¿Cómo fue el 2019 para Indonesia?

Jueves, 16/01/2020
Oxford Business Group

El presidente indonesio actual, Joko Widodo, ganó las elecciones del 17 de abril, derrotando al oponente Prabowo Subianto con el 55.5% de los votos y desde entonces el reeleco mandatario ha dado una serie de sañales para reactivar la economía de su país, como resume en un informe de Oxford Business Group.

Este reporte destaca que la campaña del presidente en ejercicio se centró en el desarrollo del capital humano y el despliegue de infraestructura a gran escala del país, así como en los esfuerzos para aumentar la inversión extranjera y diversificar la economía de la dependencia de los recursos naturales.

La victoria del presidente Widodo se produjo en medio de un entorno económico difícil a nivel mundial, con la guerra comercial entre Estados Unidos y China que condujo a una desaceleración en el comercio y la demanda en toda la región.

Las exportaciones indonesias cayeron un 7,8% interanual entre enero y finales de octubre, según las cifras de Statistics Indonesia, mientras que el FMI pronosticó que el déficit comercial de fin de año aumentaría del 0,4% del PIB al 4,6%.

Las preocupaciones sobre el comercio han afectado ligeramente al PIB. En octubre, el Ministerio de Finanzas, junto con el Banco de Indonesia (BI), el banco central, proyectó un crecimiento de fin de año de entre 5% y 5,1%, por debajo de las proyecciones gubernamentales de 5,2% y en el extremo inferior de 5-5,4% de BI. alcance objetivo.

Estas cifras se alinean ampliamente con los pronósticos de las instituciones internacionales. El FMI y el Banco Mundial redujeron sus pronósticos de crecimiento para 2019 del 5,2% al 5%, la tasa anual más baja desde 2016.

"Desde 2018, BI ha aplicado una combinación de políticas que condujo a una baja inflación y un tipo de cambio estable en 2019, y permitió un crecimiento económico continuo. Mantendremos estas políticas favorables para los negocios en 2020", dijo a OBG Perry Warjiyo, gobernador de BI.

A la luz de las perspectivas ligeramente apagadas, el país ha sido proactivo al tratar de estimular la actividad.

BI redujo las tasas de interés cuatro veces en cuatro meses consecutivos entre julio y octubre, bajando la tasa de referencia del 6% al 5% durante el período en un intento por estimular los préstamos y mejorar la liquidez.

Los recortes de tasas coinciden con planes más amplios para impulsar el crecimiento y la inversión a través de la expansión de zonas económicas especiales (ZEE), una prioridad clave para la administración.

En octubre, los funcionarios revelaron planes para simplificar los esquemas de exención de impuestos relacionados con las inversiones en ZEE. El gobierno espera construir sobre las 13 ZEE existentes mediante la inauguración de otras siete en 2020, que incluyen un parque digital en la isla de Batam y una zona centrada en la exportación para las industrias electrónica, automotriz y química en Java Central.

Las autoridades esperan atraer US$ 51.5 mil millones en inversiones en ZEE para 2030.

Las reformas adicionales incluyen una propuesta para reducir progresivamente la tasa de impuestos corporativos del 25% al ​​20%, a partir de 2021, y el presidente Widodo también ha destacado los planes para relajar la lista de inversiones negativas del país.

Otra prioridad para el gobierno ha sido el desarrollo de la economía digital de Indonesia, un sector con un potencial de crecimiento significativo.

Un aspecto central de esto fue el lanzamiento a mediados de octubre del proyecto de banda ancha Palapa Ring, una red de fibra óptica de $ 1.3 mil millones y 35,000 km diseñada para proporcionar servicios 4G a todo el archipiélago.

Además de las actualizaciones de infraestructura, varias empresas han invertido en el sector nacional de las TIC.

En julio se anunció que el gigante de inversiones japonés SoftBank, a través de la firma singapurense Grab, invertiría $ 2 mil millones en Indonesia durante los próximos cinco años para actualizar la infraestructura digital.

Los fondos se destinarán a crear una nueva red de transporte urbano respetuosa con el medio ambiente basada en vehículos eléctricos y mapeo geográfico, así como a expandir los servicios electrónicos de atención médica.

Mientras tanto, en septiembre, el operador japonés de telecomunicaciones NTT dio a conocer planes para invertir $ 500 millones en un nuevo centro de datos, el tercero de la compañía en el país.

Se espera que los avances en la tecnología digital tengan un efecto generalizado en toda la economía, beneficiando a sectores como la agricultura, la atención médica y la industria, siendo este último un enfoque principal de la estrategia del gobierno Making Indonesia 4.0.

“Para que Indonesia continúe su papel como un jugador importante en las industrias tecnológicas de Asia, debemos prestar atención a dos cosas. Primero, debemos tener la infraestructura para soportar el ecosistema digital, y segundo, debemos capacitar a nuestro talento de las TIC para que desempeñe un papel importante en la industria ", dijo a OBG Muhamad Fajrin, cofundador de la empresa local de comercio electrónico Bukalapak.

En 2019, el gobierno anunció planes para reubicar su ciudad capital de Yakarta a Kalimantan Oriental, ubicada en la isla de Borneo.

La nueva capital se ubicará entre la ciudad de Samarinda y la ciudad portuaria de Balikpapan, en lo que se considera una ubicación estratégica en el centro del archipiélago indonesio.

El gobierno dijo que la reubicación costaría aproximadamente $ 33 mil millones, para ser financiada por una combinación de inversión estatal y privada, y asociaciones público-privadas. La construcción podría comenzar ya en 2020, con la reubicación de los funcionarios públicos programada para comenzar en 2024.

Si bien la medida ayudará a estimular la actividad económica en Borneo escasamente poblada, también aliviará la presión sobre la capital existente, Yakarta. Con una población de alrededor de 10 m, muchas partes de la ciudad sufren hacinamiento y congestión, y también es susceptible a las inundaciones y al hundimiento debido al uso excesivo del agua subterránea.

Comentarios