Comercio internacional chino caería en dos dígitos por COVID-19

Miércoles, 06/05/2020
Reuters

Se espera que las exportaciones e importaciones de China registren descensos de dos dígitos en abril después de una recuperación tentativa en marzo debido a que la pandemia de coronavirus afecta la demanda global e interrumpe las cadenas de suministro de fabricación, mostró una encuesta de Reuters el miércoles.

Las proyecciones pesimistas refuerzan las preocupaciones de que el colapso de la demanda global frenará la recuperación de la segunda economía más grande del mundo a medida que se recupere después de semanas de parálisis debido al brote de virus.

Es probable que los envíos fuera de China hayan caído un 15,7% en abril respecto al año anterior, según una estimación media de la encuesta de 28 economistas, mucho peor que una contracción del 6,6% en marzo. Las exportaciones se contrajeron un 17,2% en los primeros dos meses del año.

Mientras tanto, se espera que las importaciones se hayan reducido un 11,2% respecto al año anterior, la mayor caída desde julio de 2016 y una caída del 0,9% en el mes anterior, ya que la demanda interna se mantuvo tibia.

El superávit comercial para el mes se pronosticó en US$ 6.35 mil millones, por debajo de US$ 19.9 mil millones en marzo.

"Las grietas en las cadenas de suministro en el extranjero y la disminución de la demanda conducirían a nuevas caídas en las exportaciones (para el segundo trimestre)", dijeron analistas del Industrial Bank en Shanghai en una nota el domingo, y agregaron que más de la mitad del comercio de procesamiento de China depende de importaciones Materiales de otros países.

El banco pronostica que las exportaciones caerán un 15% interanual en el segundo trimestre, en comparación con una caída del 13,3% en el primer trimestre.

Las fábricas chinas sufrieron un colapso en los pedidos de exportación en abril, según las últimas encuestas, en medio de informes de que los clientes extranjeros cancelaron una gran cantidad de pedidos a medida que la crisis de salud del coronavirus cerró gran parte de la economía mundial.

El segundo trimestre suele ser una temporada alta para el negocio de contenedores en los puertos chinos, dijo la asociación portuaria de China el mes pasado, pero a medida que la enfermedad respiratoria COVID-19 se propaga a nivel mundial, el crecimiento en el tráfico de contenedores se ha visto afectado por una desaceleración en la logística global y los recortes de capacidad en compañías de envío.

Estima que el tráfico de contenedores podría caer entre un 10% y un 15% en el segundo trimestre.

El mes pasado, China anunció que su reunión parlamentaria o Congreso Nacional del Pueblo abriría el 22 de mayo, cuando Beijing revela importantes objetivos económicos y sociales para el año.

"Creemos que Beijing probablemente reducirá sustancialmente su objetivo de crecimiento del PIB para 2020 debido al duro golpe del COVID-19 en China y la economía global", dijeron analistas de Nomura, y agregaron que esperan que el objetivo no sea superior al 3%.

"Creemos que no es realista que Beijing cumpla su promesa de duplicar el PIB real en la década de 2010-20, que requiere un crecimiento superior al 5,5% en 2020".

China también enfrenta una nueva presión en el frente comercial ya que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, amenaza con nuevos aranceles a Beijing en represalia por la pandemia.

Los analistas advirtieron que podrían pasar meses antes de que la economía china vuelva a la normalidad y esperan que Beijing desarrolle más estímulos, incluida una política fiscal más proactiva con una mayor tasa de déficit fiscal y una mayor emisión de bonos para respaldar el gasto en infraestructura.

También se espera más apoyo a la política monetaria. El banco central ha reducido las tasas de interés de referencia y las tasas de interés de las líneas de crédito clave para mantener la liquidez en el mercado interbancario.

Comentarios