no hay una base sólida para la recuperación de ingresos. El impacto de la pandemia de coronavirus, las políticas de recorte de impuestos y tarifas y la reducción de las medidas de estímulo debilitarán los presupuestos de los RLG en 2021. Además, la volatilidad de las ventas de terrenos de RLG podría crear más dificultades presupuestarias.

De todas formas, Moody's espera que la emisión de SPB se mantenga alta, sin la cual la recuperación económica podría ser más difícil.

Comentarios