China se propone crecer 6,5% en 2018

Lunes, 05/03/2018
Agencia Xinhua

China estableció su meta de crecimiento económico para 2018 en alrededor del 6,5%, la misma que en 2017, según el informe sobre la labor del gobierno publicado hoy lunes.

Dados los fundamentos económicos y la capacidad de generación de empleo de China, un crecimiento del producto interno bruto (PIB) de en torno al 6,5% ayudará al país a lograr el empleo relativamente pleno, según el documento, que presentó esta mañana el primer ministro, Li Keqiang, en la primera sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional, el Parlamento chino.

China busca mantener el nivel de la inflación alrededor del 3% y crear más de 11 millones de empleos en las zonas urbanas. La tasa de desempleo urbano calculada con base en encuestas se mantendrá por debajo del 5,5%, y la registrada en máximo un 4,5%, de acuerdo con el informe.

Las metas mencionadas toman en consideración la necesidad de lograr una victoria decisiva en la construcción de una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos, y son apropiadas, teniendo en cuenta que la economía china está en medio de una transición de una fase de crecimiento rápido a una etapa de desarrollo de alta calidad.

La meta de crecimiento del PIB es la misma que la del año pasado, pero podría presentar diferentes crecimientos, ya que  China ha dejado clara su disposición de priorizar la calidad del crecimiento en lugar de su velocidad.

La proyectada tasa de crecimiento refleja la posición que mantiene China de no poner demasiado énfasis en la velocidad, sino la de subrayar la mejoría de la calidad y el efecto del desarrollo, según otro informe del máximo órgano planificador económico del país.  

"Promoveremos con fuerza un desarrollo de alta calidad," destacó Li.

El año pasado, el comportamiento de la economía nacional superó las expectativas con un crecimiento del 6,9%, su primera aceleración en siete años.

La misma meta del PIB fijada para este año también debe alcanzarse sin muchas dificultades, según los observadores globales sobre China.

En enero, el Fondo Monetario Internacional elevó su previsión sobre el crecimiento del PIB chino, del 6,5% al 6,6%, ante la expectativa de un repunte en la recuperación global. Los bancos de inversión internacionales, incluyendo UBS, J.P. Morgan y Nomura, también revisaron al alza sus previsiones en este ámbito hasta el 6,7%.

En la actualidad, las bases materiales y tecnológicas de China son mucho más sólidas, su sistema industrial es completo, su mercado es enorme, sus recursos humanos son abundantes, y su espíritu emprendedor e innovador es dinámico, señaló Li.

"Gozamos de ventajas combinadas y todo esto significa que tenemos la capacidad y las condiciones para conseguir un desarrollo de más alta calidad, más eficiente, más justo y más sostenible", añadió Li.

Aunque haya dicho adiós a un crecimiento vertiginoso, China, con un crecimiento de mayor calidad, continuará desempeñando su papel de estabilizadora para la economía global mediante la apertura de su mercado.

El país abrirá completamente su sector manufacturero general a los inversores extranjeros este año. Al mismo tiempo, también les facilitará un mayor acceso a sectores como las telecomunicaciones, los servicios médicos, la educación, la atención a la población de la tercera edad y los vehículos de nuevas energías, según Li.

El incremento de la población con ingresos medios, que alcanza unos 400 millones, muestra un creciente apetito por los productos importados.

Para estimular las importaciones, China celebrará la primera Exposición Internacional de Importación este año y rebajará las tarifas de importación sobre varios bienes, entre ellos automóviles y algunos productos de consumo diario, desveló Li. 

Comentarios